Guerrillero de las FARC en el Yarí. Crédito: León Darío Peláez.

Negociar la paz con las FARC: una experiencia innovadora

La editorial Icaria publica una visión integral, aguda y crítica del proceso de cuatro años que culminó en el Acuerdo de La Habana, escrita por el reconocido analista de conflictos y procesos de paz catalán Vicenç Fisas.

2017/06/06

Por Laura Campos*

El año pasado, Colombia dio fin a 51 años de conflicto armado con las Farc. Un hecho que impactó más al mundo que a los mismos colombianos y que hoy, casi seis meses después, el país no dimensiona. Los ciudadanos se enfrascaron en la disputa política entre opositores y partidarios de las negociaciones, en si estar a favor de la paz era ignorar la barbarie cometida por las Farc durante años y apoyar el no, una forma de hacer respetar la patria. Las redes sociales se encargaron de polarizar aún más el ambiente y cosas como el premio Nobel de Paz del presidente Santos o la famosa “ideología de género” recibieron más atención que lo que realmente estaba en juego en La Habana. Fueron tantas las cortinas de humo y mentiras emotivas que a la gente se le olvidó que la mejor forma de definir qué tan conveniente resultaba el Acuerdo Final era leyéndolo. Por eso, el pasado 2 de octubre, cuando el pueblo tenía en sus manos el futuro del país, el 60 % de la población no votó y otra buena porción votó sin haber leído una página de los acuerdos.

Un extranjero que estuvo al tanto de las negociaciones los cuatro años que duraron los diálogos se tomó la tarea de explicarle al país que haber llegado a un pacto como el que se firmó con las Farc no es cualquier cosa. Mucho menos bajo el acecho de la oposición, con la desinformación de los medios, las crisis internas y externas, y en medio de una extrema polarización.

Eso es Negociar la paz con las Farc, del reconocido analista de conflictos y procesos de paz catalán Vicenç Fisas. Una visión integral, aguda y muy crítica —menos extensa que las 300 páginas por las que muchos colombianos se negaron a leer los acuerdos (183 páginas)— para entender que el momento histórico que vive el país, además de ser pionero en el mundo, no es nada menos que el comienzo de algo que hace rato merecían sus habitantes: una vida en la que la violencia deje de ser la solución a los problemas.

*Periodista de Semana.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.