Grandes reportajes, grandes reporteros

Arcadia recomienda siete libros de periodismo que ampliarán el conocimiento de cualquier aficionado.

2015/04/17

CRONISTAS EN CIERNES
Mateo Navia Hoyos

Aprendiz de cronista. Periodismo narrativo universitario en Colombia 1999-2013, es una selección de 66 crónicas publicadas por estudiantes de periodismo y comunicación social en veinte periódicos universitarios de Colombia, realizada por el periodista, profesor e investigador Carlos Mario Correa Soto. En dichas crónicas pueden encontrarse, afirma el investigador en el estudio preliminar, trabajos “frescos, dinámicos, de calidad literaria, con investigación y denuncias contundentes, casi siempre en un tono de voz más alto que el común de los medios tradicionales y con la vehemencia que es propia de las ganas y el entusiasmo de los jóvenes periodistas en formación”.

Para la elaboración del libro, Correa retomó lo planteado por el reconocido editor estadounidense Joseph Pulitzer a comienzos del siglo XX: asumir los periódicos universitarios como laboratorios de práctica, donde los estudiantes pudieran aprender a editar, reportear, criticar, corregir y diagramar, antes de trabajar como periodistas profesionales.

Las temáticas de las crónicas compiladas son disímiles y probablemente de interés para un público heterogéneo. Sucesos violentos y pacíficos, oficios y rebusques, lugares, memorias y testimonios, anécdotas, perfiles, proyectos sociales, géneros y grupos musicales, personajes famosos, célebres y anónimos, aparecen por las páginas de este libro en el que aprendices de cronistas aprenden periodismo haciendo periodismo, logrando atrapar historias que el tiempo pretendía devorar.

Asumiendo la crónica y el reportaje como protagonistas, para Correa, el periodismo universitario “es muy valioso porque se ha tomado el trabajo de llenar vacíos emocionales, sociales, culturales y de conocimiento que la sociedad no tiene a la luz de los periódicos comerciales e industriales”, como le respondió a Danielle Navarro, periodista de Nexos, el periódico estudiantil de la Universidad EAFIT de Medellín.

Aprendiz de cronista
Carlos Mario Correa Soto
Fondo Editorial Universidad EAFIT


CRÓNICA ROJA
Mauricio Sáenz

Visto en retrospectiva, el dominio de la Unión Soviética sobre la Europa oriental podría parecer una anomalía histórica del siglo xx. Sin embargo, en los primeros años de la Guerra Fría, la Unión Soviética parecía indestructible. De hecho, el comunismo que pregonaba aun era, visto como una esperanza para millones, y las élites intelectuales de muchos países todavía idealizaban esa sociedad utópica.

Pero los nubarrones que ya habían oscurecido ese sueño con protestas en Alemania Oriental y Polonia se convirtieron en tormenta en Hungría. Corría 1956 y Nikita Khruschev, el nuevo jefe del Kremlin, acababa de pronunciar su “discurso secreto” en el que denunció la dictadura de Stalin ante el Congreso del Partido Comunista. Como consecuencia, había sido rehabilitada la figura del dirigente húngaro Laszlo Rajk, fusilado años atrás en una purga. El 29 de octubre una multitud de 200.000 personas se reunió en Budapest para homenajear su memoria, pero pronto la situación se salió de las manos. La policía secreta del régimen disparó a discreción, murieron decenas de personas y estalló la revuelta.

El Partido, en medio de la crisis, nombró primer ministro al reformista Imre Nagy. Los húngaros querían recuperar su soberanía, y por unos días parecieron lograrlo. En efecto, los soviéticos abandonaron Budapest, pero la felicidad duraría poco: regresaron días más tarde con órdenes estrictas de aplastar la rebelión, no fuera que se extendiera por los países “hermanos”. Y efectivamente lo hicieron con un saldo de más de 2.000 muertos, incluido el propio Nagy.

El periodista italiano Indro Montanelli llegó a la ciudad justo en los días de triunfo, enviado por el Corriere della Sera, y produjo en las semanas siguientes la veintena de artículos que componen La sublime locura de la revolución, este volumen compilado por la editorial Gallo Negro. Se trata de una extraordinaria lección de periodismo, no solo por la altura y la honestidad de los textos, sino por la claridad con la que pudo entrever que la utopía totalitaria estaba destinada a derrumbarse, lo que solo vino a ocurrir 33 años más tarde.

La sublime locura de la revolución
Indro Montanelli
Gallo Negro


EL INDIVIDUO, ESE MISTERIOSO CASO
Juan Carlos Garay

En enero de 2012, la revista National Geographic publicó un artículo de Peter Miller sobre lo mucho que llegan a parecerse los hermanos gemelos. Citando el caso de un par de hermanos separados al nacer y reunidos después de 39 años, Miller destacaba que medían lo mismo, pesaban lo mismo y tenían el mismo gusto a la hora de elegir una marca de cerveza y de cigarrillos. Curioso. Pero como padre de mellizos interesado en este tipo de artículos debo mencionar esto: lo sorprendente no es lo mucho que se parecen, sino lo mucho que llegan a diferenciarse, siendo tan parecidos.

Ahí es donde Rich Harris acierta con este libro. Los casos de gemelos son un importante punto de partida para llegar, en un entorno global, a una parte de nuestra naturaleza: en algún momento de nuestra evolución dejamos de ser manada para diferenciarnos. “Los humanos están obsesionados con los individuos”, dice en el primer capítulo y cita a Plinio en esa famosa reflexión de su Historia natural respecto a los diez partes de la cara y sus más de mil variaciones.

¿Qué nos hace lo que somos? Las dos respuestas clásicas tienen qué ver con la genética y la crianza, lo que viene por sangre y lo que nos recibe en el hogar. Pero la autora quiere desmontar esas premisas, una vez más, los casos de gemelos que crecieron juntos y desarrollan personalidades distintas, subraya el misterio. Y de hecho, la redacción del libro se parece muchas veces a la de una novela de misterio. Rich Harris confiesa su pasión por las novelas de Sue Grafton y ha desarrollado una técnica que se parece más a una sucesión de conjeturas detectivescas que a un método científico.

Esa opción de estilo, sumado al éxito en ventas de su libro anterior, le ha valido el desprecio de un sector de la Asociación Americana de Psicología. Pero como esta no es una reseña académica, dejémosle ese debate a ellos. Valga decir que si la premisa de este libro le atrae, encontrará su desarrollo ameno, instructivo y sembrado de sorpresas… sí, como una novela de Sue Grafton.

No hay dos iguales
Judith Rich Harris
Funambulista


ATRAPADOS EN EL HIELO
Alejandro Pérez

El libro, físicamente, es hermoso, y denuncia el estilo y el tono de un relato tan épico como desconocido. La imagen de un bote inclinado, a muy poco de hundirse en un mar de gris y blanco, lanza al lector a una aventura de otros tiempos. Épocas a comienzos del siglo xx, en las que los hombres parecían más fuertes –desprovistos de tanta tecnología– y venían con el microchip de la demencia aventurera y la intuición.

No es una historia de triunfo convencional, la de Shackleton, el hombre que en 1914 se planteó cruzar la Antártida a través del Polo sur antes que nadie y armó una expedición de 27 hombres y muchos perros ‘husky’ para lograrlo. El británico jamás pisó el Polo sur en ese intento, pero desafió temperaturas descomunales y condiciones imposibles con la lucidez pragmática que la situación le exigió. Todo para sobrevivir y contarlo.

Conocemos a los tripulantes en el momento final del bote, cuando se sabe que no tiene cómo seguir su curso. Apretujada entre enormes bloques de hielo, la embarcación expulsa hasta el último tripulante, incluido un polizón. Desde ese comienzo, el blanco es personaje, el crujir de la madera atenazada por el hielo es más que ambiente, el entorno es avasallador.

El marco totalmente gélido, de 35 grados bajo cero en un día bonito, y la persistencia humana como personaje, recuerdan a epopeyas contemporáneas como ¡Viven!, el relato de 1974 sobre el equipo de rugby uruguayo que se accidentó en los Andes y llevó al límite a los sobrevivientes del accidente. En Endurance destaca la osadía humana frente a los cálculos fallidos. Mientras la Primera Guerra Mundial estallaba en Europa, en el extremo sur se luchaba contra los elementos.

En el caso de Shackleton, el factor peligro fue premeditado. Así operaban los aventureros, contra las probabilidades. La magia radicaba en montar las expediciones y probar que los no creyentes estaban equivocados, así costara la muerte. También, claro, se pretendía enaltecer a la humanidad y expandir sus fronteras. Y sin querer queriendo, se sobrevivía.

Alfred Lansing, periodista y escritor, compiló los diarios de viaje de los expedicionarios y en 1959 publicó su obra en inglés. Casi 57 años después, los hispanoparlantes tienen la oportunidad de sumirse en la angustia de sobrevivir contra la marea de hielo, contra el hambre, el frío. Un relato de fácil lectura basado en los diarios de los navegantes, resulta obligado para los amantes de la literatura de no ficción, que bajo nuestros estándares actuales, la supera.

Endurance: la prisión blanca
Alfred Lansing
Capitán Swing


SIETE VECES GRAVES

Este pequeño ejemplar, de apenas 106 páginas, consiste de siete testimonios de escritores que durante el siglo xx buscaron, a veces sin saber por qué, al delgado y taciturno autor de La diosa blanca y Yo, Claudio. Así, Virginia Woolf describe en su diario su primer encuentro con él y Jorge Luis Borges narra su visita, en 1981, a Deyá, el pueblo mallorquín donde Graves vivió durante más de seis décadas. El libro contiene, además, una serie de fotos que dejan entrever la cotidianidad del británico en Mallorca.

Conversaciones con Robert Graves: con los pies en el aire
Autores varios
Confluencias




UN SONIDO CASI COLOMBIANO

Sin duda, uno de los sonidos característicos del siglo xx en América Latina fue el tango, el cual llegó de forma misteriosa y temprana a Colombia. Este ensayo recorre, a modo de crónica, la historia de este género en el país. Además, analiza las distintas condiciones sociales y económicas en las que se instauró en la sociedad colombiana, y recopila fotos, canciones y nombres de quienes sobresalieron interpretando esta música en los inicios del siglo pasado.

La temprana presencia del género tango en Colombia: 1908-1935
Alberto Echeverri-Arias
Cantarrana Editores





SIN JUICIOS MORALES
Jorge Cote

Reconocer que los criminales son actores centrales en la construcción de la política y la sociedad de un país y no una anomalía casual es doloroso. Pero más temprano que tarde habrá que empezar a hacerlo. Es la historia que nos tocó”. Esta es, quizás, la dura y estremecedora enseñanza que nos deja el politólogo cartagenero Gustavo Duncan en su libro Más que plata o plomo, producto de su tesis doctoral en ciencias políticas.

Duncan logra salirse de las explicaciones clásicas, y en muchos casos moralistas, que señalan al narcotráfico como una actividad criminal que solo causa violencia en las sociedades donde se instala, y en la cual los traficantes solo buscan el enriquecimiento. Todo lo contrario, el autor, a partir de los casos de México y Colombia, analiza cómo los narcotraficantes se convierten en actores importantes en la configuración social y política de esos países.

En este sentido, el narcotraficante ya no es ese delincuente que usa la violencia o el soborno a las élites o funcionarios del Estado para poder mantener su lucrativo negocio, sino un actor social que utiliza su poder adquirido gracias a las rentas producto del tráfico ilegal de drogas para gobernar amplios sectores sociales. Por eso, Duncan señala que la guerra contra las drogas, más que una lucha contra el crimen, es un pulso entre las estructuras criminales y las élites de los países por mantener el control social y político de una parte de la sociedad.

A partir de esta perspectiva teórica, Duncan explica la manera como los carteles mexicanos y colombianos han logrado dominar e implantar un control social y político en grandes porciones de territorio, en especial, en los lugares más alejados al Estado central, donde la institucionalidad es débil. Además, expone cómo hechos no violentos, como el pago de sobornos, no son simples hechos de corrupción, sino mecanismos de negociación establecidos entre las bandas criminales y las élites mexicanas y colombianas para preservar las trasformaciones sociales introducidas por el narcotráfico.

Concebir de esta manera el fenómeno del narcotráfico, al margen de los juicios morales, es el gran de logro de Duncan que, a partir de una escritura amena y una rigurosa investigación, explica por qué el narcotraficante es un actor importante para entender la configuración social y política de Colombia y México.

Más que plata o plomo
Gustavo Duncan
Debate

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación