Robert Ness.

El escocés que hizo posible Ondatrópica

Durante cuatro años, Robert Ness dirigió el British Council en Colombia y trabajó por el desarrollo cultural del país. Ahora que termina su gestión, le hacemos un pequeño homenaje destacando su mayor logro: llevar el proyecto musical Ondatrópica a los escenarios de Londres para la inauguración pública de los Juegos Olímpicos.

2012/08/01

Por Revistaarcadia.com.

En Latinoamérica solemos pensar que los británicos son fríos e impenetrables, pero Robert Ness en nada se parece a eso. El escocés es cálido y fiestero, y tiene un maravilloso sentido del humor. Además, es un hombre inteligente y culto. Adora el jazz, lee con avidez, le encanta el cine y se mueve con desenvoltura entre los círculos culturales de Gran Bretaña. Hace 30 años trabaja con el British Council y siempre se ha caracterizado por su determinación: si le gusta una idea trabaja en ella hasta que se convierte en una realidad. Así ocurrió con el proyecto que hoy conocemos como Ondatrópica.

Todo empezó en 2009 –un año después de que Ness llegara a Colombia como director del British Council–, cuando el escocés apoyó la producción del disco Frente cumbiero meets Mad professor. Como parte del proyecto Incubator, del British Council, la agrupación Frente Cumbiero, liderada por Mario Galeano, invitó a Colombia al legendario productor guyanés Mad Professor con el objetivo de realizar un encuentro sonoro entre la cumbia y el dub, género musical proveniente del reggae. Durante tres días, bajo la orientación del productor y su hijo Joe Ariwa, la banda colombiana grabó varias canciones en los estudios de la Facultad de Artes de la Universidad Javeriana.

La producción fue un éxito, así que Robert Ness tuvo la seguridad de que esta música tenía la calidad para hacer parte de los eventos culturales que se llevarían a cabo en Londres durante los Juegos Olímpicos de 2012. Desde ese momento, empezó a buscar a sus contactos en Inglaterra para presentarles el proyecto. Según Paula Silva, gerente de artes del British Council, Ness escribió durante 18 meses un correo semanal a Londres para convencer al Comité Olímpico de que debían contar con el talento colombiano.

Nidia Góngora (foto de Chad Batka, The New York Times)

En ese proceso, Ness ayudó a conformar una alianza musical estratégica entre Mario Galeano y Will Holland, músico, productor y dj británico conocido como Quantic que compiló el origen y la evolución de la cumbia para Soundway Records, fascinado con las joyas que encontró en Colombia. De esta unión nació, en principio, un disco que reunió a grandes músicos colombianos: Fruko, Aníbal Velásquez, Michi Sarmiento, Alfredito Linares, Pedro Ramayá Beltran, Markitos Mikolta y Wilson Viveros. Galeano y Holland buscaban renovar el entusiasmo que posicionó la música colombiana como una de las más influyentes del continente.

Después de esa primera experiencia, al británico y al colombiano les informaron que habían sido aceptados por el Comité Olímpico y que recibirían la financiación para crear Ondatrópica. Nuevamente contaron con el apoyo del British Council. Así nació este proyecto que explora y expande los ritmos tropicales de Colombia que se entremezclan con los sonidos frescos de Londres.

El nombre completo de la agrupación es Los irreales de Ondatrópica y está conformada por diez músicos, entre los cuales están artistas experimentados como Michi Sarmiento, Fruko, de Fruko y sus tesos, y Nidia Góngora, vocalista de los grupos de Holland y de su propio grupo Canalón de Timbiquí. Juntos fusionan cumbia, porro, gaita y boogaloo con jazz, rap, ska y funk. Estas confluencias sonoras son evidentes en su primer sencillo “Punkero sonidero”, que une el ritmo rápido de la cumbia con afro-funk. También hay sorpresas, como el cover que hacen de la canción de Black Sabbath “Iron man”, que  ellos llaman “I ron man” y que toma la base original pero usa el acordeón en lugar de la guitarra y cambia la letra por una más caribeña: “el ron se acabó”.

Will Holland y Mario Galeano (foto de Brian Cross/B+ (Mochilla))

Después de trabajar en el proyecto durante varios meses y producir un trabajo con dos discos, el 22 de julio Ondatrópica se presentó en el festival BT River of Music, la inauguración pública de los Juegos Olímpicos en Londres. El concierto fascinó a los europeos.

De Gran Bretaña la agrupación viajó a Estados Unidos para participar en el festival Lincoln Center out of doors, el pasado 26 de julio. La propuesta fue tan impactante que les mereció una elogiosa reseña en The New York Times, medio en el que describieron su música como vibrante, audaz y multigeneracional.

Ondatrópica surge como un grupo osado, que reúne el presente y el pasado, y que se perfila como un maravilloso representante del país en el exterior. Esto fue posible gracias a la determinante gestión de Robert Ness, quien después de cuatro años de logros se despide de Colombia. En la dirección del British Council lo remplazará el pianista Chris Rawlings, quien llega de México después de concretar la realización del Hay Festival Jalapa.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.