RevistaArcadia.com

2 preguntas

2012/12/19

Por Arcadia

En su opinión, ¿cuál fue la mejor obra de teatro del año en Colombia? 

Joe Broderick, escritor y crítico de teatro.

¿Cómo responder sin poder hablar sino de lo que uno ha visto, y eso únicamente en Bogotá? Como concepto y escritura teatral, no vi nada mejor que Blackbird de David Harrower: dos personajes encerrados en un espacio sofocante que tratan de superar, cada uno a su manera, una historia del pasado, amorosa y erótica, entre un hombre maduro y una niña de doce años. Estremecedor cuestionamiento de nuestras actitudes y tabúes, con excelentes interpretaciones de Humberto Dorado y Maia Landaburu. Y pocas funciones de teatro me han conmovido tanto como Diario de una crucifixión de Tino Fernández, Juliana Reyes y el grupo L’Explose. Preso sin escapatoria en una urna de cristal, Ángel Ávila representa un hombre solo, desnudo, que se enfrenta, en total silencio, a lo más terrible de la existencia humana. Inolvidable.

En su programa de radio Libros al Aire, la lectura se califica con adjetivos masculinos como viril y vigoroso. ¿Por qué?

Jenny Rodríguez, productora de Libros al Aire, transmitido por UN Radio.

Salvo la palabra viril que sí es masculina, la vigorosidad y valentía así como lo que se deriva de lo viril como valor, energía y entereza no deben ser asociadas a lo masculino. Lo femenino y lo humano en general es vigoroso y valiente. Para esa emisión de Libros al Aire, el enfoque eran los riesgos  de quienes ejercen la promoción de lectura en Colombia. Nuestro invitado, el bibliotecólogo Didier Álvarez, se refirió a la práctica vigorosa, íntima y pública que representa el desnudar la visión del mundo propia para construir la identidad lectora del promotor y lograr que la lectura sea significativa para la vida. Como lo conversamos con Didier, el promotor de la lectura llega a la gente con la palabra, que en entornos violentos es lo primero que se niega. Muchos promotores se mueven en territorios difíciles y a muchos eso les ha representado amenazas para sus vidas. Mantenerse en esos lugares y oficios es un acto de valentía.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.