Instalación. Aluminio, cartón y papel.

Cajas fucsia y Anexo 273, Juan Fernando Herrán

2014/01/24

Por Mariangela Méndez

La correspondencia de la obra de Juan Fernando Herrán con la realidad del país está presente desde sus primeros trabajos, pero tal vez Cajas fucsia –una torre de seis cajas de cartón apiladas una sobre otra, envueltas en papel de regalo fucsia con estrellas doradas–, de 1996, sea su obra más paradigmática en este sentido. Esta escultura es la imagen que produce Herrán cuando Colombia fue descertificada por el gobierno de Estados Unidos bajo la excusa de que el recién elegido presidente, Ernesto Samper Pizano, había recibido dinero del cartel de Cali para la campaña liberal. Las evidencias recolectadas por la Fiscalía General de la Nación obligaron a abrir la investigación conocida como El Proceso 8000 contra el propio Presidente quien, ante las acusaciones, se defendió diciendo: “Si entró dinero del narcotráfico en [mi] campaña presidencial, en todo caso fue a [mis] espaldas”.

La obra Cajas fucsia toma como punto de partida las declaraciones de los implicados en el proceso judicial. La noticia circuló en los medios sin ninguna imagen de los dineros del narcotráfico pero, según los testimonios verbales, esos dineros llegaron a la casa de Santiago Medina, tesorero de la campaña, en seis cajas de cartón envueltas en papel fucsia con estrellas brillantes. Las cajas tuvieron que ser cargadas entre dos personas debido a su peso y tamaño.

Fue la ausencia de imágenes lo que hizo que se hablara de “la supuesta entrega de dinero”. La obra de Herrán llenó ese vacío visual para que la memoria histórica del evento subsistiera más allá del carácter furtivo del suceso: “Con esta obra intento aportar una imagen que es histórica, porque todo gran acontecimiento se fija en la memoria colectiva e histórica gracias a las imágenes. Aporto algo que es inexistente basándome, dentro de lo posible, en los hechos”.

Herrán materializa un volumen imaginario, hace concreta una especulación, pone a circular la imagen de una densidad palpable que nos hace preguntarnos por cómo percibimos el relato de un hecho real. Cuando Herrán reconstruye las imágenes de un hecho histórico del que no hay registro, las preguntas que formula invocan una suerte de omisión, y subrayan la distancia inconmensurable que hay entre la prensa y el mundo dentro del cual opera el arte: Cajas fucsia y Anexo 273 (la fotografía que muestra las cajas dentro del baúl de un carro) son una acción directa sobre la realidad que reportan lo que nos hace falta; en estas obras las imágenes suman a la construcción de la historia del país mientras nos confrontan sobre todo aquello que nos hace conscientes de nuestra realidad.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.