Baudelaire.

Una nueva joya de Baudelaire

La editorial Sexto Piso publica el libro “Dibujos y fragmentos póstumos”, un volumen que reúne, por primera vez, todas las notas en prosa y los dibujos que el escritor francés dejó antes de morir.

2012/10/09

Por Revistaarcadia.com.

Cuando Nietzsche leyó en 1888 los fragmentos póstumos de Baudelaire, supo que tenía ante él textos con el poder de transformar el siglo. Sin embargo, nadie lo escuchó. Las notas fueron olvidadas y se perdieron en bibliotecas y colecciones privadas. Solo algunos tuvieron el privilegio de conocerlas.

Ahora la editorial Sexto Piso pone a disposición del mundo estas joyas. Es la primera traducción completa de los manuscritos. No existe, ni siquiera en francés, una edición con estas características.

“Baudelaire siempre creyó que el hombre debía ocuparse solo en cultivar la belleza, en satisfacer sus pasiones, en sentir y en pensar –escribió Ernesto Kavi en el prólogo del libro–. Quiso que todo ser humano recordara que en la locura hay grandeza, y fuerza en el exceso. Tal vez estas imágenes nos devuelvan esa memoria”.

La gran pasión de Baudelaire fueron las imágenes: están presentes en sus poemas, fue amigo de pintores y crítico de arte, y deambuló por galerías y museos. Sin embargo, no es tan popular su historia como dibujante. Sus percepciones sobre la vida también se vieron reflejadas en dibujos que estuvieron guardados durante mucho tiempo y que hoy salen a la luz.

Tanto su prosa como sus dibujos son muestra de su interés por la belleza, pero también de los conflictos internos de un hombre rodeado por la enfermedad, la rabia y la tristeza. “Perdido en este mundo atroz, arrollado por la multitud, soy como un hombre cansado que no puede ver atrás, en la profundidad de los años, más que desilusión y amargura, y frente a él solo una tormenta en la que no hay nada nuevo, ni conocimientos, ni dolor”, escribió Baudelaire en uno de los fragmentos del libro.

Después de la muerte del escritor, su madre reunió todos los papeles de su hijo. En un principio esas hojas fueron a parar en manos de su editor, Auguste Poulet-Malassis, sin embargo, en 1988 salieron a subasta y todo se dispersó. Por eso es una suerte para los amantes de la poesía que este libro llegue a las librerías.

Aquí podrá ver las primeras páginas del libro.

                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.