BUSCAR:

Especial Independientes: los editores

.

El fenómeno del año

Por: Lina Vargas

Publicado el: 2012-12-19

Una de las conferencias de la pasada Feria del Libro de Guadalajara se llamó “¿Ardillas en tiempos de dinosaurios?” En la metáfora, los grandes grupos editoriales que durante años han dominado el mercado hispanoamericano son los dinosaurios y las ardillas son las editoriales independientes: pequeñas, rápidas y recursivas.

En Colombia no hay un conteo riguroso de las editoriales independientes a pesar de que algunas tienen casi veinte años de existencia. La nueva generación empezó, no obstante, a comienzos de este siglo, con la aparición de dos que hoy son consideradas pioneras: Tragaluz en Medellín y La Silueta en Bogotá. Si por algo se han caracterizado ambas es por el cuidado a la hora de diseñar. Nuevos papeles, juegos tipográficos, ilustraciones, tamaños y materiales distintos en las carátulas que, sin duda, abrieron el camino para las más recientes. Tragaluz y La Silueta también descubrieron un nuevo nicho de mercado, desapercibido en el país, y que hoy hace parte de los fondos editoriales de casi todos los independientes: la historieta, la novela gráfica y la ilustración. Juan Pablo Fajardo, editor de La Silueta, recuerda que el primer libro que publicaron fue una compilación del colectivo de grafiti bogotano Excusado. En el lanzamiento, con fiesta de hip-hop incluida, se vendieron doscientos libros.

Fajardo y su socio, Andrés Fresneda, estudiaron arte, una característica que comparte la mayoría de los nuevos editores independientes. Ser artista es, por supuesto, muy difícil. Las opciones suelen restringirse a buscar apoyo estatal, abrirse paso en el hermético mercado del arte o ser profesor. La alternativa que Fajardo y Fresneda encontraron fue dedicarse a las publicaciones. “Vamos a hacer los libros que siempre quisimos ver”, propuso Fajardo. Y uno de ellos fue Virus tropical, la historieta autobiográfica de la artista Powerpaola que hoy alcanza los dos mil ejemplares vendidos.

Algo similar les ocurrió a Kevin Simón Mancera y Andrea Triana de Jardín Publicaciones. Mancera es artista y trabaja con la galería Nueveochenta de Bogotá, pero siempre le ha gustado el mundo editorial. Junto a su esposa, Andrea Triana, fundaron Jardín en el 2010. Mancera tiene una trajinada maleta café –acaban de llegar de una feria de publicaciones independientes en Puerto Colombia– de la que saca sus libros. Hay un fanzine de carátula rosada con la cara de un gato negro que se llama Jardín No. 1. Fue su primer libro y para hacerlo invitaron a amigos artistas a que enviaran sus dibujos. Imprimieron cuatrocientos ejemplares que guardaron en el clóset de la casa mientras se vendían. Luego vinieron Positive Pain y Cuero de culebra, dos libros tan delicadamente sencillos como el último, La felicidad, una recopilación de los dibujos que Mancera hizo durante sus viajes por Latinoamérica en busca de lugares con el nombre de La felicidad.

En la parte de atrás de la sala hay un computador Mac donde Triana, publicista de profesión, ha hecho todos los libros. “Nos gusta que cada libro tenga su detallito y en cada publicación nos inventamos algo nuevo –dice Triana–. Por ejemplo, cuando hicimos el fanzine Hogar dulce hogar no sabíamos que el pergamino que usamos en la carátula no absorbía la tinta”. ¿Por qué dejó la publicidad? Triana responde lo mismo que muchos otros independientes: “Porque estaba en el lugar equivocado”.

John Naranjo fue empleado durante más de quince años. En el 2010 le dijo a su esposa, la fotógrafa Carolina Rey: “Vamos a hacer lo que sabemos hacer y lo que hemos hecho toda la vida para clientes, pero con nuestro propio sello”. Naranjo sabía que la independencia de su editorial, Rey Naranjo, estaba en tres cosas: en la economía, en el cuidado con el diseño y en los nichos de mercado. Entonces se acordó de Ricardo Soca, un periodista uruguayo que tenía un blog sobre la etimología de las palabras y que autoeditaba su libro La fascinante historia de las palabras. Naranjo habló con Soca, compró los derechos para Colombia y publicó una edición bellísima que vendió mil ejemplares en dos meses y ya va por la quinta reimpresión. Naranjo hace cuentas: en el 2010, de cien pesos que vendió Rey Naranjo, treinta fueron por los libros y setenta por otros proyectos de diseño; en el 2011 fueron cuarenta y para el 2012 esperan llegar a la mitad.

El éxito de La fascinante historia de las palabras y Virus tropical fue el antecedente para lograr que uno de los libros del 2012 en Colombia –tanto en crítica como en ventas– sea Memoria por correspondencia de Emma Reyes, publicado por Laguna Libros. “El libro llegó a nosotros por medio de la Fundación Arte Vivo Otero Herrera que lleva años investigando la vida de Emma y de otros artistas colombianos y latinoamericanos”, dice Felipe González, artista y fundador de Laguna. Las desgarradoras cartas que envió la artista colombiana Emma Reyes a su amigo Germán Arciniegas por más de treinta años y en las que relata su cruel infancia a comienzos del siglo XX en Bogotá, tuvieron un tiraje inicial de mil ejemplares. La segunda edición fue de dos mil y hoy hay cinco mil libros en circulación. ?González dice que uno de los intereses de Laguna ha sido la búsqueda de cosas que salieron del mercado y en ese sentido, aunque sin perder de vista el tema gráfico, Laguna es una de las editoriales que más se ha acercado a lo literario junto a Ediciones El Peregrino. Fundada por los escritores Juan David Correa y Álvaro Robledo, El Peregrino se especializa en ensayo, narrativa, poesía y no ficción y acaba de lanzar la segunda entrega de su colección Inmigrantes, en la que varios autores relatan la experiencia de haber vivido en otra ciudad.

Robot, por su parte, es la primera editorial colombiana especializada en cómic. Fue creada en el 2003 en Medellín por un grupo de historietistas que publicaban fanzines a bajo costo y una gacetilla mensual. En el 2010, Daniel Jiménez, que venía de hacer la revista de cómic Larva en Armenia y de crear el Festival de Cómic Entreviñetas, les propuso a los historietistas Trucha Frita, Joni b y Pablo Guerra darle más fuerza a Robot, que lanzó sus primeros títulos el año pasado en la Feria del Libro de Bogotá. Sin duda, el trabajo que ha hecho Robot –además de las publicaciones, realiza clubes de lectores de cómic con la red de Bibliotecas del Banco de la República– sirvió para que hace unas semanas la Corte Constitucional aprobara la modificación a la Ley del Libro para que el cómic reciba exenciones tributarias como el resto de libros, revistas y periódicos en Colombia.

La palabra que define a los editores independientes es hacer
. Hay una continua búsqueda de temas nuevos y formatos originales, lo que Natalia Mantilla, de La Huerta Editorial y revista El elocuente, atribuye a una necesidad de tener cosas únicas y con personalidad. Iniciar un proyecto editorial independiente ronda los siete millones de pesos y el margen de ganancias está entre el cuatro y el cinco por ciento. Además de sus páginas web, los sitios clave para conocer sus publicaciones son las librerías La Madriguera del Conejo y Casa Tomada en Bogotá y Palinuro en Medellín, que más que vender libros se han vuelto epicentros de la escena editorial.

Emma Reyes en e-book Andrés Franco Hernache*

Tras el éxito de ventas de Memoria por correspondencia de Emma Reyes, Laguna Libros preparó una edición electrónica, con ayuda de la también independiente y digital eLibros, que entró a la tienda de Kindle de Amazon y en cuestión de un mes ya tenía cerca de treinta descargas (con compras no solo colombianas sino de Chile, Estados Unidos y Europa). Al tiempo, el libro entró en la recién abierta para Latinoamérica iBookStore de Apple y en cuestión de días ya estaba de primera en la listas de los más vendidos (superando a la inmortal Cien años de soledad y a la autobiografía del expresidente Álvaro Uribe Vélez). Ya no solo se puede hablar del nacimiento y consolidación de las editoriales independientes en Colombia, sino del nacimiento del mercado del libro electrónico de la mano de ellas. La versión electrónica de Memoria por correspondencia, que se puede conseguir en la Kindle Store o en iBookStore por $8.99 dórales (cerca de $16.000 pesos), es la segunda edición del libro y viene con una corta pero emotiva introducción de Piedad Bonnet. En ella la poeta y narradora colombiana resalta la calidad literaria de esta novela epistolar. Tal como en su versión física, el libro combina el texto con los dibujos de la artista. Acá mucho más claros, facsimilares de los cuadernos donde Reyes los dibujó.

*Lea el reportaje completo acá.


¿Dónde encontrarlos?

» Jardín
www.jardinpublicaciones.com

» Laguna
www.lagunalibros.com

» La Silueta
www.lasilueta.com

» El Peregrino
www.elperegrinoediciones.com

» Tragaluz
www.tragaluzeditores.com

» Robot
www.robotcomics.blogspot.com

» Rey Naranjo
www.reynaranjo.net

» Destiempo
www.destiempolibros.com

» Caín Press
www.cainpress.com

» Matera
www.revistamatera.blogspot.com

» Emergencia
www.emergenciaemergenciaemergencia.com

» La Valija de Fuego
www.librerialavalijadefuego.blogspot.com

» La Madriguera del Conejo
www.lamadrigueradelconejo.com

» Tyranus Melancholicus
www.tyrannustaller.tumblr.com