'Diario del conflicto' Jorge Cardona. Debate / Universidad de los Andes

Guerra, paz y secuestros

Este libro no es un diario del conflicto, como sugiere su título; se trata, más bien, de buena parte de su explicación.

2014/04/22

Por Camilo Jiménez Santofimio*

Este libro merece otro título. Pues no se trata del diario del conflicto armado colombiano, sino de buena parte de su explicación. Es una pieza de evidencia que ilumina la historia de los pasados veinte años en Colombia y que, compuesta de exhaustivas y por momentos áridas enumeraciones, muestra cómo el secuestro invadió el espíritu del país, cómo lo corroyó y cómo obligó a la sociedad a transformarse para evitar la eterna ignominia.

El periodista Jorge Cardona, editor general del diario El Espectador, llama al secuestro “una plaga”. Y lo hace con sorna en los primeros párrafos del libro, tomándose así una libertad de la que sistemáticamente se priva en las 320 páginas restantes: la de comentar. Esto último le da al tomo su valor. Pues investigado con rigor y redactado en un estilo noticioso, cuidadosamente adjetivado, es efectivo al relatar, uno por uno, los eventos que conforman historia del uso de esa “arma política” con el paradójico fin de encontrar la paz.

Arranca con la toma de la base de Las Delicias, en Putumayo, el 30 de agosto de 1996, el día, según Cardona, en que “comenzó para Colombia la larga y accidentada historia, en la que la sociedad vivió condicionada a sufrir un cautiverio”. Y termina en 2012, cuando el presidente Santos hizo públicos los actuales diálogos de paz con las Farc en La Habana. El relato es lineal y carece de ambiciones dramáticas y estilísticas, lo cual refleja la modestia de uno de los periodistas más experimentados del país. La lectura, sin embargo, termina por hacerse monótona y, al final, incluso desconcertante. Una voz autorizada como la de Cardona habría podido (y quizá debido) dar un testimonio en primera persona, en especial al dedicar tantas líneas al papel de los periodistas en la historia del secuestro.

En su conjunto, sin embargo, el libro es importante. No solo por cumplir la tarea de reproducir los cientos de episodios que entre 1996 y 2012 estremecieron al país y que así se fijaron en la memoria colectiva de varias generaciones. Sino también, y sobre todo, por la capacidad de presentar eventos tan diversos a través de una sola y estimulante visión. Sin los efectos que tuvo el secuestro (“un verdadero calvario con breves momentos de gozo”) sobre la sociedad hoy no sería posible negociar la paz y mucho menos pensar en un postconflicto. El secuestro cambió las reglas de la guerra y, así, cambió también el rumbo de la historia.

 

* Editor de Enfoque y Reportajes Semana

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación