El grupo lleva más de 10 años haciendo versiones en bossa nova de clásicos como 'Love Will Tear Us Apart'.

‘Nouvelle Vague’: punk y bossa nova de tour por Colombia

Un grupo de músicos liderado por Marc Collin se unió hace más de una década para crear versiones tropicales de clásicos de la música británica setentera y ochentera. Este año visitan el país por primera vez y se presentan en Cali, Medellín y Bogotá. Hablamos con uno de sus integrantes.

2017/06/02

Por Daniella Tejada

Nouvelle Vague es un colectivo francés de música liderado por Marc Collin y Olivier Libaux en 2003. Sus canciones son interpretadas por numerosos músicos y artistas, y en muchos casos ayudan a lanzar al estrellato a jóvenes cantantes francesas. El grupo lleva más de una década haciendo versiones de canciones de bandas como Joy Division, Dead Kennedy’s, Bauhaus, The Cure o The Clash con la tonalidad suave del bossa nova, el jazz y el mambo. Sus influencias no son musicales. Los miembros del grupo están íntimamente conectados a la ola de cine conocida como la nouvelle vague, un movimiento que le debe su nombre al director y crítico Francois Truffaut, que en 1954 estableció en un artículo sus bases teóricas. El grupo, que ya se presentó el primero de junio en Cali, realizará conciertos el 2 y 3 del mismo mes en la sala de conciertos Casablanca Indiana en Medellín y en el colegio Gimnasio Moderno de Bogotá, respectivamente. Hablamos con la cantante Liset Alea sobre la trayectoria y las influencias de Nouvelle Vague.

La banda se formó cuando ustedes decidieron hacer un cover de bossa nova del clásico ‘Love Will Tear Us Apart‘ de Joy Division. Cuéntenos sobre esos primeros días y grabaciones.

Así es. La mezcla de géneros fue idea de Marc, que se inspiró en la música new wave y en el punk de inglaterra de los años setenta. Luego se imaginó esa música cantada por mujeres con una onda más tropical, es decir, más bossa nova. Pasado el tiempo se propuso hacer estas canciones con otro tipo de ritmos. Él se imaginó estas canciones viajando por Brasil y cantadas por jóvenes con voces de diferentes tonalidades. Quería, sobretodo, voces más suaves, casi con un tono inocente. Con Nouvelle Vague propone una música más fresca. Al principio intentó hacerlo con el grupo como un ejercicio o experimento y funcionó muy bien. El proyecto le da un tono distinto a muchas canciones fuertes.

¿Cómo deciden qué covers van a hacer? ¿Cuáles son sus principales criterios?

Es una creación casi libre. Marc comparte lo que le agrada y en adelante todos decidimos qué arreglos hacer y así llevamos la canción hacia diferentes rumbos. No hay criterios específicos pero el resultado de la música siempre es fresco y tranquilo. Hemos hecho covers de Blue Monday, por ejemplo, y de un montón de canciones de grupos como The Clash, The Cure, Joy Division, pero la verdad es que escogemos canciones que le gusten a Marc. Las voces varían según el estilo, el ritmo y el sonido. Cada uno de los cantantes hace proposiciones de acuerdo a los instrumentos que se utilicen en cada canción. También hay que imaginar a la cantante con quien estamos trabajando, la voz que tiene, su personalidad y lo que va bien con ella. Es como una película.

Ahora que menciona la palabra ‘película’, el nombre de la banda se refiere, entre otras cosas, a la nouvelle vague del cine francés. ¿Qué significa ese movimiento para ustedes?

A partir de ese movimiento de cine creamos un concepto que para nosotros conforma un tríptico: la música, el cine y un punto en común entre esas dos. Son tres elementos para crear un concepto. Para nosotros el movimiento del cine francés de la nueva onda en Francia con Truffaut y con otros directores fue algo un poco más ligero y no muy perfeccionista. Tampoco se preocupaba mucho ni tenía una obsesión con la luz o la cinematografía. Era algo mucho más relajado y mucho más natural. Para nosotros esa es la esencia de este movimiento y acogemos sus ideas para hacer música. Las influencias de la banda vienen mucho más del cine que de la música, esa es la verdad.

El nombre de la banda es también una referencia a la escena de la nueva onda británica. ¿Por qué rendir homenaje a estas canciones?

Son canciones que vieron crecer a Carl y por eso las introducimos en nuestro álbumes. Son una guía que nos transporta desde el cine hacia la música. Las canciones que recopilamos son de grupos como The Clash, The Cure, Joy Division y otros grupos de la ola new age inglesa que Carl escuchaba durante su juventud. Es una mezcla de todas las inspiraciones que se manifiestan en diferentes situaciones musicales. 

La banda cuenta con una amplia gama de cantantes, que suelen comenzar sus carreras. ¿Cómo los eligen?

Como en esa nueva ola del cine francés, pretendemos que todo salga lo más natural posible. A Marc le gusta que sus canciones tengan una identidad femenina, que las canciones sean más relajadas y únicas al oído de los espectadores. La personalidad de las canciones no tiene que ser técnicamente perfecta. Las cantantes deben producir emoción y una sensación con su voz. A veces son voces más quebradas, un poco menos trabajadas. Esto también viene del concepto del cine, cuando por ejemplo usaban una actriz que no era la más atractiva, o la más educada en el mundo del teatro, porque la naturalidad puede dar más emoción y realismo, que una actriz que sale educada para actuar ‘adecuadamente‘. Es algo más ligero y simple y demuestra que puede dar un mejor efecto.

Cuéntenos sobre ‘I could be happy‘, el nuevo álbum de la banda. ¿Qué lo diferencia de los anteriores?

I could be happy es una mezcla de canciones originales y covers. Este es el primer disco que propone algo así. Las canciones están un poco mezcladas de modo que la gente podría no saber cuáles son originales y cuáles son covers y en esta oportunidad las cantantes toman una posición mucho más personal y narrativa. En él hay composiciones más tropicales, ahora somos menos bossa nova, se podría decir. Este disco tiene una gran variedad: tiene una canción en español escrita por mí que se llama Algo familiar, también tiene el cover de I Wanna Be Sedated de Ramones y de No One Is Receiving de Brian Eno.

¿Qué tienen preparado para su presentación en los diferentes escenarios colombianos?

Estamos contentos de estar acá por primera vez y por eso nuestra presentación tendrá una muy buena escenificación. Será el mismo show en Cali, Medellín y Bogotá y habrá movimientos de baile y luz. Todo está muy bien calculado para los conciertos. El fin es que las presentaciones tengan un efecto poderoso. Tocaremos canciones como I could be happy, Just can’t get enough y Blue monday con un ritmo muy tropical, casi con un estilo de mambo. Haremos otra canción que tiene un solo de cello muy musical y un poco menos punk. Ahora acogemos ritmos suaves porque nos estamos interesando en arreglos más sofisticados.

¿Qué sigue para la banda luego de las presentaciones en Colombia?

Seguiremos de gira en Roma, Budapest, República Checa y en el verano tendremos muchos conciertos y actividades en festivales europeos.

Adquiera información sobre los horarios y presentaciones aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.