Juan José Daza, director de Buscalibre en Colombia. Foto: Guillermo Torres.

“Somos muy parecidos a Amazon”

Con un catálogo de 12 millones de títulos, ya se posicionó en el país la plataforma de venta de libros por internet más importante de Chile. Arcadia habló con Juan José Daza, su director en Colombia.

2016/01/21

Por Christopher Tibble

¿Qué es Buscalibre?

Es una plataforma por internet que ofrece diferentes productos, pero el más importante es el libro. Tenemos el catálogo más grande de Latinoamérica, con 12 millones de títulos. Estamos en Chile, nuestra casa matriz, pero también en México, España y Estados Unidos. De esos países vienen el 90% de los libros que se venden en Colombia. Adicionalmente, manejamos una plataforma rápida y confiable que nos permite llegar a muchas personas a nivel latinoamericano. En Colombia estamos hace poco más de un año y queremos llegar a la mayor cantidad de personas posibles.

Nuestra ventaja es que hay muchos títulos en nuestro catálogo que no se consiguen en las principales librerías de Colombia. Cómo la mayoría se imprimen en México y España, y allá tenemos oficinas, los podemos conseguir rápido.

Una de las grandes críticas que existen en el país es el alto precio de los libros. ¿Cuánto cuesta en promedio un libro en Buscalibre?

Hay libros de todo tipo. Hay libros académicos que pueden costar un millón de pesos, como los tomos médicos en ingles de 2.000 páginas. Pero hay libros de lectura cotidiana que pueden costar 30, 40 o 50 mil. Esos son libros como novelas y crónicas, que en muchos casos no están en Colombia.

Ustedes afirman que cada vez venden más libros impresos, un hecho curioso en una época que presuntamente favorece el lado digital del espectro. ¿Cómo se explica ese fenómeno?

En el sector hubo un temor hace 5 o 6 años con la entrada de todas las herramientas tecnológicas que se decían iban a reemplazar al libro físico. Pero en los últimos dos años se ha visto que eso ya está desvirtuado. Las personas sí siguen buscando el libro físico y se siguen enamorando de leer un libro impreso, no solo por su contenido, sino por el manejo del libro como tal. En Colombia, las estadísticas dicen que en promedio se leen alrededor de 2 libros por año. Es un promedio muy bajo comparado a otros países, pero va en ascenso. Años atrás, el colombiano no llegaba al libro y medio. Esto se debe en gran parte al trabajo del Ministerio de Cultura y el de Educación, que han invertido dinero para promocionar la lectura.

¿Tienen librerías físicas o solo trabajan  por internet?

Solo trabajamos por internet. Ese es nuestro modelo de negocio. En esta época la disminución de costos es muy importante y manejar todo virtualmente nos permite traspasar ese costo bajo al cliente final para que pueda comprar libros a buenos precios.

Existe el tema de la difícil consecución de libros, ¿ustedes operan en todo el país?

Sí. La consecución no es fácil. Hay muchos libros que no llegan a Colombia o llegan en muy pocas unidades. Con Buscalibre estamos buscando cerrar esa brecha. Para conseguir un libro simplemente se entra a la página y se escribe su título. Lo que nos permite la tecnología es llegar a sitios donde es muy difícil que haya una librería física, o que tenga un gran impacto. Nosotros llegamos a pueblos donde ni siquiera hay librerías. Eso automáticamente aumenta el nivel de lectura.

En Colombia hay poco más de 500 puntos de venta de libros, incluidas las papelerías. ¿Ustedes trabajan de la mano de las librerías o las editoriales?

Trabajamos con editoriales como Planeta, Penguin, Océano, Urano, Ediciones B y editoriales académicas como Siglo del Hombre. Estamos en contacto con más de 30 editoriales y distribuidores a nivel local. Ahí hay una masa muy importante, pero sigue siendo poca comparada a la oferta que tenemos de libros procedentes de otros países.

¿Y con las librerías trabajan?

No. En este momento somos la competencia de ellos. Las librerías se han preocupado por  tener ventas virtuales, como es el caso de la Librería Nacional y de la Panamericana. Eso es bueno porque reactiva el sector y da facilidades a la gente. Y también es bueno porque nuestro objetivo último es que cada vez haya más lectores.

¿Cuánto han vendido en Colombia?

En el primer año, vendimos cerca de un millón de dólares, el ochenta por ciento en libros. En cuanto a unidades, vendimos como unos cien mil libros.

¿Cuál es la historia de Buscalibre?

Buscalibre fue creado en Chile hace siete años por dos muchachos que estaban en la universidad. Nació con el nombre de Buscalibros, de la necesidad de crear una red de intercambios y trueques entre los estudiantes de la universidad. Ellos montaron esta página y a medida que empezaron a crecer se les acercaron editoriales y distribuidores. Se amplió entonces el espectro a México y España. A partir de ahí se dieron cuenta que podían comerciar otros productos y el nombre pasó a ser Buscalibre.

Si mirara la evolución en ventas en los países donde ustedes operan, ¿a qué conclusiones se puede llegar sobre la compra y venta de libros impresos?

La compra ha incrementado. En Chile, por ejemplo, se lee tres veces más que en Colombia. Allá el incremento en ventas de libros es de un 30 o 35 por ciento anual dentro de Buscalibre. En el mercado chileno estamos posicionados como la segunda librería que más vende libros en el país. Esa es nuestra meta acá en Colombia, estar entre los tres primeros en unos dos años.

¿Qué los diferencia de Amazon?

Hay muchas similitudes. De hecho, la empresa ha tenido una muy buena relación con la junta de Amazon y nos han asesorado en muchos procesos. Nuestro gerente de operaciones viene de allá. Son más las similitudes que las diferencias. Pero una diferencial clave es que nosotros estamos en Colombia, Amazon no. Hacer un proceso de compra en Amazon significa algunos sobrecostos, mientras que nosotros hacemos todo internamente. Para el lector colombiano hay mejores alternativas de precio en Buscalibre que en Amazon.

¿Y qué pasa cuando Amazon llegue al país?

De hecho, en México ya pasó y hemos logrado tener tal reconocimiento que por ahora no nos ha golpeado. Tenemos niveles de servicios muy buenos y la verdad no le tenemos miedo a su llegada. Eso va a pasar. Es un hecho. La gran pregunta es cuándo y cómo. Amazon también toca puertas de empresas que ya están en las regiones para absorberlas. Por ahora, nos preocupamos en mejorar nuestro servicio.

¿Por qué están hablando con los medios ahorita, si llegaron al país hace más de un año?

Buscalibre es una empresa con un capital no muy grande, esa es la verdad. Arrancar en un país nuevo siempre es un proceso costoso, y por eso se ha venido haciendo de manera muy lenta. Pero hoy en día estamos muy bien estructurados y también con reconocimiento. Tenemos clientes que nos compran masivamente, como bibliotecas de universidades o la Luis Ángel Arango.

¿Cuánto se demora un libro en llegar a la casa?

Si el libro está en Colombia, en las ciudades se demora de dos a tres días, pero si hablamos de un lugar como San Andrés, se demora unos 4. Si el libro viene de otro país, como España, puede demorar entre 7 y 8 días hábiles.

¿Qué han aprendido de los hábitos de lectura de los colombianos?

Los libros que más se venden en Colombia son de literatura juvenil e infantil, ese es un rubro muy importante. También las novelas nunca pasan de moda. Los libros académicos son importantes, pero hemos encontrado que se buscan debido a que las universidades y colegios los exigen, y no tanto por iniciativa propia.

Mirando a 2016, ¿cómo ven el futuro del libro impreso?

La vemos muy bien. Creemos que nuestras ventas van a incrementar un cincuenta por ciento en comparación al año pasado. A pesar del incremento del dólar, la gente cada vez está más encarretada con el tema de leer libros y cada vez se publican más libros. Las proyecciones para Colombia es que pronto se superara la barrera de los dos libros por año, y precisamente para eso también está Buscalibre, para facilitar el proceso.

¿Por qué le sigue llamando la atención el libro impreso a la gente?

El libro impreso tiene una sensación de lectura diferente a una tableta. Yo pienso que a las personas les gusta sentir esa sensación de hojear. Pero al mismo tiempo pienso que el libro permite que la gente descanse de la rutina diaria del smartphone y del computador. Si llego a mi casa a leer con los mismos dispositivos que usé todo el día, me canso más. El libro permite balancear el exceso tecnológico.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación