RevistaArcadia.com

La nostalgia del lector

2010/04/12

Por Catalina Holguín

Alfaguara lanzó hace poco Traiciones de la memoria, el último libro del colombiano Héctor Abad Faciolince. Este libro se construye sobre su éxito El olvido que seremos (Planeta, 2006). El primer ensayo de Traiciones, titulado“Un poema en el bolsillo” abarca casi la totalidad de un libro que se compone de tres ensayos sobre la memoria y el arte de recordar (y de olvidar), que mezclan la reflexión personal y datos autobiográficos. El primer ensayo detalla la pesquisa detectivesca emprendida por Héctor Abad para hallar al verdadero autor del poema hallado en el bolsillo de su papá recién asesinado en Medellín. La búsqueda lo lleva desde el famoso e infame poeta y escritor colombiano Harold Alvarado Tenorio hasta Maria Kodama; y de una revista casera publicada en Mendoza, Argentina, hasta un número de la revista Semana.


Una página de For years now, Sebald.

El libro, gordo a fuerza de estar adornado con fotos de cartas, fragmentos, libros y revistas que ofician como evidencias del pasado, me trajo a la memoria al escritor alemán W.G. Sebald, fallecido trágicamente el 14 de diciembre de 2001 en un accidente automovilístico. Este mes, justamente, Anagrama lanza Camposanto, un libro de editor que, como el de Héctor Abad, se nutre de la nostalgia literaria de los lectores.

Me explico.

Camposanto fue publicado en inglés por Hamish Hamilton en 2005. Compré esta compilación de fragmentos de lo que iba a ser la siguiente “novela” de Sebald junto con Unrecounted (una serie de grabados hechos por Jan Tripp acompañados de unos versos sueltos de Sebald) y After Nature, el largo poema con el que Sebald inició su aventura de escritor. El poema no lo he leído, y no lo quiero leer, a fuerza de terminar enterrando por siempre al Sebald. Eso explica por qué también compré hace poco una compilación de entrevistas viejas de Sebald (Conversations with Sebald, Seves Stories Press, 2007). Ah, y una edición de la revista Quimera dedicada sólo a él.


Una página de Austerlitz, Sebald.

Con Camposanto los editores se aprovechan justamente de lectoras como yo, ávidas de una palabra más, de una obra sin descubrir en el fondo de un cajón, de la promesa de oír de nuevo esa voz. El libro de Héctor Abad, libro de editor inflado con fotos para justificar el elevado precio, se aprovecha también de ese cariño que despertó entre los lectores El olvido que seremos. Sólo que Héctor Abad sigue vivo… Igual, entre las estrategias de marketing editorial, ésta al menos es medianamente decente.


Una página de Los anillos de Saturno.

Dos novedades, entonces, no tan nuevas, de autores aparentemente novedosos: el colombiano, novedoso por escribir con sentimiento y veracidad sobre algo tan cotidiano acá, un asesinato; el otro, el alemán, novedoso por el estilo, por el tono de voz, por la extraña mezcla de fotos emblemáticas y misteriosas insertadas en textos que no son novelas (aunque haya un narrador y una mínima sucesión de eventos), que no son historia (aunque la carga histórica sea muy fuerte) y que no son autobiografía (aunque muchos detalles sean autobiográficos).

***
Última entrevista de Sebald.

Sebald en Anagrama


***






¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.