La profesora estadounidense Roxane Gay.

Feminismo al desnudo

En su más reciente libro, 'Mala feminista', la escritora Roxane Gay ahonda en las preguntas, inquietudes y contradicciones del feminismo y la vida moderna con una franqueza reconfortante. Reseña.

2017/06/01

Por Ana Gutiérrez

Roxane Gay es una mala feminista. La reconocida colección de ensayos de la escritora y profesora universitaria estadounidense de ascendencia haitiana cuenta con una edición en español tres años después de ser publicada (algo que se debe tener en cuenta al leer, pues Gay se apoya extensamente en la cultura popular). La autora ahonda en las preguntas, inquietudes y contradicciones del feminismo y la vida moderna con una franqueza reconfortante. En vez de buscar respuestas, explora un tema espinoso que a menudo acaba en una discusión teórica y moralizante alejada de la realidad. Gay, en vez, les escribe a las mujeres reales que, como ella, se horrorizan ante las letras misóginas de las canciones actuales pero todavía las bailan cuando salen a rumbear; que se burlan de las protagonistas de los realities y las telenovelas mientras los consumen vorazmente; que luchan con la búsqueda y el rechazo del príncipe azul. A su vez también toca temas más profundos.

Brilla por su honestidad cuando recuerda memorias dolorosas de abuso sexual o racial, una asombrosa desnudez emocional ante su audiencia que le da poder a sus palabras. Lo que quiere Gay es que tanto ella como el lector, sea hombre o mujer, identifiquen y mejoren sus errores. La imperfección, las inconsistencias y la inefectividad son temas recurrentes. La simpleza de su prosa acaba por ser una manera mucho más hábil de meditar sobre los problemas que agobian a las mujeres y al feminismo, aunque a veces su tendencia a divagar resulta frustrante. La calidad de los ensayos también varía entre texto y texto.

Pero es tan real, tan fascinante, que el gran valor del libro no está en el tema que toca sino en el cómo y el por qué. Los lúcidos textos de Gay, que enfáticamente resalta sus propias falencias, son una divertida lectura que suscita preguntas en los lectores a la vez que los reconforta por sus errores tanto humanos como feministas.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.