Una ilustración de Gusti.

'¡Mira lo que trajo el mar!': un libro audaz

La más reciente obra de Marcela Velásquez Guiral, ganadora del VIII Premio de literatura infantil 'El Barco de Vapor' de la Biblioteca Luis Ángel Arango, entrelaza varias historias con sensibilidad e inteligencia. Las ilustraciones son de Gusti.

2016/12/12

Por Daniela Vernaza Civetta

Cerca al mar, en Mirat, Hanu grita tras la puerta mientras Tribi y Agustino aleccionan al gallo más engreído del gallinero cortándole lo que más quiere, sus plumas. Mientras discuten si deberían llamarse a sí mismos peluqueros o plumeros, al otro lado del pueblo Marthica, en su silla de ruedas, se ríe del niño tonto del pueblo, Miguel, que vive solo en una de las canoas de la playa.

Mientras que pasan los días entre el mar y el pueblo, y los quehaceres de los padres los llevan y los traen, en la mente de los niños se tejen historias cercanas al sueño, inspiradas todas por misterios sin resolver, como aquel del Capitán Lor y una anciana pirata o la transformación constante de Miguel en todo lo que oye.

¡Mira lo que trajo el mar!, escrita por Marcela Velásquez Guiral ganadora del VIII Premio de literatura infantil ‘El Barco de Vapor‘ de la Biblioteca Luis Ángel Arango por Se resfriaron los sapos, introduce al joven lector a una lectura fragmentaria en constante construcción. El primer capítulo tiene un ritmo vertiginoso, diálogo tras dialogo, en una situación que, además de cómica es extremamente estresante. El quiebre con el tiempo y el espacio con el que se encuentra el lector en los siguientes capítulos va de la mano con esta propuesta de constante transformación que no solo juega con la posición del lector, sino que lo obliga a jugar, como con un rompecabezas, para unir las piezas de una imagen más grande.

De la mano con el texto las ilustraciones de Gusti, célebre ilustrador y autor de libros infantiles, con su trazo rápido y fuerte, parecen estar siempre en movimiento, creando de nuevo una suerte de inestabilidad en el mundo de Mirat.

Además de la sutileza y el humor que tiene ¡Mira lo que trajo el mar!, el valor de la novela, si es que así se puede llamar, radica en su propuesta narrativa, poco explorada en el género de la literatura infantil, y en su manera sincera plantear temas “difíciles”, como la ausencia o muerte de los padres. A diferencia de muchos libros que caen en un tono condescendiente, esta novela muestra con un tono agridulce que rodea esos problemas.

En suma, un libro que se recomienda especialmente, por su extensión y su estilo audaz, a buenos lectores y a los mayores de 10 años.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.