RevistaArcadia.com

Pensado con el deseo

Bernardo Recaman Santos reseña 'El feniz rojo. Las oportunidades del socialismo' de Luis fernando Sierra.

2015/08/21

Por Bernardo Recamán Santos

El Fénix rojo. Las oportunidades del socialismo

Luis Fernando Medina Sierra

Catarata | 144 páginas | $50.800

Es este libro, ganador del Premio Catarata de Ensayo 2014, del profesor Luis Fernando Medina, economista, filósofo y politólogo, un valeroso intento para rescatar al socialismo de sus escombros humeantes. Con indudable erudición, Medina nos hace un recuento de los avatares de este movimiento desde que surgió como producto de la Ilustración hasta nuestros días, y plantea a la vez su convicción de que las condiciones están dadas para su resurgimiento, pero eso sí, aclara, será “un socialismo diferente del que hemos conocido hasta ahora”. Lo hace de forma apasionada y es claro desde el principio que la suya es una defensa, no tanto del socialismo en la práctica, con los enormes errores que carga a cuestas, sino como ideología, algo bastante menos difícil de defender, especialmente desde el confort de la academia. El socialismo que Medina defiende es “una visión de sociedad que ofrece a los individuos espacios de cooperación donde puedan encontrarse relativamente a salvo de la presión de los mercados y de los estados”. El ensayo de Medina es un lúcido examen de las ideas socialistas y de su puesta en práctica en distintos contextos, y constituye un aporte que mucha falta hacía en estos tiempos de relativismo ideológico.

Sin embargo, para quienes alguna vez nos decíamos socialistas, también es un escrito muy doloroso pues, sin que él se lo proponga, es un inventario de los desastres de los que el socialismo ha sido protagonista cuando ha conseguido el poder, como recientemente en Venezuela. Las dimensiones de este último desastre son imposibles de negar y, así haya sido precedido por varios regímenes igual de desastrosos, no hay forma de justificarlo. Aun así, Medina parece lamentar que la indulgencia que muchos mostramos en un comienzo hacia la Revolución cubana no se la hayamos transferido ahora a la revolución bolivariana.

Para no quedarse solo en la teoría, Medina ofrece una propuesta concreta como alternativa netamente socialista: la renta básica universal, es decir, la garantía que debe tener todo individuo de “un ingreso mínimo de subsistencia absolutamente incondicional”. Aunque parece una idea descabellada, no lo es tanto y de la forma como la plantea Medina, casi parece viable. El autor se esmera en desmenuzar la propuesta con todos sus riesgos y ventajas que vale la pena ponderar con cuidado. Este reseñista no queda, sin embargo, convencido de su aplicabilidad, y ciertamente no en nuestro medio de evasores, ventajistas y marrulleros.

No significa, por supuesto, que debido a los fracasos del socialismo no nos quede más remedio que abrazar al capitalismo a ultranza y aceptar que hemos llegado al “fin de la historia”. Como el mismo Medina lo dice, el capitalismo pasa por una de las crisis más profundas de su historia. Sin embargo, no queda tan claro que ello sea suficiente para que este desaparezca y surja de nuevo la alternativa socialista que vaticina y espera el autor. Más factible resulta pensar que las muchas y buenas ideas socialistas que él resalta aprendan a convivir con aquellas del capitalismo que también han demostrado sus beneficios innegables y que con ellas y las de otras corrientes de pensamiento (ideas provenientes, por ejemplo, de las grandes religiones que Medina olvida mencionar, a pesar del trasfondo socialista que casi todas, sobre todo el cristianismo, poseen) conformemos la sociedad que él sueña. Quizás entonces todos aquellos que alguna vez nos decíamos socialistas podamos volver a salir del clóset sin ruborizarnos.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com