El escritor coruñés Agustín Fernández - Mallo, reconocido por la trilogía "Nocilla Dream", "Nocilla Experience" y "Nocilla Lab" .

Agustín Fernández Mallo: el arquitecto de Nocilla.

El escritor coruñés Agustín Fernández-Mallo, reconocido por el "Proyecto Nocilla" , es el abanderado de la nueva generación de escritores españoles que conforman su universo literario con elementos del cómic, la publicidad y hasta series de televisión. Su nuevo proyecto: reescribir un cuento de Borges.

2010/08/06

Por Shaní Gerszenzon

Montevideo (EFE).- Tras alcanzar el éxito con su "Proyecto Nocilla", el escritor coruñés Agustín Fernández-Mallo ya prepara una nueva transgresión literaria: nada más y nada menos que una nueva versión de la novela "El hacedor", de Jorge Luis Borges, sobre la que no tiene dudas de que muchos se le "echarán encima".

"En el arte contemporáneo se hacen 'remakes' (nuevas versiones) de todo y sin ningún reparo, pero por alguna razón en la literatura parece algo casi prohibido", señaló hoy el novelista en un entrevista con Efe.

Fernández-Mallo, el mayor referente de una nueva ola de escritores españoles llamada "generación mutante" o "Nocilla", participa estos días en el Festival Eñe de Montevideo, un certamen literario que reúne a más de cien escritores de toda iberoamérica, donde el español impartirá un taller y dará una charla.

El ambicioso proyecto de "reescribir" una obra de Borges, del que el escritor aún no quiere adelantar demasiado, es sólo uno de los planes que tiene en la cabeza para su futuro más inmediato, ya que también espera publicar pronto un libro de poesías, además de organizar algunos ensayos que tiene escritos desde hace un tiempo.

"En mi cabeza estoy todo el tiempo escribiendo", aseguró el gallego, cuya trilogía "Proyecto Nocilla" -que incluye las novelas "Nocilla Dream", "Nocilla Experience y "Nocilla Lab"-, consiguió dar "impacto mediático" a una nueva forma de hacer literatura que "no entiende de formatos".

Se trata de una literatura que bebe de elementos tan dispares como el cómic, la publicidad o la poesía y que se caracteriza por una narración "fragmentada" que huye de los formalismos de estructuras clásicos.

"Había muchos escritores muy buenos que ya hacían eso en España, pero por alguna razón que aún desconozco, fueron los libros de 'Nocilla' los que dieron notoriedad a toda esa generación", explicó el autor.

La crítica literaria encontró en sus textos "un cambio en las letras españolas", recuerda Fernández-Mallo, que hasta entonces se consideraba un poeta "acostumbrado" a que nadie lo leyera.

"Que no te lean tiene su parte positiva: haces lo que te da la gana y experimentas hasta el límite. Escribí las novelas con esa actitud y por impulsos, sin pensar demasiado", apostilló.

Por eso, en el taller que imparte hoy en Montevideo, Fernández-Mallo se limitará a hacer una exposición de las cosas que le inspiran y para ello descubrirá su "laboratorio de escritor", todo un abanico de materiales que incluye desde vídeos bajados de Youtube hasta portadas de una revista científica.

"Yo no sé lo que es un taller literario, no tengo ni idea de enseñar a escribir, ni creo que se pueda, así que lo único que puedo hacer es mostrarles lo que a mí me estimula", explicó.

En su casa siempre está encendida la televisión, porque la esté viendo o no, considera la pequeña pantalla un agradable "paisaje de fondo" que además resulta ser una de sus "mayores fuentes de inspiración".

Es seguidor de exitosas teleseries como "Lost" y "House", y no tiene ningún reparo en confesar lo mucho que le divierten las tertulias de prensa rosa.

"Los programas del corazón (de chismes o prensa rosa) me parecen muy interesantes. Ves cómo la gente se construye una personalidad, se la derriban, la vuelve a construir, o cómo se meten con esa persona y cómo se defiende. Es un circo muy divertido", señaló el escritor.

Por si fuera poco, otra de sus grandes musas es la física, ciencia en la que se licenció y a la que aún se dedica profesionalmente en un hospital gallego, donde trabaja en el tratamiento del cáncer con radioterapia.

"En la física hay una poética y una sensibilidad estética muy clara. Hay un punto muy emocionante en el que el lenguaje que se usa en las ciencias se convierte en metáfora", aseguró el poeta.

Aunque parezca complicado, a Fernández-Mallo le resulta muy fácil fusionar todas esas influencias y llevarlas al papel, ya que, según dice, él se limita a escribir lo que tiene en la cabeza. EFE

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.