Ilustración de 'Cráter' de Tania Ganitsky y José Sarmiento.

‘Cráter’, un libro que entrelaza letras con arte

El próximo 28 de septiembre en la Librería Nada se presentará el libro 'Cráter', un libro que combina arte y poesía de la escritora Tania Ganitsky y el artista José Sarmiento.

2017/09/26

Por Susana Rico

"La voz es un lugar oscuro
tomado por animales feroces
en los que ya nadie cree".

-Tania Ganitsky

Un cráter no solo es la huella de una explosión, también es el título que Tania Ganitsky y José Sarmiento, escritora y artista respectivamente, le dieron a este nuevo libro, que haces juntos. Esta es una propuesta que reevalúa la indefinible relación entre palabra e imagen al combinar poesía y grabado, una técnica artística tan ancestral e intemporal como la creación de versos.

Ganitsky es una escritora colombiana, y es ganadora del Premio Nacional de Poesía Obra Inédita en 2014. Actualmente cursa un doctorado en Filosofía y Literatura. Sarmiento es pintor. Ambos se conocieron en Colombia pero gestaron y desarrollaron la idea de su obra en un proceso de entornos cambiantes, a miles de kilómetros de distancia el uno del otro.

Sin embargo, de acuerdo con los autores, esos fueron los factores esenciales para dar forma a Cráter, un trabajo hecho a cuatro manos, en dos lenguajes distintos, que interpreta sus realidades individuales e inventa un mundo nuevo.

Ilustración de ‘Cráter‘ de Tania Ganitsky y José Sarmiento.

La estructura del libro está compuesta por apartados poéticos, que Ganitsky llama “regiones”, ilustrados con los grabados de Sarmiento. El estilo sencillo de la escritora, que recuerda por momentos al haiku japonés o a la literatura del lejano Oriente por sus referencias a los tigres, serpientes y paisajes sórdidos, encuentra su expresión en el arte visual, en las sombras y formas recreadas por el pintor.

Cráter cuenta con un prólogo de Lucas Ospina, quien destaca el lenguaje casi cinematográfico del libro y cinco secciones: Lo extinto, poemas que hacen una apología al pasado y lo perdido. La montaña vacía, un par de poemas cortos y concisos situados en un paisaje helado e inaccesible. Lo demás es solitario, versos sobre la soledad desde los días lluviosos y árboles quebrados. Como nos besa el desastre, nos acerca al difícil proceso de escritura de la autora y al enfrentamiento consigo misma y la palabra. Cierra el libro, Tu existencia, poemas que acercan al lector al amor mismo desde las emociones profundas.

Las imágenes que acompañan los poemas no obedecen al orden planteado por Ganitsky. Algunas pueden representar un conjunto de versos o poemas, mientras que otras pueden estar relacionadas con toda una región. De ese modo, a lo largo de las páginas, se crea una atmósfera que amplía la posibilidad de interpretación del lector, que también actúa en este caso como espectador.

Sarmiento lo explica de la siguiente manera: “En los grabados rompí el plano narrativo en el cual funcionaban antes mis imágenes. Para explicarlo mejor, hay elementos que rompen el tiempo lineal. Hay una escena, por ejemplo, con unas hadas bailando alrededor de una estatua de Peter Pan y arriba hay una nariz y un pez beta, afuera de la cara y afuera del agua".

“De noche caminas en puntas de pie para evitar

el veneno de los insectos

y estás más alto que cuando te fuiste,

como la estatua negra de Pushkin

o la de Peter Pan sobre las rocas.

Tu nariz está más pequeña y tus orejas largas e infladas,

porque

has empezado a respirar como los peces: escuchando todo.

Te das la vuelta y descubro algo que quizá sea culpa mía:

tu espalda está marcada por los signos del viento

que castiga a quien evade lo real.

Te ha marcado con una cifra que no sé contar”.

Fragmento del poema Él en el desierto. (Segunda nota para el hombre que vi en un sueño)

Paradójicamente, uno de los miedos de los autores en el proceso creativo del libro era limitar la apreciación a un solo modelo, ya fuesen los versos o los grabados, y a su vez limitar las múltiples interpretaciones de posibles lectores de una pieza que, al fin y al cabo, se compone de dos obras hasta cierto punto independientes.

Para Tania Ganitsky, Cráter no tendría la misma fuerza sin los grabados. “Yo creo que las regiones no estarían bien delimitadas sin los grabados y que algunos poemas callarían muchísimo más”. José Sarmiento destaca que, si bien las obras funcionan de manera individual, “aquí son ricos y viven muy bien juntos”.

Esta apuesta de los artistas colombianos parecería recrear la afirmación hecha por el pintor español Pablo Picasso: “La pintura es poesía; siempre se escribe en verso con rimas plásticas”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.