RevistaArcadia.com

Minúsculas

2013/11/14

El Instituto Caro y Cuervo, uno de los centros de estudios de la lengua más tradicionales y reputados del mundo hispánico, sigue sin cabeza. Ha pasado un año y el Ministerio de Cultura no ha podido encontrar el reemplazo de la reconocida profesora Genoveva Iriarte, su última directora. La decisión se ha aplazado, han surgido todo tipo de rumores y, mientras tanto, el Instituto se ha convertido en una especie de cascarón vacío: no hay director en propiedad, no hay subdirector académico ni administrativo, no hay director editorial y varios asesores se han marchado por vencimiento de sus contratos. ¿Por qué tanta incertidumbre? Ojalá MinCultura resuelva pronto la situación, y nombre a un académico o académica con prestigio, ideas y visión de futuro.

*

El alcalde Petro le da malas noticias al sector cultural, ese mismo que tanto lo ha apoyado: acaba de reducir el presupuesto de cultura de la ciudad un 10 por ciento. Pero no de toda la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte. Solo el de cultura. La recreación y el deporte quedaron intactos.

                                                                                *

Pero una es de cal y la otra de arena. También hay buenas noticias desde el Distrito para el sector cultural: la Cinemateca de Bogotá tendrá nueva sede. El apetecido lote en el que se iba a construir el Centro Cultural Español, en plena venida Jiménez, y que fue devuelto a la ciudad por Mariano Rajoy, en plena crisis económica española, le ha sido asignado a la Cinemateca. Estupenda noticia.

                                                                              *

Algo poco frecuente en el medio: un chiste con visos literarios. Dicen que no es nuevo, pero que se ha puesto de moda dado que se conmemoran los cien años de la muerte de la escritora. “¿Cómo resumir los problemas de Horacio Serpa? Soledad a costa de Samper”.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.