Samuel Vásquez y Santiago Mutis

Poetas colombianos, y La serena hierba

Poetsa colombianos, selección y prólogo de Samuel Vásquez y Santiago Mutis. y La serene hierba de Horacio Benavides

2013/12/12

Por Revista Arcadia

 

 

Samuel Vásquez y Santiago Mutis organizan esta antología de veinte poetas del siglo XX con una idea lúcida. En vez de hacer una cronología (o apelar a cualquiera de los trucos de los antologistas) hacen una declaración de principios. La “noche en la que germina todo y palpita todo”, de Aurelio Arturo, funda la poesía del siglo XX en el país. El mundo natural, el rumor de las noches, el asombro y terror de la infancia crean una tradición. No Silva: Arturo es el padre. Los acentos están puestos unas veces en devolverle lo “sagrado a la vida”, otras, en el vivir consciente y aterrorizado del mundo de todos los días. El alba cae como una naranja roja sobre las manos. Los muertos, dice Charry Lara, “uno junto al otro / parecen amarse”. Y en ese despojo, entrevista, está una belleza triste que puebla más de un poema. Esta organización permite que en la antología aparezca más de un nombre olvidado o no muy reconocido (José Manuel Arango, Rómulo Bustos) y también excusa el hecho de que solo se encuentren dos mujeres en la selección, Piedad Bonnett y María Mercedes Carranza (aunque un par de poemas de Maruja Vieira no hubiesen caído del todo mal).

La serena hierba

Horacio Benavides / Sílaba

A uno a veces se le olvida lo que es la poesía, que no es nada sino eso que pasa cuando uno se la encuentra; que no es nada sino verle de pronto la cara a lo que es cierto, a lo que es de verdad; que no es nada, que no hay cómo decirlo. Pero uno se acuerda muy de tanto en tanto, cuando se encuentra con eso que es de verdad, y que es cierto y que es de otra parte: la poesía. Y volvió a pasarme ahora: me encontré con alguien que hace eso, poesía. Se llama Horacio Benavides, se crió en el campo, al sur del Cauca, en el municipio de Bolívar. Tuvo el acierto de enviar un libro suyo para someterlo al juicio de un jurado y este tuvo el tino de saberlo ver y premiarlo: Premio Nacional de Literatura-Poesía 2013 del Ministerio de Cultura.

“La poesía está en la voz de cualquiera que dice sus verdades”, dice Benavides a propósito de las que les oye, por ejemplo, a los campesinos: “El mar les lavará la pena”, le oyó decir a uno sobre los muertos que veía desfilar por la corriente del río San Juan.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.