Pierre Bourdieu.

Recordar a Pierre Bourdieu

Hace diez años murió el sociólogo francés Pierre Bourdieu, uno de los últimos grandes pensadores modernos. Para conmemorar su fallecimiento, varias instituciones académicas y culturales se han unido para realizar, del 14 al 16 de marzo, el coloquio ‘Pierre Bourdieu, diez años después’. Arcadia se suma a esta celebración, recordando la vida y la obra del intelectual cuyas teorías influyeron en todos los campos del pensamiento.

2012/03/13

Por Revistaarcadia.com

Sus alumnos cuentan que Bourdieu tenía una voz suave y tranquila. Era discreto, gentil y deferente, pero podía ser implacable a la hora de imponer su punto de vista. Nacido en Denguin (Francia) –el primero de agosto de 1930– Bourdieu fue uno de los últimos pensadores modernos. Fue sociólogo por excelencia –aunque sus bases se estructuraron sobre la etnología y la antropología–, y sus teorías lograron trascender esos campos de acción para extenderse al arte, la literatura, la educación, los medios de comunicación, el deporte, la economía y la política, entre otros. Aunque criticó a Sartre por su papel como intelectual total, irónicamente fue en eso en lo que se convirtió al final de su vida: un pensador absoluto, considerado Papa de la sociología.

Bourdieu empezó a elaborar una teoría después de haber prestado servicio militar en Argelia, en donde analizó las prácticas de las personas cuando interactúan con otros individuos en un campo determinado. En ese entonces, su trabajo contestó al estructuralismo, que estaba muy en boga en ese momento.

Luego, su atención se centró en una obra que tituló “La distinción”, en la que mostró cómo el gusto y el deseo son construcciones sociales que dependen de la clase a la que pertenece una persona. Es decir, quiso señalar que las prácticas del ser humano están condicionadas por el peso de la estructura social y, a partir de ahí, empezó a elaborar conceptos que lo llevarían a plantear, años más tarde, su teoría sobre la miseria del mundo, con la que pretendió explicar que hay un desajuste fundamental entre las ilusiones de una persona y las posibilidades que le da su clase social.

“Las personas quieren pagar un club en las Bahamas, pero ni siquiera tienen con qué pagar el tiquete de Transmilenio –explica Fabián Sanabria, director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia y exalumno de Bourdieu–. El intelectual estudió los desajustes que existen entre lo que el hombre quiere y lo que puede”.    

Así empezó una producción intelectual que llegaría a ser enorme. Fue admirablemente culto. Su teoría era moderna, pero siempre se nutrió de los clásicos: leyó a Marx junto con Weber, a Durkheim a la luz de Marx… Y de esta forma fue creando una obra tan contundente que se convirtió en el Papa de la sociología: “Ejercía autoridad, pero también excomulgaba a los herejes que no se ajustaban a esa manera única en la que él proponía que se hiciera sociología –cuenta Sanabria–. Por esta razón, fue muy criticado. Y, dada la importancia que adquirió con los años y a la manera avasalladora en que se extendió su obra, también fue envidiado por los intelectuales de su tiempo”.

Por esos días, la academia francesa era un campo de lucha, lleno de competidores, y él se destacaba sobre el resto. Era un excelente maestro, estaba seriamente comprometido con lo político y lo social –detestaba a los comunistas y a la extrema derecha–, era invitado por las universidades más prestigiosas del mundo, y permanecía en contacto con los más importantes intelectuales del momento.

El 23 de enero de 2002, a los 72 años, Bourdieu murió de cáncer. La academia sintió su fallecimiento, que significó la pérdida de uno de los últimos pensadores modernos. “Se han acabado los intelectuales como Derrida, Levi Strauss, Foucault y Bourdieu –asegura Sanabria–. Ahora tenemos los académicos investigadores, que desarrollan pequeños proyectos y publican en revistas indexadas, pero que no tienen la pretensión de un pensamiento total. Bourdieu fue erudición, cultura e, incluso, superación”. Su pensamiento aún tiene validez, diez años después de su muerte, por esta razón, celebrar su vida y su obra es relevante para las sociedades contemporáneas.

------

Aquí encontrará toda la información sobre el coloquio, que se realizará en la Universidad Militar del 14 al 16 de marzo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.