Proyecto arquitectónico que se inauguró en meses pasados en el campues de la universidad EAFIT.

Medellín, un laboratorio de innovación

A finales del 2015, la Universidad Eafit inauguró un proyecto de 4.807 metros cuadrados pensado desde la arquitectura-arte que pretende incentivar la creatividad, la tecnología y la sostenibilidad en la capital antioqueña. La construcción está en sintonía con una ciudad cada vez más interesante en términos arquitectónicos.

2016/01/26

Por Mónica Jaramillo Arias

Como describe Fabio Restrepo, magister en Historia y Teoría de la arquitectura, en un apartado del libro Centro Argos para la Innovación (Mesa Editores) “en toda arquitectura tiene lugar un encuentro insólito entre las artes y la técnica”. Ejemplo de ello es el más reciente proyecto de la Universidad EAFIT, un edificio de cinco pisos y 4.807 metros cuadrados de construcción en la ciudad de Medellín que tiene como propósito aportar al desarrollo de la tecnología y sostenibilidad de la ciudad. La iniciativa le apuesta a un nuevo modelo de gestión en donde diferentes actores del conocimiento como la academia, la sociedad y la industria se fusionan en pro de la creatividad.

El experimento arquitectónico de Lorenzo Castro está pensado para funcionar como un espacio en el que estudiantes, investigadores, académicos y trabajadores, entre otros, puedan buscar nuevas formas de socializar y crear. Por eso, nadie tiene oficinas fijas dentro de la zona, sino que todos pueden acceder libremente a cada uno de los recursos, espacios y equipos que brinda la institución. Además de eso, el centro de innovación cuenta con jardines, terrazas y fachadas que, según Castro, están inspiradas en el arte, la literatura y la fotografía. En este caso, en movimientos como el Pop art y el arte cinético, entre otros.

En términos de diseño y arquitectura Lorenzo rompe con las construcciones convencionales y en el Centro Argos para la Innovación, produce dos muros  gigantes pensados como obras de arte. Como objetos escultóricos que entran a hacer parte de un campus que está lleno de esculturas en medio de la reforestación.


Reproducción del libro Centro Argos para la Innovación

Como expresó en el libro Santiago Hoyos, Gerente de I+D, Argos, la principal expectativa con este piloto es que “representa la innovación de sistemas y materiales de construcción, así como el modelo de relacionamiento entre los actores del ecosistema de innovación”, y por eso espera que “se convierta en un frente de cultura empresarial”. Uno en el que la sostenibilidad ambiental, social y económica que propone esta construcción, se convierta en los tres pilares de las empresas del futuro.

La edificación que acoge el Centro Argos para la Innovación, ahonda en la multiplicidad de detalles, pero además, está ceñida a los parámetros de diseño y construcción Leed (Leadership in Energy and Environmental Design), que propone la construcción de edificios autosostenibles. Esto con el fin de aspirar a obtener una acreditación del Consejo de la Construcción Ecológica de Estados Unidos. “Es un edificio hecho para las personas, para ofrecer condiciones de trabajo que inspiren, que estimulen la creatividad y den acceso a recursos a la medida para la generación conjunta de la más humana de las actividades: el proceso de creación”, se explica en el libro.


Portada del libro Centro Argos para la Innovación y render del proyecto.

En este aspecto, Medellín es un caso singular. En los últimos años, tanto las empresas públicas como privadas de la ciudad, le han apostado a nuevas estrategias de construcción. Unas que tienden hacia la innovación y creación de proyectos distintos y ecoambientales, pero también al desarrollo comercial y cultural de la ciudad.

La reciente remodelación del Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM) es una prueba de lo anterior, una institución que hoy se sitúa como el más completo edificio para el arte en el país;  el Parque Biblioteca Parque España, El Orquideorama del Jardín Botánico, El Parque de los Piez Descalzos, y el centro de convenciones Plaza Mayor de Medellín son otros ejemplos. Construcciones que en su conjunto, "hacen parte de ese boom de experimentación en el que se embarcó la ciudad desde hace varios años", explica Restrepo.

Casos como el del Orqueorama de Medellín también son un ejemplo para él.  Un espacio en el que el arquitecto Mesa, busca decidir estructuras a partir de la morfología biológica. Formas inspiradas en el mundo animal y la naturaleza que se convierten en modulos organicos e innovadores para la sociedad, y que actualmente, es considerado como uno de los símbolos del proceso de renovación del Jardín Botánico y un referente arquitectónico de la transformación de la ciudad.

Como concluye Restrepo, estos nuevos experimentos de construcción demuestran una preocupación por la dimensión publica de la  sociedad. Los edificios ya no están pensados como "edificios privados" sino que tienen la intención de ser susceptibles de ser recorridos. Abierto para todos. "Que se pueda recorrer hasta sus ultimos rincones y yo creo que eso es lo fundamental".

*

El libro de 240 páginas que se terminó de imprimir en diciembre de 2015 en Bogotá, es una guía para entender y recorrer el Centro Argos para la Innovación. Una invitación a visitarlo y a descubrir las tecnologías que se esconden en su interior, como también a imaginar nuevos usos en el futuro.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com