Tomas Tranströmer.

El cielo a medio hacer

Tomas Tranströmer / Nórdica

2011/12/20

Por Luis Fernando Afanador.

De los libros del premio Nobel de Literatura que los distribuidores se apresuraron a traer este año, El cielo a medio hacer sin duda es el mejor. Por dos razones. La traducción de Mascaró es más elíptica, menos estilizada. Y la selección es la más completa: incluye tres nuevos libros muy importantes entre los que se destaca Visión de la memoria, un breve y sorprendente relato autobiográfico. Allí, Tranströmer nos revela cómo, gracias a su profesor de latín, encontró su estilo poético, caracterizado por un verso de medida clásica, a la manera de Horacio: “Ahora, el incandescente texto romano había sido bajado a tierra. Pero en el instante próximo, con la próxima estrofa, volvía Horacio en latín con la maravillosa precisión del verso. Este cambio entre lo decrépito y trivial hacia lo sublime y delicado, me enseñó muchas cosas. Eran las reglas de la poesía. A través de la forma (¡la Forma!) algo podía ser elevado. Las ruedas de la oruga habían desaparecido, las alas se abrieron”.

Si le interesa comprar este libro haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.