Mourinho en el Camp Nou en 2010, durante un partido entre el Barcelona y el Real Madrid, el equipo que entonces dirigía.

José Mourinho en 5 personajes cinematográficos

En esta corta biografía, el periodista Luís Aguilar explora la personalidad del polémico técnico portugués a través de sus relaciones, controversias y de su similitud con ciertos personajes emblemáticos del cine.

2016/04/08

Por Revistaarcadia.com

La tesis del reportero luso Luís Aguilar es simple: a punta de carácter, José Mourinho reinventó el papel del entrenador en el fútbol moderno. El periodista, autor de libros como Sexo, muerte y fútbol (2010) y Fifa nostra (2016), hace un recorrido por los equipos que dirigió The Special One, así como las relaciones con sus jugadores y sus polémicos comentarios, para dibujar el perfil de un hombre que trascendió las canchas para convertirse en un ícono cultural mundial. En el libro, que se encuentra en puntos de venta desde principios de abril, Aguilar también aprovecha para comparar al entrenador con algunos personajes del cine.

¿Entonces, a qué protagonistas se parece José Mourinho, según Aguilar?

A continuación, cinco extractos de Mourinho Rockstar.

1. Beatrix Kiddo (Kill Bill, 2003)

Una vez más, tenemos el elemento de la venganza, igualmente presente en el universo de Quentin Tarantino, al crear el personaje de Beatrix Kiddo (Kill Bill, 2003), encarnado por Uma Thurman en su mítico vestido amarillo enterizo. Una mujer implacable, conocida como Mamba Negra, que integra una banda de asesinos liderada por su amante Bill. Durante una misión, Beatriz descubre que está embarazada y abandona el grupo para intentar llevar una vida normal…Pero Bill, conjuntamente con el resto del equipo, la encuentra el día del ensayo general de su matrimonio. Bill mata a todos los que se encuentran en la ceremonia…tras permanecer en estado de coma durante cuatro años, [Beatrix] despierta para vengarse (…).

José Mourinho no es (…) un samurái urbano presto a derramar sangre. Pero, como [ese personaje], sintió también en su propia piel la injusticia social. Y, más específicamente, la injusticia de fútbol, elemento fundamental para moldear su carácter de antihéroe de los tiempos modernos…En 1982, con 19 años, Mourinho era simplemente José, un defensor central poco talentoso del equipo Rio Ave, que se encontraba sentado en el banco de suplentes en un partido contra el Sporting de Lisboa. Uno de los defensas se lesionó y cuando [el entrenador, que también era su padre] se disponía a llamar a su hijo, fue informado por el presidente del club que si José entraba…sería despedido como entrenador. Padre e hijo tuvieron que ver cómo su equipo perdía 7-1, y José decidió que nunca jamás debería pasar por semejante humillación.

2. Daniel Plainview (Petróleo sangriento, 2007)

Como reza el refrán del fútbol, “el segundo es el primero de los últimos”.

Una idea perfectamente ilustrada por el personaje de Daniel Plainview, el zar del petróleo de la película Petróleo sangriento, que le valió un Óscar al mejor actor a Daniel Day-Lewis. Plainview, como Mourinho, alcanza la cima después de un arduo camino. En este ascenso, revela su deseo: “No quiero que nadie más tenga éxito”.

La competencia no puede superarlo porque, en ese caso, él pierde. No es el ganador. Lo mismo sucede con el fútbol de nivel. Es este el principal ingrediente que identifica a los equipos de primera línea. A Mourinho lo contratan los mejores clubes para ganar, para conquistar más títulos que sus adversarios, para derrotarlos. No hay espacio para los perdedores, quienes no sobreviven sin trofeos para mostrar. Siempre fue así. Bill Shankly (histórico entrenador escocés del Liverpool de 1959 a 1974) repetía: “Si llegas de primero, eres el primero; si llegas de segundo, no eres nada”.

3. Michael Corleone (El padrino I y II, 1972-74)

El padrino expulsa a [su hermano] Fredo de la familia y le dice que no se va a vengar, pero que ya no existe ninguna relación entre ellos. “Fredo, ahora no significas nada para mí. No eres mi hermano, no eres mi amigo. Cuando visites a nuestra madre, quiero saberlo con un día de anticipación para no estar allá”... [Más adelante], cuando todo parece estar bien, cuando el asunto parece superado, Michael ordena que sea asesinado. Un tiro en la cabeza es el precio de la traición. El público reprueba: "No, Michael, fuiste demasiado lejos".

Mourinho es solo un entrenador de fútbol. Pero trata a sus jugadores como si fueran su familia. Los protege contra todo y contra todos. Y exige total lealtad de parte suya. Quiere unos vestuarios blindados, con un discurso único. Alineado con el suyo, alineado con aquello que considera lo mejor para el equipo. No se puede tener hombres con tendencia a la traición…en el Real Madrid, en su opinión, hubo varios Fredos, comenzando con Pepe.

4. Tyler Durden (El club de la pelea, 1999)

Mourinho es un líder fuerte y un rebelde que no acepta ser doblegado, como Tyler Durden, el protagonista de El club de la pelea…Tyler es un inconforme, un rebelde que no acepta vivir según las reglas sociales impuestas, un marginal…Anti cualquier cosa que lo domestique y lo vuelva uno más del rebaño. Descubre su forma de escape a través de un club de combate en el que él y otros hombres pueden quitarse las máscaras impuestas por la sociedad para desahogarse entre puños, patadas y sangre…

La lucha de Mourinho no es física, pero es una lucha permanente. Contra los adversarios, contra sus presidentes (si así tiene que ser), una lucha para ganar, por sus jugadores, por sus equipos, por sus hinchas y por sí mismo. Y en esa batalla poco a poco se va conociendo cada vez mejor porque se coloca en situaciones límite. Para ser siempre capaz de reaccionar bajo la máxima presión. Y también lucha de una forma novedosa en el fútbol, intensa, inesperada y, por esa razón, muy criticada por algunos de sus adversarios.

5. V (V de venganza, 2005)

V es el antihéroe de la máscara completamente ajeno a las leyes totalitarias de su sociedad (en este caso, una versión de un fascismo nazi británico). Pero no es solo un personaje, no es una persona. Es una idea que trasciende el espacio y el tiempo, es el antihéroe que vive dentro de todos nosotros, un rostro que simboliza el cambio para una sociedad que necesita desesperadamente una revolución…

Mourinho creó un personaje y una idea que sobreviven más allá de su persona. Les quitó el poder a los poderosos e inauguró un nuevo ciclo en el fútbol mundial, una nueva era que otros entrenadores han aprovechado. Cuando hay competencia, resultados y un liderazgo justo, los grandes protagonistas del fútbol (entrenadores y jugadores) nada tienen que temer frente a los opresores de los presidentes…

Se trata aquí de la expresión máxima del lema de V aplicado a la industria del cine: "El pueblo no debe tener miedo a su gobierno. Es el gobierno el que debe tener miedo de su pueblo". Para el caso de Mourinho: “Los entrenadores no deben tener miedo de sus presidentes. Son los presidentes quienes deben tener miedo de sus entrenadores”.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación