Foto: Daniel Reina.

Batuta: 25 años en defensa de los derechos culturales

La Fundación Nacional Batuta cumple 25 años, durante este tiempo ha demostrado que la práctica musical en las comunidades vulnerables de Colombia logra cambios profundos en la geografía humana.

2016/03/23

Por María Claudia Parias* Bogotá

La Fundación Nacional Batuta celebra 25 años de feliz existencia. Surgida como una iniciativa del gobierno en 1991, esta entidad no gubernamental, de carácter mixto, ha demostrado que la práctica musical en las comunidades vulnerables de Colombia logra cambios profundos en la geografía humana de las más de 350.000 personas que se han formado, a lo largo del tiempo, en los centros musicales Batuta ubicados, hoy en día, en los 32 departamentos del país.

Entre los múltiples proyectos implementados por la Fundación Nacional Batuta en estos 25 años, quizá Música para la reconciliación —que hasta 2012 recibió el nombre de Déjate tocar por la música— es el de mayor impacto social en términos de la transformación real de quienes han sido sus beneficiarios. Según una investigación realizada en 2008 por Crece sobre el impacto psicosocial de Batuta en el desarrollo integral de los participantes, los niños y niñas que han asistido al programa manifiestan que entre diversas variables de análisis las más importantes para su vida han sido obtener valores para convivir (74 %), generar un sentimiento de felicidad en la vida cotidiana (72 %) y ampliar las redes sociales (63 %).

Música para la reconciliación surgió en 2001, cuando la Fundación Nacional Batuta y la Red de Solidaridad Social (posteriormente Agencia Presidencial para la Acción Social, y hoy, Departamento para la Prosperidad Social) acordaron desarrollar una iniciativa para la atención de población vulnerable en zonas de conflicto. Así, desde hace 15 años y de manera ininterrumpida, el programa ha brindando atención a población víctima del conflicto armado a través de un modelo integral musical–psicosocial, que contribuye a garantizar el ejercicio de los derechos culturales de los destinatarios así como a su desarrollo mental, emocional y social.

A partir de 2015, el programa Música para la reconciliación se desarrolla en asocio con el Ministerio de Cultura. Con esta determinación se está produciendo un cambio en el sentido estratégico, pues se busca una articulación con el Plan Nacional de Música para la Convivencia, cuyo propósito es, como lo establece MinCultura, fomentar la práctica, el conocimiento y el goce de la música en todos los municipios del país, como un factor de construcción de ciudadanía, convivencia y reconocimiento de la diversidad cultural. De esta manera, se propende por la creación de un sistema articulado en el territorio entre las escuelas de música, los centros musicales de Batuta y otros ejercicios de formación musical en el ámbito municipal.

En 2015, el programa Música para la reconciliación acogió a 21.804 beneficiarios en 132 centros musicales ubicados en 84 municipios de los 32 departamentos del país, mediante la implementación de dos componentes. El primero se denomina Iniciación musical (ensamble y coro) y está encaminado al logro del desarrollo motriz, rítmico, auditivo y vocal a través de la práctica instrumental y la lectoescritura musical, mediante la participación en agrupaciones de ensamble de iniciación musical con repertorio colombiano y latinoamericano. El segundo es el componente de Discapacidad y está dirigido a niños, niñas y jóvenes en condición de discapacidad. La metodología les permite potenciar sus habilidades físicas, intelectuales, sensoriales y psicosociales mediante una formación que contempla el acompañamiento psicosocial y ocupacional al individuo y su familia.

Este dosier que circula con la revista Arcadia hace parte de una serie de tres publicaciones que rinden tributo a los músicos, trabajadores sociales, gestores culturales y administradores que han hecho posible que en Colombia el poder transformador de la música llegue a miles de niños y jóvenes, y se instale —con toda su fuerza creativa— en los rincones más apartados y vulnerados del país.

*Presidenta ejecutiva Fundación Nacional Batuta

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación