RevistaArcadia.com

Hablan los deportados lituanos

‘Voces en el hielo’, la más reciente adición al catálogo de Laguna Libros, reúne seis testimonios de una tragedia para muchos desconocida: la deportación de cientos de miles de lituanos, letones y estonios a los desangelados rincones de la Unión Soviética. Arcadia habló con su traductora.

2015/11/03

Por Christopher Tibble

Bárbara Rimgaila tardó 46 años en regresar a la tierra de sus ancestros. En medio de la Segunda Guerra Mundial, cuando apenas tenía un año, salió de Lituania, un país entonces apretujado en una pugna de poder entre la Alemania nazi y la Unión Soviética. Después de crecer, estudiar, enseñar y vivir en Colombia, decidió visitar el país báltico, del que había oído tantos relatos durante su infancia, incluido el terrible desenlace que sufrieron 300.000 lituanos de las manos de los rusos. La extraordinaria –y olvidada– historia de cómo una décima parte de su población terminó hacinada en camiones de animales, en trenes de ochenta vagones y deportada durante años a distintos rincones de Siberia.

“Fui ese año y visité una exposición sobre la deportación. La muestra incluía fotografías de la gente, porque en medio de la miseria y el horror había cámaras gracias a que había gente culta. Algunas de las imágenes me impactaron muchísimo. También había algunas cosas escritas en papeles, fragmentos, recuerdos, objetos, como una carpetita pequeñita, hecha con tela y con un bordado que leía, “mamá, te amo”. La niña había sacado la tela de pedacitos sueltos y el mismo hilo era de otras telas. Me acuerdo de una caja de fósforos con un diminuto juego de domino. Todo se había hecho, como dicen por ahí, con alas de mariposa”.

Desde entonces Rimgaila quiso ayudar a preservar el recuerdo de sus ancestros. Y ahora, 26 años después de su primer viaje a Lituania, logró su cometido: Voces en el hielo, la nueva obra de la editorial independiente Laguna Libros, consta de seis testimonios de deportados –cinco lituanos y un letón– traducidos  y comentados por ella. “Aunque no podemos comparar lo que pasó en los países bálticos con el Holocausto judío, ellos se han encargado de que su historia sea conocida en el dominio público. Yo quería hacer lo mismo con la de los lituanos, ¿y qué mejor que en español, uno de los idiomas más hablados del mundo?”, dice Rimgaila durante un desayuno en la librería Casa Tomada, donde se reunió con varios periodistas para presentar el libro.

La obra, de 488 páginas, se puede considerar una anomalía dentro del catálogo de Laguna. No solo porque en el último año la editorial se ha concentrado en el terreno de la ficción, sino porque además el vínculo entre Lituania y Colombia, encarnado por el exalcalde de Bogotá Antanas Mockus, es tan tenue que, a todas luces, fue una jugada arriesgada publicar Voces en el hielo.

Sin embargo, Felipe González, fundador de Laguna, considera que la obra tiene mucho que decirle al público colombiano dada la coyuntura política que atraviesa el país con el proceso de paz. “Pienso que una misión que todos tenemos frente al conflicto es cómo narrarlo y todos queremos que esas narraciones se conozcan en el resto del mundo, que ese sufrimiento propio sea conocido y entendido por los otros. Cada pueblo, cada país, tiene sus historias y en ese medida leer Voces en el hielo es abrir un dialogo y conocer la historia de un pueblo que pasó por todo eso y que al mismo tiempo logra hacer crónicas de esta fuerza. Leerlo nos da una dimensión más grande la tragedia, pero también sirve como un ejemplo de cómo se puede narrar el conflicto”.

Las crónicas traducidas por Rimgaila son al mismo tiempo aterradoras y emocionantes. Dan cuenta del horror que atravesó un pueblo, de cómo fue maltratado y sus ciudadanos desechados y reciclados por la maquinaria soviética, cuya misión consistía en imponer sus costumbres en otras tierras destruyendo las que ya existían. Pero los testimonios también dan cuenta de la perseverancia y tenacidad de una gente que, a pesar de ser humillado, no se doblegó. “Somos un pueblo supremamente resistente –ríe la traductora–, que aguanta todo, y pues tener de vecinos a los alemanes y a los rusos no es fácil”.  

Voces en el hielo tiene como punto a favor que no se limita a juntar las seis crónicas. En sus casi 500 páginas reúne mapas, explicaciones, un contexto histórico y, cómo no, una nota introductoria escrita por Mockus.

 

 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com