BUSCAR:

¿Cuáles son las canciones más lucrativas del mundo?

La BBC hizo un estudio para averiguar cuáles son las canciones más lucrativas de la historia

Música

Estas son las cinco canciones que generarón más beneficios a sus autores, según un estudio reciente de la BBC.

Por: BBC Mundo

Publicado el: 2013-01-14

La BBC consultó con expertos de la industria musical y elaboró una lista con las diez canciones que generaron más beneficios para sus autores.

Según explica el presentador Mark Radcliffe en un programa especial de la BBC, los resultados finales no son absolutos, pero tratándose de una compilación de información de un mercado fragmentado y en constante cambio –que se hace por primera vez– es la mayor exactitud a la que puede aspirarse.

Estas son las cinco canciones más lucrativas de la historia según la BBC.

5 – Unchained melody, Righteous Brothers

Los Righteous Brothers popularizaron esta romántica balada que fue compuesta en 1955 por Alex North y Hi Zaret para la película Unchained, sobre un prisionero que sueña con volver a ver a su chica.

Según relata Radcliffe en el programa de la BBC, Alex North había descartado esta canción, pero se apresuró a recuperarla después de escuchar a la señora de la limpieza tarareando la melodía en la que había estado trabajando.

Con la dramática letra que escribió Hi Zaret, se convirtió en un éxito. La grabación más célebre es de 1965, y fue hecha por Bill Medley y Bobby Hatfield, más conocidos como Righteous Brothers.

"Algunas canciones suenan como si hubieran sido descubiertas en vez de escritas, como los manuscritos del Mar Muerto", opina el compositor David Hepworth, consultado por la BBC.

"Y Unchained Melody da esa sensación, suena como si todas las baladas escuchadas alguna vez se mezclaran en una sola".

Es una de las canciones favoritas de los karaokes –popularizados en los años 90– y en los más recientes programas de televisión de concursos de talentos, del tipo Factor X.

Se han hecho más de 650 versiones de esta canción, que ha ganado cerca de U$28.900.000.

4 – Yesterday, Paul McCartney

Paul McCartney cuenta que durante una gira por Francia en 1964 soñó con esta canción y se despertó con su melodía en la cabeza. McCartney recuerda que antes de ponerle letra, se la cantaba a su novia de entonces como "scramble eggs, oh my baby, how I love your legs" (huevos revueltos, oh nena, cómo amo tus piernas).

La canción definitiva fue grabada en 1965, pero los "huevos revueltos" se convirtieron en una broma interna de Los Beatles.

Yesterday fue la primera canción escrita por McCartney en solitario y el resto de la banda no la interpretaba.

Pero el crédito figura como Lennon/Mc Cartney, como la mayoría de canciones de Los Beatles, aunque la escribiera solo McCartney, porque Lennon también compartía las regalías de las canciones que había compuesto él solo.

Aún así, puede que Lennon se resintiera por el éxito de Yesterday, algo que pudo añadir tensión a la ya problemática relación entre los músicos de Liverpool. Luego de que el grupo se separara, Lennon escribió una amarga canción llamada How do you sleep? (¿Cómo puedes dormir?) y en uno de sus versos dice "Lo único que hiciste fue Yesterday".

Esta es la canción más versionada de la historia, y así figura en el Libro Guiness de los Récords, con al menos 3.000 versiones, entre ellas las de Marvin Gaye, Tom Jones, The Supremes o Elvis Presley.

Según la estimación de los analistas consultados por la BBC, ha recaudado cerca de U$31.400.000.

3 – You’ve lost that lovin’ feeling, Barry Mann y Cynthia Weil

Barry Mann y Cynthia Weil compusieron esta canción en 1964 en Los Ángeles junto al legendario productor Phil Spector.

Weil cuenta que al principio despreció el final de los coros que Mann y Spector proponían (woe, woe, woe), aunque el tremendo éxito de la canción demostró que estaba equivocada.

La versión de Righteous Brothers compitió con la de la británica Cilla Black, lo que aumentó su valor.

Se convirtió en la canción más interpretada del siglo XX, y se estima que ha generado unos U$33.000.000.

A finales de los 80's, su popularidad volvió a surgir después de que hizo parte de la banda sonora de la película Top Gun.

 

2 – White Christmas, Irving Berlin

Este clásico de la música popular fue creado en 1940 por el prolífico compositor estadounidense Irving Berlin, que escribió más de 1.000 canciones.

"Durante décadas fue el disco más vendido de todos los tiempos, y también la versión de Bing Crosby que vendió 50 millones de copias", dice el periodista Jody Rosen, autor de un libro sobre esta canción.

Tal fue su impacto que tuvieron que volver a grabarla, ya que el máster original de Crosby se deterioró por el continuo uso.

Se convirtió en un himno para los soldados estadounidenses que lucharon en la Segunda Guerra Mundial y que añoraban sus hogares. De hecho, fue la canción más solicitada en la radio de las Fuerzas Armadas.

Muchos artistas (entre ellos Lady Gaga) grabaron esta melodía: la venta del total de las versiones alcanza los 100 millones de unidades.

Fue traducida a numerosos idiomas, entre ellos el húngaro, el japonés y hasta en swahili. Y en honor a las raíces judías de su autor también hay una versión en yidish.

Según los cálculos del programa de la BBC, White Christmas ha ganado más de U$38.600.000.

Pero según cuenta Linda Emmet, hija de Berlin, hay una historia trágica y un sentimiento agridulce que resuenan en la canción. Diez años antes de ser creada, un hijo de Irving Berlin murió súbitamente al mes de haber nacido, justo el día de Navidad, provocando un trauma que él y su esposa nunca pudieron superar.

 

1 – Happy Birthday

¿Cómo se expandió la pegadiza melodía del "Cumpleaños feliz"? Aún es un misterio.

¿Sorprendido? Probablemente pocos apostarían a que esta melodía, presente hasta el hartazgo en la vida cotidiana, iba a liderar una lista como ésta. Pero he aquí su curiosa historia.

Las hermanas Patty y Mildred Hill eran maestras de preescolar en la década de 1890 en Luisville, Kentucky, y solían cantar esta melodía a sus alumnos para darles los buenos días.

No está muy claro cómo la letra cambió de "Buenos días para ti" a "Cumpleaños feliz", pero esta breve cancioncilla se volvió muy pegadiza.

Comenzó a aparecer en películas y en la televisión en la década de 1930, cuando aún no se había acreditado su autoría.

Una de sus versiones era de Irving Berlin, y llegó a oídos de Jessica Hill, hermana menor de Patty y Mildred, que la reconoció, recurrió a los tribunales y obtuvo los derechos.

Desde entonces, cada vez que suena se generan regalías: no sólo en el cine y la televisión, hay relojes, tarjetas, velas y hasta calzones musicales.

Los derechos de publicación de la canción fueron comprados en 1988 por la compañía Warner/Chapel, se estima que por unos U$25.000.000.

Las ingentes ganancias que sigue generando se reparten entre Warner y la Fundación Hill, creada para apoyar a los herederos de las hermanas Hill.

Según dijo a la BBC el experto en la industria musical Moses Avalon, la tarifa por utilizar "Cumpleaños feliz" en cine o televisión es de alrededor U$25.000.

Avalon explica que como los derechos de autor se extendieron en Estados Unidos hasta los 70 años después de muerto el creador, la compañía los tendrá hasta 2030.

En la Unión Europea generará regalías hasta 2016. Hasta ahora, la popular cancioncilla ha generado más de U$48.300.000.