RevistaArcadia.com

Fotografía

Los mejores libros del 2012

2012/12/18

Por Arcadia

Violentología, un manual del conflicto colombiano, Stephen Ferry (Ícono)

Violentología es acaso la obra de no ficción más sesudamente concebida y mejor realizada de este 2012. Es un libro a la vez voluminoso y ligero. Imponente pero no aparatoso. Es de gran formato, apaisado, pero no tiene tapa dura. Eso lo hace flexible y le otorga una cierta modestia premeditada al objeto. Está impreso en tinta de soya y encuadernado a mano. Pocas veces el diseño del objeto tiene tanta coherencia con su contenido. Por varias razones. La más importante es que el tomo, en sí, es un acto de protesta: una experiencia táctil y visual dirigida a contradecir a quienes se empeñan en declarar el fin del papel impreso. Según Ferry, la ventaja de su libro es que no se puede apagar apretando un botón. Y tiene razón. Abrirlo es establecer un compromiso, en primer lugar, con veinticuatro folios de papel bulky, armados en más de ciento ochenta páginas, cada una del tamaño de un periódico tabloide e impresa durante cinco días y bajo estricta supervisión. Es difícil abandonar el libro: no solo por el vínculo material que genera, sino por la historia que revela. Que es la historia de Colombia y, a la vez, el testimonio de un periodista extranjero enamorado de un país invariable, sangriento e injusto. Ferry descubrió su obsesión por los conflictos sociales y por la historia en Estados Unidos, su país natal, cuando vivió las protestas contra la Guerra de Vietnam. Tras el ataque del 11 de septiembre del 2001 contra las Torres Gemelas, del que fue testigo y fotógrafo, decidió radicarse en Colombia, y buscando la guerra contra las drogas, halló una batalla más antigua, más profunda. Armado de su cámara, a bordo de un helicóptero Blackhawk, u oculto en la Comuna 13 de Medellín, o entre los escombros del Club El Nogal de Bogotá, o metido entre un tren carbonero como testigo de la protesta de un grupo de mamos, o encerrado en un cuarto con Mancuso y en otro con la cúpula de las Farc, registró nuestra guerra con miles de extraordinarias y sutiles fotografías, publicadas en medios como National Geographic, The New York Times y The New Yorker. Para Ferry, una buena foto parece ser un recuerdo colectivo, y un buen reportero gráfico, quien entiende que las emociones son una constante histórica, social y política. Ferry es uno de los pocos realmente capaces de capturarlas con una cámara.

                                                              

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.