Charly García.

Charly García cerró a lo grande Rock al Parque

Bajo un cielo despejado el argentino cerró la edición número 18 de Rock al Parque, con una presentación seria y emotiva.

2012/07/03

Por EFE.

Los asistentes a esta versión del festival disfrutaron de tres escenarios simultáneos con programaciones de géneros musicales bastante diferentes que intentaron recoger la diversidad de las culturas urbanas de la ciudad.

El público clasificó la noche como inolvidable porque al mismo tiempo tres grandes de la música confirmaban la magnitud de este certamen que llega a su mayoría de edad.

El legendario roquero argentino Charly García brindó un concierto nostálgico de la mano de sus seguidores en el que recordó sus temas más conocidos como solista, aunque el repertorio también incluyó algunas canciones de su banda Sui Generis. En algunas canciones se notó la transformación del artista en escena, que ahora es acompañado por bandoneón, violines y chelo, además de la banda rock.

Uno de los momentos más emocionantes de la noche fue cuando Andrea Echeverri subió al escenario en 'Pasajera en trance'.

Al terminar el concierto la gente pedía a gritos una canción más, llamado que Charly respondió subiéndose al escenario de nuevo y al son de "Canción para mi muerte" se despidió con lágrimas del público bogotano.

A pesar de la euforia que provocó el artista, el público se quejó del sonido. Las voces femeninas se sentían muy lejos y la desgastada voz de Charly se perdía entre el sonido de los instrumentos y la algarabía de los espectadores. Los años del argentino, además, se sentían a leguas: a su presentación le faltó la fuerza, el carácter y la calidad de otros tiempos. Sin embargo, los asistentes se sintieron satisfechos por ser testigos del renacimiento de un ícono y por presenciar un concierto serio y nostálgico en el que el artista mantuvo la cordura.

Al mismo tiempo, en el escenario Bio, estaba cerrando el grupo NOFX, de Estados Unidos, inyectando por las venas punk puro a cientos de personas convertidas en una multitud enardecida con sed de adrenalina.

En el escenario Redbull Panamerika cerraba Surtek Collective con una fiesta electrónica, su show en vivo es calificado como una aventura sonora "hiper bailable".

De esta manera concluyó una de las mejores versiones de Rock al Parque, en la que se presentaron 72 bandas y asistieron 250.000 personas, un número similar al de 2008 y 2010.

Quedó claro que el festival ha evolucionado, no solo en términos musicales, sino de organización y disposición escénica, ya que es la primera vez que hay tres escenarios simultáneos, espacios verdes amplios para que la gente se siente y disfrute del parque Simón Bolívar.

A parte de estos tres días de euforia, Rock al Parque se extiende dos semanas más con Avenida Ciudad Rock, una serie de presentaciones de grupos locales por un circuito de bares de la ciudad.

Charly y Andrea Echeverry


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.