El escritor dominicano José Acosta.

“República Dominicana es una tierra de poetas”

En el marco de la primera Feria Internacional del Libro y las Culturas de Cali (FILCA), Arcadia conversó con el novelista, cuentista y poeta dominicano José Acosta sobre la literatura y la historia de su país.

2015/10/09

Por Christopher Tibble

José Acosta vive desde hace dos décadas en Estados Unidos. Este año recibió el Premio Casa de las Américas por su novela Un kilómetro de mar. También ha ganado, en 2005 y 2011, el Premio Nacional de Novela de República Dominicana, además del Premio Nacional de Poesía Salomé Ureña en 1994. Hoy dirige el Departamento de Literatura y Prensa del Comisionado Dominicano de Cultura de la República Dominicana en Nueva York.

¿Cuáles son las características principales de la literatura dominicana, los temas más recurrentes, su imaginario?
Las características, temas e imaginario van en consonancia con la época y los cambios sociales. La poesía dominicana del siglo XIX, por ejemplo, se circunscribe a tres autores relevantes: Salomé Ureña (madre de Pedro Henríquez Ureña), José Joaquín Pérez y Gastón Fernando Deligne, con sus vertientes patriótica, indigenista y psicológica.

En el siglo XX, la poesía dominicana tiene periodos y movimientos muy definidos, que siguieron los movimientos poéticos que se produjeron a nivel internacional, especialmente las vanguardias, introducidas por Otilio Vigil Díaz, quien fue gran renovador de la lírica nacional, influido por el simbolismo francés. Así, funda el primer movimiento poético de carácter unipersonal, al que se le sumó Zacarías Espinal y al que denominó "vedrinismo", llamado así porque en sus versos intentaba hacer las piruetas que hacía en el aire un aviador francés de nombre Jules Vedrines.

Cuéntenos un poco sobre el “vedrinismo”…
El poeta Vigil Díaz (1880-1961) introdujo por primera vez en las letras dominicanas el verso libre con su poema “Arabesco”. El vedrinismo fue el primer intento de movimiento literario de vanguardia en la República Dominicana que abogó por la introducción del verso libre a la poesía nacional. Fue el punto de partida de la poesía moderna dominicana. Tuvo, sin embargo, un solo seguidor, el poeta Zacarías Espinal.

La generación del 48 se caracterizó por su corriente antitrujillista. ¿Qué caracterizó a la literatura anti-Trujillo? ¿Por qué surgió un movimiento contra él?
Fue una época donde primaba el militarismo, el nepotismo, la adulación y el terror. Algunos escritores, como Ramón Marrero Aristy, fueron asesinados por el régimen. Otros se plegaron a la tiranía y se vieron obligados a alabarle y otros se fueron al exilio, como los poetas Manuel del Cabral y Pedro Mir.

Hay un numeroso grupo de novelas que abordan el tema del trujillato. En sus argumentos se presentan las causas y consecuencias de la Era de Trujillo, se exponen casos documentados de complots, asesinatos, violaciones y muertes de mujeres, se retrata la época y el miedo y las penurias de los ciudadanos.

Para la intelecutal argentina Nina Bruni, varias novelas sobre esa época abren “sin anestesia la vieja herida que la desmemoria colectiva y la intelectualidad postrujillista nunca permitieron cicatrizar para perpetuar la presencia de Trujillo, quien aún suscita fascinaciones alarmantes y odios indiscutibles en una extraña relación con una sociedad que nunca se liberó de su tirano”.

¿Cómo ha influenciado la raza y el pasado colonial a la literatura dominicana?
El dominicano es mestizo: negro, indio y español. Es un negro que no sabe que es negro y se cree blanco. Incluso, para designar al negro, el dominicano se ha inventado varios apelativos: indio claro (al negro de piel clara), e indio oscuro (al negro de piel oscura). Al pelo crespo le llaman “pelo malo”, y al lacio, “pelo bueno”. Hasta ese punto llega la negación del negro en nuestra cultura. ¿Racismo? Tal vez.

Te cuento esta anécdota: En las primarias demócratas de 2008, en una foto-encuesta que estaba haciendo para el periódico El Diario, preguntaba a la gente: ¿Por quién va a votar, por Hillary o por Obama? Y una mujer mayor, dominicana, me respondió, torciendo la boca con un gesto de desprecio: “El negro no va”. Pero resulta que esa señora era negra, cosa que al parecer ella desconocía.

Tal vez porque la raza no ha tenido un papel tan relevante en la República Dominicana como en países como los Estados Unidos (dónde sí hubo y hay discriminación), ésta no ha tenido una influencia notable en nuestra literatura. Ni el pasado colonial (que sí ha inspirado obras relevantes como Enriquillo, de Manuel de Jesús Galván), ni el idioma, han tenido gran influencia en las letras dominicanas. La dictadura de Trujillo, la Guerra de 1965, etc., sí han tenido una fuerte influencia en la literatura dominicana.

¿Qué representa Junot Díaz para la literatura dominicana?
Junot Díaz representa al inmigrante dominicano que, pese a criarse en la cultura norteamericana (llegó a los seis años a los EE.UU.), no perdió sus raíces y en sus cuentos y novelas maneja excelentemente los temas dominicanos. Escribe en inglés y su literatura está plagada de dominicanismos y de mitos y creencias dominicanas, como el “fucú” (mala suerte).

¿Novelas como The Brief Wondrous Life of Oscar Wao, de Junot Díaz, y Un kilómetro de mar han generado una nueva ola de lectura en la República Dominicana?
En cuanto a lectura, todavía en la República Dominicana estamos en pañales, y no creo que el éxito de Junot haya cambiado esta lamentable situación. Durante un tiempo tuvimos en el país editoras importantes como Alfaguara, pero como los libros no se vendían (una editora de Alfaguara me confesó que apenas vendía 200 ejemplares por novela publicada), se marcharon del país. Creo que en el país hay que fomentar la lectura desde la primaria, crear bibliotecas públicas donde se presten los libros (como en EE.UU.), hacer que los jóvenes amen los libros facilitándoles en las escuelas buenas obras para que se hagan lectores.

¿Para dónde se dirige la literatura dominicana?
República Dominicana fue (y es) una tierra de poetas, luego llegaron los cuentistas y en los últimos años los novelistas. Si tuviera una bola de cristal y mirara hacia el futuro, no dudaría en encontrar una literatura con mayor solidez en el género novela.

¿Por qué cree que la poesía ha sido el principal exponente de las letras dominicanas?
Para responder a esta pregunta habría que hacer un estudio sociocultural a profundidad. Recuerdo que apenas en la década de los ochenta del siglo pasado, quien lograba escribir una novela era visto con mucho respeto entre los escritores de la época, porque era un género poco trabajado (al menos no al nivel del cuento y la poesía). Hoy día hay muchos poetas que escriben cuentos y novelas, y la novela como género se ha hecho muy popular.

¿Qué tres poetas nos recomendaría?
Franklin Mieses Burgos, figura principal de la Poesía Sorprendida. Es el poeta universalista, filosófico, estético, preocupado por el destino del hombre. Manuel del Cabral, quien es, junto a Luis Palés Matos, Aimé Cesaire y Nicolás Guillén, una de las voces más importantes de la poesía negrista latinoamericana. Y Pedro Mir, nombrado Poeta Nacional, autor del largo poema "Hay un país en el mundo", en el que canta a la República Dominicana, a su tierra, a los campesinos desheredados.

Entre todas las figuras, ¿quién es el gran maestro de las letras dominicanas?
Sin dudas, Juan Bosch, considerado por el mismo García Márquez como uno de sus maestros del cuento.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación