El concierto de apertura será en el Teatro Colón el 15 de agosto / Foto: Daniel Reina

Una academia dedicada al cultivo de la música

Este año, bajo la dirección de Jorge Guzmán Moreno, nace la Academia Colombiana de Música, primera en dedicarse al estudio e investigación musical. Arcadia lo entrevistó sobre su nueva labor como director.

2015/08/05

Por Mónica Jaramillo Arias

¿Cómo nace la iniciativa de conformar  la Academia Colombiana de Música?
Como se sabe, las academias en Colombia han tenido un desarrollo desde el siglo XIX en muchas áreas de la vida social, como es el caso de la economía, la historia o  la medicina, que han ayudado consolidar y desarrollar estas ciencias en el país. En Colombia, la música no estaba incluida en este concepto académico. Con un grupo de maestros nos propusimos su constitución, pues creemos que es esencial para conservar el folclor de nuestro país y para la educación de las nuevas generaciones.

¿Cuándo será la inauguración?
Será el 15 de agosto en el Teatro Colón. Allí rendiremos homenaje al maestro Jaime Llano González con un concierto exclusivo a cargo del grupo de cuerdas de la academia. Esto, más que nada, será una campana de salida, pues nosotros fundamentalmente vamos a ofrecer un aporte de carácter filosófico y artístico a esta ciencia. Nuestra academia, en un principio, se enfocará en el estudio e investigación musical. Una de las grandes misiones que tenemos es que el país no se olvide de los grandes artistas y compositores que ha tenido, y eso es lo que haremos en la inauguración: dar un ejemplo homenajeando al maestro Jaime Llanos.

(Lea también: "El Teatro Colón recuperó su puesto emblemático", una entrevista con Manuel José Álvarez)

¿Qué tipo de actividades ofrecerá la academia al público?
Ahora estamos trabajando en la organización interna de la academia con el fin de poder montar una página web en la que estudiantes, profesores e investigadores puedan encontrar información ordenada y veraz de lo que constituye la música en Colombia. También estamos adelantando las temáticas para iniciar actividades de investigación y ampliar el conocimiento musical que ya tenemos.

Como comentaba, la academia propone rescatar el trabajo de nuestros maestros colombianos y abrir un espacio donde se puedan encontrar sus obras completas y reconocer su labor. Por dar un ejemplo, del artista Josechu García la gente conoce solo  una o dos obras, y la idea es que la gente pueda darse cuenta de lo que ha sido el trabajo de un hombre de esa naturaleza. Nuestra academia abarcará desde música sinfónica, como la del maestro Guillermo Uribe Holguín, hasta la música popular, que es la que realmente constituye nuestra cultura. Es la expresión más auténtica de la nación y con la que la gente se siente más identificada.

¿Por qué diría que es importante cultivar el hábito de la música en nuestra sociedad?
Yo diría que el país está aún despertando en cuanto a la importancia de la música en ese aspecto. Si solo pensamos en la transformación que tienen los niños cuando entran en contacto con la música a corta edad,  nos damos cuenta que los resultados son increíbles. Pareciera que fabrican un escudo contra la exaltación de las bajas pasiones y se educan alejados de los peligros que hoy permean a nuestra sociedad.

La música favorece la creatividad y la intelectualidad, pues la base de esta son las matemáticas.  La persona que logra acercarse a ella sin duda adquiere ciertas destrezas que otras personas no logran. El caso de los niños es solo un ejemplo, pues no hay ningún aspecto de la vida que no se pueda acompañar con música. Esta es, sin duda, un elemento de transformación.

¿Cómo ve el panorama nacional e internacional del país en este aspecto?
Aunque países como Venezuela, donde al menos 45.000 niños reciben este tipo instrucción musical a partir de fundaciones, nos llevan mucha ventaja, pienso que en el país empezamos a descubrir estos proyectos y a tomarlos como ejemplo.  Un caso que inspira es el de la Fundación del Estado para el Sistema Nacional de las Orquídeas Juveniles e Infantiles de Venezuela, de donde salió el maestro Gustavo Dudamel.

¿Qué haría usted, desde la dirección de la academia, para mejorarlo?
Empezar por conformar el archivo de la página para que la juventud tenga ejemplos.  Los jóvenes necesitan un sitio donde puedan encontrar inspiración y saber qué pueden hacer.  A largo plazo, la academia tiene la aspiración de conformar su orquesta, su coro y que grandes directores y compositores salgan de ahí, como ha ocurrido en la Accademia di Santa Cecilia en Italia. Hacia allá se dirigen todas las cosas que hacemos, pero por ahora preferimos enfocarnos en programas más realistas.

¿Quiénes lo acompañarán en este proyecto?
Entre los principales miembros de la nueva academia se encuentran destacados artistas nacionales como Beatriz Arellano, Ruth Marulanda, José Luis Benavides, Frank Preuss, Eugenio Arellano, Raúl Castaño, Alberto Escobar, Luis Fernando León, Luis Alberto Zorro, José Luis Martínez, Héctor Ocho y  Zbigniew Zajac, por mencionar algunos de ellos.

¿Qué invitación le hace a los lectores de Arcadia con motivo de esta inauguración?
Yo los invitaría a darle más importancia a la música en sus vidas. Más allá de invitarlos a participar en nuestra academia, les diría que busquen los espacios en donde puedan disfrutar de esta bellísima expresión del alma.


***

¡Síguenos en nuestras redes para mantenerte informado!
facebook.com/RevistaArcadia // @RevistaArcadia

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com