RevistaArcadia.com

Un paseo por la París de los años treinta

Hasta el 27 de marzo se presenta en el Astor Plaza la obra húngara París de Nuit, un homenaje a la capital francesa que reúne elementos del circo, del teatro físico y del jazz de la época.

2016/03/21

Por Revistaarcadia.com

Salir a la calle después de ver París de Nuit, la recreación de la vida nocturna de París de los años treinta que se presenta en esta edición del FITB, es salir con las manos rojas. Pues, a pesar de durar más de una hora, la obra, pero en especial la pura fiscalidad de los actores, sus maromas áreas y continuas contorsiones, hacen que no pasen ni cinco minutos entre una tanda de aplausos y otra. Así, por lo menos, pasó la noche del viernes 18 en el teatro Astor Plaza, donde la pieza dirigida por el húngaro Bence Vági se presentará hasta el domingo 27.

Mitad cabaret, mitad concurso de gimnasia olímpica, París de Nuit hace homenaje a la París retratada por el fotógrafo húngaro Brassai, a la Belle Époque de burdeles y de figuras como Picasso, Josephine Baker, Henry Miller, Modigliani, entre otros. Bence Vági, director de la obra, captura el ambiente con ayuda de la escenografía, en especial mediante la iluminación y un conjunto de espejos desvencijados, pero también a través de la vestimenta un tanto trajinada de los actores y una banda de jazz que, hacia al fondo del escenario, marca el paso de las acciones con la música de Péter Sárik, compositor de las piezas que acompañan al espectáculo.

A pesar de resultar un tanto predecible –al tratarse de un homenaje silencioso y con pocos riesgos– París de Nuit captura al espectador a partir de acrobacias. Los actores no solo se encaraman por todo el escenario con facilidad, sino que a varios metros de altura realizan complejas secuencias cuya ejecución parece jugar con los límites físicos del cuerpo humano. A punta de sogas, columpios y lámparas, y en alguna ocasión una enrome rueda, los personajes recrean elástica e sigilosamente historias románticas y en algunos casos humorísticas.

También llama la atención que la coproducción de Müpa Budapest y Recirquel Company Budapest habla de todo tipo de relaciones, sin distinción en la orientación sexual. En varias de las escenas el cortejo ocurre entre dos hombres o dos mujeres, si bien esos mismos personajes más adelante cambian sus papeles y buscan a una pareja del sexo opuesto.

París de Nuit funciona para una amplia gama de espectadores. Hay suficientes acrobacias y situaciones merecedoras de aplausos para satisfacer al curioso, pero también resulta interesante para el asiduo asistente de teatro, en particular la recreación, cargada de nostalgia, de una época hoy inexistente. 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com