Orlando Fals Borda falleció en 2008. Foto: Guillermo Torres

Campesinos de los Andes y otros escritos antológicos de Orlando Fals Borda

Un libro que reúne los textos más emblemáticos del intelectual, incluyendo lo que se considera el primer texto sociológico del siglo XX en Colombia y una celebración de 150 años de la Universidad Nacional, arroja nuevas luces para entender la actualidad del país.

2017/07/04

Por Gerrit Stollbrock*

En esta época de identidades líquidas y obsolescencias programadas, ¿por qué detenernos en un estudio que Fals Borda realizó entre 1949 y 1953 en Saucío, una pequeña vereda de Chocontá? Siguiendo la invitación de Normando J. Suárez en el prólogo, podemos comprobar la vigencia de las ideas de Fals Borda, libres al fin del macartismo que amenazó la lectura de su obra en el país y en perspectiva del actual escenario posacuerdo, que no solo se ha nutrido de su pensamiento, como uno de los intelectuales colombianos que más han aportado a comprender el conflicto y el problema de la tierra como causa estructural.

Su principal legado es, quizá, su aporte a la metodología investigación-acción participativa, una apuesta, entre otras, por una relación horizontal entre el conocimiento académico y el saber popular, y que hoy es parte del currículum de unas 2.500 universidades y de investigaciones en los cinco continentes. En el escenario actual se constituye en vacuna contra la tecnocracia y el desarrollismo.

Campesinos de los Andes, el texto principal, celebra los 150 años de creación de la Universidad Nacional, y es considerado por muchos el primer texto sociológico del siglo XX en Colombia. Los “otros textos antológicos” corresponden a ponencias y escritos entre 2005 y 2007, a propósito de diversas conmemoraciones y reconocimientos. Están todos marcados por su característico sentido crítico, pero a la vez, impregnados de una esperanza muy necesaria por estos días: su confianza en la generación actual como semilla de transformaciones radicales y profundas.

¿Qué habría “sentipensado” el mismo Fals Borda de este vertiginoso escenario de posacuerdo por el que estamos atravesando? No tenemos más opción que volver a sus escritos, y esta antología está sin duda llena de señas. Esa es su vigencia.

*Investigador y documentalista.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.