'También esto pasará' novela de Milena Busquets

Fenómenos literarios

Juan David Correa reseña la última novela de Milena Busquets, 'También esto pasará'.

2015/07/02

Por Juan David Correa

En la pasada feria de Fráncfort el rumor recorría los pasillos: la segunda novela de Milena Busquets prometía ser el as bajo la manga de la literatura en español, en cuanto a ventas se refiere. Después de la feria veintiocho editoriales compraron los derechos de traducción entre ellas las prestigiosas Gallimard (Francia), Hogarth Press (USA), Harvill Secker (UK) o Companhia das Letras (Brasil). El asunto parecía cerrado. La prensa hizo su trabajo de promoción, y la novela, También esto pasará, será llevada pronto al cine. Punto final.

Quizás no habría mucho más qué decir. Las relaciones en el mundo editorial producen fenómenos. No habría que sonrojarse con las palabras de su editor, Jorge Herralde, quien dijo que se trataba de una “gloriosa excepción, un caso atípico de buena literatura en el panorama de hegemonía del entretenimiento”. Y no. La verdad es que esta corta novela, de apenas 172 páginas, no es excepcional. No lo es porque su tono confesional es rayano en lo cursi. Porque ante el dolor de una muerte, es cierto, todos nos reblandecemos pero en los puntos altos de la novela, que son aquellos en que Blanca, su protagonista, se dirige a su madre recién enterrada, no alcanzan a ser parte de esa genialidad sin atenuantes que han mencionado varios críticos españoles. Sencillez, presunta sinceridad, tristeza… Esos son los adjetivos con los cuales se ha calificado una novela bastante normal por la que se ha pagado mucho.

La historia es la de Blanca, una mujer en la cuarentena que tras enterrar a su madre decide emprender un camino de vuelta hacia sí misma. Separada, con dos hijos a cuestas, amiga de sus ex esposos, fumadora eventual de hierba, la protagonista revela una cierta ligereza generacional de un grupo privilegiado de amigos. Poco importa que se diga que se trata de un evidente alter ego de la escritora, pues como quería Francisco Umbral, lo que no es autobiografía es plagio. Poco importa que sea la historia de su relación con Esther Tusquets, su madre, la estupenda editora que creó un sello que ya es leyenda. Poco que se nos revelen tensiones naturales entre madres e hijas, pues casi siempre el libro cae en las descripciones fáciles de situaciones banales que no resisten mayor análisis.           

Blanca decidirá partir a Cadaqués, a la casa de veraneo de la familia, en compañía de sus hijos, sus dos mejores amigas, su ex marido, su amante y allí, en el lugar donde está enterrada su madre, seguirá alternando pasajes sobre los hombres, el sexo, los hijos, la familia, y su propia carta a la madre, que ha sido comparada con Buenos días, tristeza, de la francesa Francoise Sagan.         

Uno no podría decir que También esto pasará es una mala novela. Pero no es un punto de inflexión en la narrativa en español. Hay mucha palabrería fútil para decir lo evidente: que se trata de un relato en clave confesional, bien escrito, con algunos pasajes bellos, pero no es la gran novela que han insistido en crear los editores y los medios. 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com