Mawilda, la reina de los colores.

Jutta Bauer, la reina de los colores

La renombrada ilustradora alemana utiliza los colores para contar un cuento sencillo pero inteligente sobre las emociones para los lectores que están aprendiendo a leer y para sus padres también.

2016/08/09

Por Daniela Vernaza Civetta

De su castillo sale la reina de los colores, Mawilda, a su mundo blanco. Y frente a su castillo empieza a llamar a sus súbditos: los colores. Así llega el azul con su calma a saludar a su reina seguido del rojo con su fuerza y el amarillo con su calidez. Mawilda recibe y juega con cada uno de los colores y comienza a pintar su mundo. Pero el temperamento de la reina se sale de control y pronto manejar a cada color se vuelve una tarea titánica y confusa que sume Mawilda y su reino en la penumbra. Y en este mundo gris reina la desesperación. Y solo Mawilda, controlando a sus súbditos, es quien logrará devolver el orden a su mundo.

La reina de los colores, de Jutta Bauer, ilustradora alemana renombrada en su país y ganadora en el 2001 del premio Nacional de Literatura Infantil de Alemania, se apropia de los recursos pictóricos para contar una historia que, se podría decir, se trata sobre el manejo de las emociones. Las ilustraciones hechas en trazos simples y gruesos le dan vida a un personaje, una reina, que debe aprender a controlar todo lo que en su mundo no es línea ni tiene forma: el color. Cada uno de los súbditos de la reina se presenta como un mancha capaz de tomar cualquier forma, un mancha que como la reina tiene su propia personalidad y que, de no ser entendida y bien direccionada, se convierte en una fuerza indomable y gris. La historia, además, reivindica el valor del llanto como aquello que limpia pues es justo las lágrimas de la reina las que reordenan el gris turbio de su confusión. Y poco a poco, con lo que podríamos decir es el entendimiento y control de Mawilda, su reino blanco no solo se llena de amarillo, azul y rojo, sino que aparecen colores complementarios como el verde y el anaranjado.

Una historia sobre la importancia del control de las emociones que se cuenta de manera inteligente aprovechando cada uno de los recursos estilísticos del dibujo y usándolos como parte de la narrativa. Un relato sencillo que pueden disfrutar quienes estén aprendiendo a leer y que interesará también a adultos. Una linda historia sobre las emociones y sobre cómo pintar el mundo de colores.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación