Fotografía por: AP

El Estado Islámico saquea e incinera más de 100.000 manuscritos en Irak

Miembros del grupo extremista destruyeron, ante la mirada atónita de la población, una de las bibliotecas más emblemáticas del Medio Oriente. Con ella se pierden miles de libros antiguos e inéditos.

2015/02/25

Por RevistaArcadia.com

 

La Biblioteca de Mosul no era una biblioteca cualquiera. Fundada en 1921, el año en que se creó el Reino de Irak, simbolizaba el nacimiento del estado iraquí moderno. Sus repisas albergaban, según la UNESCO, más de 8.000 libros exóticos y alrededor de 100.000 manuscritos que documentaban la historia de ese país.

Y el domingo, mientras el mundo tenía los ojos puestos en los premios de la Academia, miembros del grupo extremista Estado Islámico tumbaron sus puertas y, sin tapujos, incineraron varias pilas de libros y pergaminos inéditos. Luego demolieron el edificio con explosivos improvisados.

"Qué lastima. #isis ha quemado y destruido más de 8,000 libros raros y manuscritos en #Mosul"

“La gente intentó detener a los terroristas pero fracasaron”, le contó un transeúnte a Iraquinews.com

La historia, de por sí lamentable, cobra dimensiones inverosímiles si se toma en cuenta que la biblioteca ya había sido destruida por los estadounidenses en 2003 y que solo existía gracias a los ciudadanos de Mosul, que recuperaron algunos de los manuscritos exóticos y la restablecieron.

Quizá el único resquicio de esperanza es que no se quemaron todos los libros. Según AP, varios habitantes de la zona vieron a los miembros de EIIL empacar en seis camionetas alrededor de 2.000 libros de poesía, filosofía, ciencia, cultura y salud.

Mosul, al norte de Irak y con una población de 1.8 millones, es la ciudad más grande controlada por los extremistas del Estado Islámico. El grupo la conquistó en junio del año pasado y todo parece indicar que los estadounidenses se preparan, en asocio con los kurdos y el ejército iraquí, para retomar la ciudad en mayo.



Otros casos significativos…

La quema de libros liderada por el EIIL no es el primer ejemplo de destrucción intelectual y cultural hecha por un grupo durante un conflicto.

Biblioteca de Alejandría*
La Biblioteca Real de Alejandría, fundada a comienzos del siglo III a.C. por Ptolomeo I, fue en su época la más grande del mundo. En esta, los egipcios pretendían recopilar todo el conocimiento de la época y promover los conocimientos de la cultura helénica. Un grupo de más de cien poetas y filósofos se ocupaban de su mantenimiento, que acogía obras adquiridas en Persia, India, Palestina y África, aunque predominaba la literatura griega. Hasta hoy no es muy claro quiénes fueron los culpables de su destrucción, si bien muchos le atribuyen la culpa al incendio que devastó a la ciudad durante el asalto liderado por Julio César en el año 47 a.C.

Auto de Maní
El Auto de fe de Maní, liderado por el misionero español Diego de Landa, tomó lugar el 12 de julio de 1562 en la localidad de Maní (Yucatán). Durante el acto, los españoles incineraron miles de ídolos, objetos sagrados y aproximadamente 27 códices (libros) de la cultura maya. Esta quema fue la conclusión del proceso inquisitorial iniciado por Diego de Landa para garantizar la “purificación” de los indígenas y así poner fin a sus prácticas religiosas. Además de la quema, los caciques fueron rasurados y desacreditados y se destruyeron también altares de adoración. Actualmente, sólo sobreviven tres códices mayas: el Códice de Madrid, el de París y el de Dresde. 


Biblioteca Nacional de Bosnia y Herzegovina*

La noche del 25 de agosto de 1992, la Biblioteca Nacional de Bosnia y Herzegovina fue atacada con fuego de artillería durante el asedio de Sarajevo. Previamente al ataque, la biblioteca alojaba 1.5 millones de volúmenes, y alrededor de 155.000 libros antiguos y manuscritos. Aunque algunos ciudadanos formaron cadenas para transportar los ejemplares a un lugar seguro (provocando la muerte de uno de estos voluntarios) y los bomberos intentaron apagar las llamas, la mayoría de los libros fueron destruidos junto con el edificio.



*
Tanto la Biblioteca de Alejandría como la de Bosnia y Herzegovina fueron reconstruidas y reinauguradas en 2002 y 2014, respectivamente. Habrá que ver si ocurre lo mismo con la de Mosul.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación