RevistaArcadia.com

“En nuestra literatura hay poco humor”

Dos premios de literatura han puesto en el mapa a este antioqueño de 33 años, cuya obra, cargada de situaciones inverosímiles, está compuesta casi en su totalidad por cuentos. El sarcasmo, Cepeda Samudio y las rutinas a la hora de escribir son algunos de los temas que persigue en sus libros.

2015/08/21

Por Ángel Castaño Guzmán* Armenia

Ataque de Risa
David Betancourt

El escritor colombiano Philip Potdevin dio noticia en su blog de un hecho singular: el libro de un joven, relativamente desconocido para el gran público, ganó dos premios nacionales: el primer puesto en el concurso de la Universidad Industrial de Santander y el Jorge Gaitán Durán. El volumen de cuentos se titula Ataques de risa y su autor es David Betancourt (1982). No es tan común que un autor conquiste dos premios con el mismo trabajo y casi simultáneamente. La anécdota parece salir del cuento de Roberto Bolaño en el cual Sensini, el protagonista, participa en varios certámenes con un mismo texto. La diferencia esencial es que Betancourt no cambió el título de su trabajo. El acontecimiento puede ser la excusa perfecta para comenzar a seguirle la pista al antioqueño, cuyas ficciones han sido incluidas en varias revistas culturales de Colombia y el extranjero. 

Desde su primer libro de cuentos Buenos muchachos (2011) ha publicado tres más, dos de ellos en 2014. En alguna entrevista usted dijo que considera el cuento el más importante género de la literatura.  

Sí, el cuento es el género literario que más me gusta. Me gusta por lo concreto, porque no se dispersa, no se va por las ramas...hablo de los buenos cuentos, claro. Muy joven, cuando me gradué de periodista, me dediqué a leer cuentos todo el día, de todo tipo, y después de leer los de Rulfo supe que quería escribir cuentos. Después leí a Samudio, Capote, Ribeyro, Cortázar, Poe y otros que me reafirmaron lo que pensaba y ahí sí empecé a escribir cuentos sin parar, como una máquina, y al tiempo todos a la basura.

¿Cuáles son sus procedimientos de escritura?

Mi procedimiento de escritura es no tener ninguno. Al comienzo caí en lo que caen la mayoría de los que empiezan: me quería mostrar como escritor, lucirme, adornar el texto y dejaba la historia o anécdota abandonada. Luego sí cogí la escritura con calma y las cosas mejoraron un poquito. Puedo escribir un mes sin parar y luego dejar seis meses. No me obligo. Me gusta disfrutar de la escritura, aunque en ocasiones es tortuosa. Le dedico muchísimo tiempo a cada cuento (meses), a cada libro (años), reescribo y repienso todos mis relatos y también leo sobre el género; no soy capaz de escribir directamente en el computador, lo hago en papel, pero antes de sentarme a redactar la historia, la mayoría de las veces, le hago una estructura, escribo hojas aparte sobre los personajes para que no se contradigan.  

En alguna parte dijo usted haber tenido la idea de escribir Ataques de risa después de leer Los cuentos de Juana, de Cepeda Samudio. ¿Qué encontró en ese libro que lo atrajera? 

Ese libro de Samudio me gusta mucho, pero me gusta más Todos estábamos a la espera. La relación entre el de él y el mío es mínima, casi inexistente, simplemente en ambos el personaje de todos los cuentos es una muchacha extraña que hace maldades por todos lados y se burla de todo el mundo y se contradice y habla de personajes de la literatura colombiana y se ríe de la solemnidad de la literatura colombiana… No creo que haya más relación. El caso es que Samudio es uno de los cuentistas que más me han gustado, por lo absurdo de sus cuentos, por los finales, porque es muy distinto, porque arriesga.

Ataques de risa tiene diversos registros, casi todos permeados por el humor. Hay humor absurdo, como cuando la protagonista trata de cambiarse el nombre en una notaría. Humor lascivo, como cuando uno de los pretendientes de la chica se endeuda para ponerle senos y luego para quitárselos. ¿Cuáles han sido las referencias literarias que ha tenido para construir esa herramienta.

Han sido pocos los libros de humor que he leído. En Colombia, aparte de la sección de Clasificados de los periódicos, es poco lo que hay. Eso creo. A mí, por ejemplo, me gusta mucho un libro de cuentos que se llama Los amigos míos se viven muriendo, porque es un humor natural, espontáneo. También me gustan mucho los cuentos de Roberto Fontanarrosa, por la ironía y el sarcasmo. En ambos casos está la naturalidad del humor, como cuando te cuentan una historia en la sala de la casa. En mi caso, no hago esfuerzos por escribir con humor, simplemente escribo cosas que quisiera que les pasaran a mis amigos o a cualquier conocido, por pura maldad.   

Ataques de risa obtuvo, con muy poco tiempo de diferencia, dos premios. Sus otros libros también han sido premiados. ¿Cómo recibió la noticia? ¿Son los concursos el único camino del autor joven para salir del anonimato editorial? 

En general se publica y se vende al autor y no a la obra. Alguien con “nombre” no hace la fila, tampoco alguien recomendado por alguien con “nombre”, entonces la opción es enviar a concursos, que tardan meses o años en dar el resultado y solo gana uno. Además, los concursos tienen poca difusión como para sacar a un autor del anonimato. El tiempo y la calidad de la obra, creo, sacan del anonimato a cualquier escritor bueno. O un escándalo u otras cosas que no tienen que ver con la calidad. Dentro de poco sale la segunda edición del libro, en la Gobernación de Norte de Santander, pero no es comercial. La primera edición la publicó hace poco la uis y no hay difusión suficiente.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com