Faulkner y Hemingway.

Obras de Hemingway y Faulkner en dos curiosas ediciones

Se publica una nueva versión de "Adiós a las armas", de Hemingway, con 47 finales diferentes, y sale al mercado “El ruido y la furia”, de Faulkner, impreso en 14 colores. ¿Cuáles son la razones detrás de estas novedades?

2012/07/11

Por EFE y Revistaarcadia.com.

Una nueva edición de Adiós a las armas (1929), de Ernest Hemingway, llega a las librerías de Estados Unidos con los 47 finales que el célebre escritor estadounidense imaginó para esa aclamada novela situada en la Primera Guerra Mundial.

Los amantes de la obra de Hemingway (1899-1961) tienen por fin la oportunidad de descubrir qué desenlaces consideró el autor antes de decidirse por el que acabó cerrando la obra que relata la historia de amor entre el militar Frederick Henry y la enfermera Catherine Barkley en la Italia de la Gran Guerra.

En una entrevista en 1958 el novelista reconoció que tuvo que escribir el final 39 veces, aunque un estudioso dio con 41 entre sus notas. Años más tarde, su nieto, Sean Hemingway, encontró entre los manuscritos de su abuelo en la biblioteca del presidente John F. Kennedy, en Boston, las 47 variaciones ahora publicadas.

Sean Hemingway firma la introducción a la nueva edición, que se publica después de que los herederos del autor y Scribner, editora de Hemingway y filial ahora de Simon & Schuster, alcanzaran un acuerdo para sacarle brillo a una de las obras maestras del escritor de El viejo y el mar y Por quién doblan las campanas.

Con el nombre de A Farewell to Arms: The Hemingway Library Edition (Adiós a las armas: La edición de la Biblioteca Hemingway), el libro, uno de los primeros éxitos de Hemingway, se presenta como fue publicado inicialmente y después se incluyen en un anexo todas las variaciones que creó para Frederick y Catherine.

Algunas van desde una frase corta a varios párrafos. A veces cambian de tono, en ocasiones más tajantes y en otras más optimistas. Sobresalen las que hablan de la vida y la muerte. "No hay más final que la muerte y el nacimiento es el único principio", escribió Hemningway en sus borradores de la novela como posible final a Adiós a las armas.

Los desenlaces no son la única novedad de este libro, con 330 páginas y una cubierta que reproduce la portada original, la edición también reproduce los títulos que Hemingway considero para la novela.

Se desgrana así una lista que va desde “Amor en la guerra”, “Cada noche y todo”, “De heridas y otras causas”, y otro que el autor tacho en sus cuadernos: “El encantamiento”.

Además, la nueva edición contiene material no visto hasta ahora por el gran público, que había permanecido solo bajo acceso de investigadores y académicos, según detalla la editorial Scribner.

Se trata de pasajes de "Adiós a las armas" extraídos de las notas del autor y que finalmente este cambió o incluso acabó recortando o desechando, y que su nieto ha ido recopilando tras años de estudio.

La edición incluye facsímiles de las páginas manuscritas que llenó Hemingway, la introducción que él mismo preparó en 1948 para que acompañara a la edición ilustrada de la novela, así como un prefacio de mano del único hijo que le sobrevive, Patrick Hemingway, de 84 años.

Faulkner a color

Más de ochenta años después de su publicación, The Folio Society sacado al mercado El ruido y la furia tal y como el escritor lo había imaginado: a color.  Las cuatro secciones del libro, que narra la desintegración de una familia del sur de los Estados Unidos, se mueven para atrás y para adelante en el tiempo, así que el sueño de William Faulkner era usar diferentes colores de tinta para marcar esos virajes cronológicos que en ocasiones eran confusos para el lector.

En 1929, Faulkner escribió: “Me gustaría que la edición hubiera avanzado lo suficiente para usar tinta a color, pero tendré que guardar la idea hasta que las técnicas editoriales crezcan”. En ese entonces, Faulkner se tuvo que conformar con utilizar la cursiva para distinguir los distintos periodos temporales pero, por fin, en 2012, The Folio Society ha publicado la colorida versión.

Los editores del libro, con la asesoría de los académicos Stephen Ross y Noel Polk, trabajaron con 14 líneas de tiempo, que van de 1900 a 1928. Sin embargo, en una de las secciones no se pudo trabajar el color, pues sus tiempos son demasiado ambiguos.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.