Campesinos colombianos en tierras restituidas. Foto: Esteban Vega La-Rotta / Semana.

Historia de territorialidades en Colombia

El último libro de la antropóloga Patricia Vargas Sarmiento, quien ha dedicado su vida a analizar los cruces complejos entre historia, ecología, geografía y biología en Colombia.

2017/08/02

Por Hernán Darío Correa*

El país acaba de empezar a superar el conflicto armado a partir de una propuesta de paz territorial que reconoce la desigualdad regional del desarrollo. Pero es poco lo que sabemos sobre las territorialidades más allá de las “idiosincrasias” regionales. El libro Historia de territorialidades en Colombia. Biocentrismo y antropocentrismo se constituye en una llave para descifrar tal asunto a partir del trabajo de toda una vida de su autora, Patricia Vargas Sarmiento, antropóloga que venía aportando claves sobre los sistemas culturales, ambientales y geográficos del país.

Ahora, Vargas nos ofrece una recapitulación y ajuste de sus trabajos desde el cruce del pensamiento complejo (la historia, la ecología, le geografía, la biología y la crítica del saber colonial) para decantar sus enfoques y abrir propuestas de investigación y de acción en torno al modo como reconfiguramos los espacios como hábitats de todas las formas de vida que se recrean y disputan en ellos, sin las cuales no sería posible la diversidad misma. Por ello, el subtítulo Biocentrismo y antropocentrismo, que revela la vida como totalidad en la que la existencia humana se hace viable, y no al revés, como nos acostumbró el colonialismo del cual provenimos, cuya tensión se ha mantenido porque los habitantes de los territorios precisamente han sabido recrear sus diferencias.

Se trata de un trabajo presentado por Arturo Escobar, uno de los especialistas mundiales en estos temas, en los cuales conceptos como lo multiescalar, las multitemporalidades, las fronteras, la modernidad y la etnicidad se combinan para descifrar o proponer aperturas críticas de asuntos como el origen precolombino de los grupos afrocolombianos en el país y su profundas maneras de construir territorio, las dinámicas de posesión de la tierra en Boyacá o las redefiniciones territoriales en Chocó o en La Guajira, donde han convivido la pequeña propiedad, la hacienda y los bienes comunes, y la forma contradictoria como el Estado se ha relacionado con ellas, tensionando hasta el extremo el despojo y la violencia, y desaprovechando la enorme potencialidad de construir modernidad en la diversidad.

*Sociólogo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.