Tanta sangre vista, de Rafael Baena y Juan Gaviria; Ciervos de bronce, de Camilo Aguirre, y Los once, de Miguel Jiménez, José Luis Jiménez y Andrés Cruz.

Bogotá el nuevo Distrito Gráfico

Un conjunto de salas dedicadas a la novela gráfica y al cómic es la nueva apuesta que pondrá en marcha la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, a través de la red de Bibliotecas Públicas de Bogotá. Los espacios estarán abiertos al público a partir de mediados de abril en tres de las principales bibliotecas de la capital.

2016/04/17

Por Paola Moreno*

Según la ley del libro de 1993, para el Estado colombiano los cómics y las novelas gráficas se encontraban en la misma categoría que el tarot y la pornografía. Si en el país alguien quería producir historias de este tipo, debía pagar 16 % de iva en todos los gastos de la creación y publicación. Dos décadas después, en 2013, y gracias a una demanda interpuesta por artistas, gestores culturales, críticos y editores, estas publicaciones son ahora consideradas un medio cultural, y ya no tienen que pagar ese impuesto. 

Distrito Gráfico, el nuevo proyecto de la Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá (BibloRed), es producto de esa iniciativa, una que hace homenaje a la larga tradición de tebeos en el país, como el personaje Mojicón de Adolfo Samper que aparecía durante los años veinte en las páginas del periódico independiente Mundo al Día, o las publicaciones de fanzines al estilo de Acme, tnt, Agente NaranJa! y SudaKa Comix, que circularon en Bogotá, Medellín y Cali durante los noventa.  

En Bogotá, no todos los jóvenes asisten a bibliotecas por una necesidad escolar, y es a ese público al que apunta el proyecto, que no solo busca cambiar el concepto de la biblioteca sino también entender las preocupaciones creativas de los jóvenes. En otras palabras, Distrito Gráfico quiere fomentar un mayor acercamiento de los jóvenes a estos espacios mediante el cómic y la novela gráfica. Esto también tiene que ver con el hecho de que en junio de 2013, BibloRed pasó de ser un proyecto de la Secretaría de Educación a uno de la Secretaría de Cultura, recreación y Deporte.

Por ahora, solo tres de las bibliotecas mayores de Bogotá contarán con estas salas, que abrirán a mediados de abril: la Virgilio Barco, El Tunal y El Tintal. Las tres tendrán desde una amplia colección de novelas gráficas y cómics hasta un mobiliario adecuado para el dibujo, pasando por computadores, material audiovisual, televisores y conexión wi-fi.

Distrito Gráfico quiere romper el silencio de la biblioteca, además de ser una invitación a crear colectivamente. La idea de sus creadores es que las bibliotecas se dinamicen, que no sean lugares tan individualizados y hacerlo a través de los cómics es una idea muy pertinente y atractiva.

Actualmente, en el mercado colombiano destacan publicaciones como Raquel y el fin del mundo, de Mariana Gil Ríos, y Virus tropical, de PowerPaola, así como editoriales al estilo de Rey Naranjo, La Silueta y, más recientemente, Cohete Cómics, la nueva línea gráfica de Laguna Libros que se lanzará durante la FILBo. Sin embargo, en el país la producción de novelas gráficas y cómics aún se encuentra en una etapa temprana a pesar de las iniciativas independientes. Distrito Gráfico busca cambiar ese panorama y ya cuenta con el respaldo del Festival Entre Viñetas y de la editorial Casa Tinta, entre otros.

 Este proyecto, dicen algunos de los organizadores de la red, es una gran excusa para crear programas de formación y acercar al país a un renglón editorial. Además, no se trata solamente de montar unas salas, sino de lograr una programación alrededor del proyecto y que estos espacios generen producción de historias. Con esto se abre la posibilidad de aportar a fortalecer este género en Colombia.

La selección del material ha tenido un buen acompañamiento curatorial de parte de varios expertos y ha significado un esfuerzo del equipo de BibloRed, sobre todo el de los bibliotecarios y arquitectos. La tarea pendiente será fortalecer las colecciones de este género, realizar una programación que vaya del taller a lo teórico, y que se muestren los resultados en las mismas bibliotecas. Distrito Gráfico tiene todas las potencialidades de convertirse en un semillero de nuevos creadores exigentes y creativos. 

*Practicante de Arcadia

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación