RevistaArcadia.com

Vidas dibujadas

¿Son libros de cómics? No. ¿Son libros para niños? No. ¿Son series de caricaturas? Tampoco. Son novelas gráficas, un género literario joven que irrumpe en el mercado editorial colombiano con la novela Virus tropical, de Paola Gaviria..., o mejor, de Powerpaola, su seudónimo literario.

2010/03/15

Por Catalina Holguín

El cómic es un arte marginal. Chris Ware, paladín norteamericano de la novela gráfica para adultos, se burla de la asociación del nerdo inseguro a este género y del caché que ha adquirido “la novela gráfica” entre hipsters y adultos que se niegan a crecer. Dice Ware en la posmoderna introducción a su aclamada novela Jimmy Corrigan: el chico más listo del mundo que “los compradores de este libro han de ser personas sexualmente seguras, emprendedoras y atractivas para quienes la tristeza no es más que una abstracción, o, en el peor de los casos, una molestia que se puede tratar con medicamentos costosos. Por lo tanto, esperan encontrar algo que los excite brevemente o los entretenga, que los haga parecer a la moda, o que incremente sus niveles de actualidad […] Es más, este libro ni siquiera debe ser leído, sino simplemente exhibido como una muestra de la exuberancia juvenil propia, como un automóvil lujoso o la música del sur de los Estados Unidos interpretada por un aristócrata”.

Si en los Estados Unidos este arte es marginal incluso después de la publicación de Maus de Art Spiegelman en 1986 —novela gráfica que redefinió el género y amplió brutalmente sus fronteras temáticas— en Colombia su existencia ha estado confinada hasta el momento a fanzines y blogs. Rompiendo este esquema, la editorial y casa de diseño La Silueta lanzó en la XXII Feria del Libro de Bogotá los primeros tres capítulos de la novela gráfica Virus tropical, de Paola Gaviria, colombiana nacida en Ecuador a finales de los setenta, mejor conocida en la web por su nom de guerre: Powerpaola. Sus hermanas Claudia y Patricia protagonizan los primeros capítulos de la novela. Paola, por el momento, aparece como un bebé mudo que nace desafiando dos obstáculos aparentemente imposibles de sortear: la ligadura de trompas de su mamá y los votos sacerdotales que su papá, de familia paisa y conservadora, hizo en su juventud.

El proyecto nace, explica Paola, cuando es invitada a participar en un blog colectivo argentino conformado por veinte comiqueros latinoamericanos llamado Historietas reales. La regla del blog, publicar una viñeta por semana, la obliga a buscar un tema que no se le acabe pronto, algo que tenga continuidad y ritmo. Nace entonces Virus tropical, narración autobiográfica que explora la búsqueda de la identidad personal y colectiva así como la movilidad familiar en un mundo progresivamente globalizado. Con sus dibujos inocentes, honestos y brutales, Powerpaola pone de manifiesto la necesidad de darle un orden y un sentido estético a una serie de acontecimientos a veces significativos pero en general banales que resumimos en dos palabras: “mi vida”.

La novela, que sigue escribiéndose viernes a viernes en la web de Historietas reales, terminará cuando Paola cumpla dieciocho años y cada miembro de la familia salga en desbandada. Actualmente, su mamá reside en Ecuador, sus hermanas en Australia y Canadá y su papá en Medellín. Paola, por su parte, vivió en Argentina, Australia y Francia, y desde hace poco, en Bogotá.

El tema de Virus tropical se inscribe en una tradición autobiográfica dentro del género de la novela gráfica. Persepolis de la iraní Marjane Satrapi relata la vida de Marjane y su familia durante la revolución islámica liderada en Irán por el Ayatollah Khomeini a finales de la década de los setenta. Jimmy Corrigan, de Chris Ware, también basada en hechos autobiográficos, cuenta la historia de la tristeza y el abandono enconado en tres generaciones de hombres inseguros e incapaces de lidiar con la realidad. En Maus, Spiegelman cuenta la historia de su papá y su mamá en un campo de concentración alemán, representando a los judíos como ratones y a los alemanes como gatos. Harvey Pekar (de quien se hizo la fantástica película American Splendor) se convierte a sí mismo en personaje de las historietas de un perdedor consumado. Blankets, ganadora de tres premios Harvey, es un bildungsroman autobiográfico en el que Craig Thomson explora su juventud en una familia cristiana. Y Barefoot Gen, del japonés Keiji Nakazawa, está basada en sus experiencias como sobreviviente de la bomba atómica. Como explica Spiegelman en la introducción de Barefoot Gen, “la escala de los dibujos y la misma inmediatez de un medio que tiene mucho en común con la escritura a mano le da al cómic una intimidad que se ajusta increíblemente bien a la autobiografía.

Los cómics de Powerpaola no nacen en un vacío. Al revés, su obra está literalmente conectada a una muy amplia comunidad de comiqueros colombianos y latinoamericanos que publican sus viñetas en fanzines pero también en webzines, blogs personales y revistas virtuales colectivas. Además de pertenecer al colectivo Historietas reales, Powerpaola también ha colaborado en la revista Vinagreta Garbo, del colectivo antioqueño Noosfera, y otros fanzines como Matera y La Cabeza. En su blog personal Powerpaola recomienda los blogs y webzines de algunos duchos del cómic nacional: Joni b, Truchafrita, Inu Waters, John Joven, Max Moskú, Insepto y Andrezzinho. Ellos han hecho lo mismo en sus propias páginas, forjando una densa red de enlaces y poniendo de manifiesto una intención clara de trabajo colectivo que a su vez ha generado una amplia comunidad lectora. Siguiendo la misma tendencia de asociación y solidaridad que caracteriza a esta comunidad, Powerpaola fundó junto con una amiga holandesa el blog colectivo Chicks on Comics, en el que colaboran nueve mujeres comiqueras.

Según Juan Pablo Fajardo, editor de La Silueta, la publicación virtual de Virus tropical no compite con el libro, pues este, como objeto diseñado cuidadosamente apela a otras sensaciones y otro contacto lector. El plan editorial contempla la publicación física de tres volúmenes más, cada uno con tres capítulos. La novela completa, en cambio, será publicada en Argentina por Editorial Común. Las publicaciones, claramente, están sujetas al ritmo de creación impuesto por el blog, día a día, con paciencia y buena letra (y buenos dibujos también).

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.