RevistaArcadia.com

Habladurías mes de julio

Kevin Johansen, el Festival Internacional de Cine de Barichara y la obra de teatro El Rinoceronte, entre los eventos que dieron de qué hablar este mes.

2011/07/27

LA NADA DE JOHANSEN

Una vez más, el gran evento cultural del mes fue musical. El pasado 6 de julio se presentó en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, el argentino (aunque nacido en Alaska) Kevin Johansen con su banda The Nada, como parte de su gira “Vivo en Buenos Aires”. Aquello fue realmente increíble. Tras unos minutos de espera por un daño en la pantalla de video –una minucia, en realidad– salieron los integrantes de The Nada: siete músicos que se reparten guitarra, banjo, charango, batería, bajo, saxo, flauta y percusión. El número de instrumentos da una idea del talento interpretativo del grupo, que mezcla rock con ritmos latinoamericanos como la cumbia y el bolero. Johansen saludó y empezó con Road Movie una lista de casi 30 canciones que, en varias ocasiones, hizo que el público se levantara a bailar. Por cierto, no había una sola silla vacía en el teatro. Resulta difícil escoger la mejor canción del concierto: El palomo, Fantasmas de carnaval, Hindu blues, Oops!, Cumbiera intelectual, SOS. Tan Fashion, Sur o no Sur… para cada una Johansen tenía una historia. La sorpresa de la noche fue, sin duda, la presencia de Liniers, el gran dibujante argentino y amigo de la banda, que apareció vía Skype desde su casa en Buenos Aires. Mientras Johansen cantaba Daisy, Liniers dibujaba. Luego se puso a bailar y el público descubrió un televisor que estaba pasando el partido de Colombia contra Argentina. Al finalizar, por petición de los asistentes, The Nada salió tres veces más y hay quienes aseguran que luego del concierto los vieron tomándose algo en el bar Cok.

CINE EN SANTANDER

Terminó la primera versión del Festival Internacional de Cine de Barichara, en Santander, que se realizó del 30 al 3 de julio. Más de 4000 personas asistieron (muchos armaron sus carpas en las zonas de camping instaladas para la ocasión). Organizado por la Fundación Siembra Cine, el Ficba se creó como un espacio para los cerca de 400 estudiantes que cada semestre se gradúan de carreras audiovisuales en Santander. Y qué mejor forma de hacerlo que en la bonita población de Barichara, declarada patrimonio del país. Para ello se adecuaron dos salas de cine en las antiguas bodegas de Coltabaco, una sala de exposiciones, y un bar. Se presentaron 150 películas colombianas, 50 internacionales y dos series para internet. Además de la competencia hubo muestras de cine santandereano, cortos y cine y arquitectura. La inauguración corrió por cuenta del documental Beatriz González, ¿Por qué llora, si ya reí?, de Diego García. Un buen comienzo para el Ficba, único en su género en el oriente colombiano.

LA GRAN JUERGA

Para los que creen que el mundo cultural colombiano no se divierte: el pasado 21 de junio comenzó la celebración del cumpleaños sesenta del galerista Luis Ángel Parra –quien junto a su esposa María Eugenia Niño dirige la Galería Sextante y el Taller de arte Dos Gráfico en Bogotá–. La fiesta se extendió hasta el 27 de junio y tuvo más de 200 invitados: los amigos del colegio de Parra, sus compañeros de universidad y varias personalidades del arte que viajaron desde distintas partes del mundo. Entre otros, el editor alemán Gunnar Kaldeway, la pianista china Bun Ching Lam, la documentalista carioca Maia Pinapel, el gestor cultural madrileño Fernando Vicario, el artista plástico argentino Juan Lecuona, los poetas colombianos William Ospina, Juan Manuel Roca y Jota Mario Arbeláez y los embajadores de México y Gran Bretaña, Florencio Salazar y John Dew. La noche del 21, todos fueron a la Galería Café Libro a tomar mojitos y bailar al ritmo de tres orquestas. La idea era llevar una película –no pirata– para homenajear al cumpleañero. Al día siguiente hubo desayuno en la casa Parra&Niño y tarde libre. El jueves 23, el grupo, que en su mayoría ha colaborado con el taller y la galería, hizo un montaje de sus obras y almorzó ajiaco. El viernes hubo concierto de la pianista Bun Ching Lam. La celebración concluyó con ternera en Subachoque, el sábado, y cordero en Utica, el domingo. Luis Ángel terminó cansado, pero feliz y todavía está destapando las casi 250 películas que le regalaron.

EL RINOCERONTE DE IONESCO

El Teatro Nacional estrenó el pasado 6 de julio El rinoceronte, la obra de Eugéne Ionesco que es considerada una de las piezas fundamentales del teatro del absurdo. Dirigida por la suiza Isabelle Matter, de la compañía Des Hélices, con los actores Héctor Loboguerrero, Fabiana Medina y Jorge Rico, es la historia de una pequeña ciudad cuyos habitantes se convierten en rinocerontes, aquejados por la extraña enfermedad de la rinocerontitis. Con escenas que por momentos recuerdan a Kafka, la obra descubre una crítica social frente al conformismo de las sociedades modernas (solo Berenger, un borracho empedernido, se niega a la extraña metamorfosis). La puesta en escena es cuidadosa: cartones, cajas y archivos y títeres bellamente elaborados que van creciendo a medida que la obra avanza. Las funciones irán hasta el 6 de agosto.

EL FESTIVAL QUE SÍ VA

La noticia de que no habría Festival de Cine de Cali movilizó a los caleños. Después de presionar a través de Twitter y Facebook, la causa encontró a una inmejorable aliada: la ministra de Cultura, Mariana Garcés, quien en tiempo récord sacó plata de dónde no había e hizo las gestiones en la Alcaldía para reunir los 400 millones con los que se aseguró la tercera edición del Festival. Pero faltaba la confirmación que se dio en la rueda de prensa, el pasado 22 de junio en el Centro Cultural de Cali, en la que la ministra dijo que la ciudad no se podía quedar sin festival, así fuera en su versión ligera (no habrá competencia y el número de salas y la cantidad de películas en exhibición se reducirá drásticamente). “Cali no debe permitir que el festival se deje morir”, dijo la ministra. Allí también estuvieron el Secretario de Cultura, Carlos Alberto Rojas, y el alcalde Jorge Iván Ospina. Luis Ospina, director artístico del evento, no asistió. Dijo que estaba en un rodaje, pero es bien sabido que varias veces ha mencionado que el Festival no es suyo sino de los caleños. El Festival se realizará entre el 17 y el 20 de noviembre y contará con una muestra de cine africano.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.