Wesley nació en Honolulu, Hawái, pero creció en Carolina del Norte.

“La música nos conecta a todos”

El músico afroamericano Kenny Wesley viajó a Colombia como parte de un programa para difundir la música de Estados Unidos. Hablamos con él sobre el arte, el lenguaje y la herencia africana.

2017/02/23

Por Ana Gutiérrez

Kenny Wesley se autodenomina ‘The Soulful Nerd’ (el nerd con alma). Cantante y compositor, toca múltiples instrumentos desde pequeño. Wesley creció en Carolina del Norte mientras su padre militar viajaba mucho y prestó servicio en la Guerra del Golfo. En su infancia fue criado sobre todo por sus parientes femeninos: su madre, sus tías y su abuela. Les da el crédito por su sensibilidad. Estudió en Howard University, una prestigiosa institución tradicionalmente afroamericana. Más adelante, Quincy Jones, curador del festival de jazz de Montreux, lo seleccionó para representar a Estados Unidos en el evento.

Wesley, quien hoy vive en Alemania, llegó a Colombia como parte del programa American Music Abroad (Música estadounidense en el extranjero) del Departamento de Estado de Estados Unidos. Viajó a Perú y Bolivia antes de visitar los centros colomboamericanos de Cali, Armenia, Manizales, Pereira y Bogotá. El 24 se presenta en Bucaramanga y el siguiente día termina su viaje en Medellín. En cada ciudad lidera un taller y luego da un concierto. El mes no se escogió al azar: en Estados Unidos febrero es el Mes de la Historia Afroamericana, y la visita de Wesley conmemora la herencia africana en la música.

¿Cómo ha sido su experiencia en Colombia?

Ha sido increíble, creo que lo que más disfruto es la respuesta de la gente, su aprecio de la música. Eso explica por qué cualquier artista crea obras: para que la gente se conmueva, se inspire y quizás hasta cambie su vida.

¿Cómo funcionan los talleres que hace?

Cada uno es diferente, es difícil resumirlos. Tenemos una idea pero es el público quien determina la dirección que tomamos. Por ejemplo, en uno había muchos cantantes con muchas preguntas muy técnicas, y luego acabé dándoles consejos de vida y financieros para los que querían ser artistas profesionales. No hay dos iguales pero tratamos siempre de compartir un poco sobre nuestra trayectoria como músicos y difundir algunas de las contribuciones estadounidenses al campo.

Estoy muy agradecido que tengamos esta oportunidad porque la gira, como debería hacer cualquier tour cultural, nos da la oportunidad de interactuar cara a cara y recordar que el arte y la música nos conectan a todos.

Además es el Mes de la Historia Afroamericana...

Para mí el mes es mucho más grande que solo música, es sobre el sacrificio de nuestros ancestros por mantener su dignidad, su cultura y lo que queda de conexión con el continente africano. Eso es lo que tratamos de resaltar en nuestras presentaciones. Hemos tenido la gran fortuna de colaborar con grupos afrolatinos en las regiones que hemos visitado, ellos también luchan por preservar y mantener las tradiciones de sus ancestros.

Se refiere a sí mismo como el ‘Soulful nerd‘, ¿por qué?

Cuando llevaba unos cinco años de carrera pensé que era necesario crear una marca que pudiera representarse de manera precisa, tanto en lo musical como persona. Para mí alguien ‘soulful‘ hace todo desde el alma, desde el corazón. En cuanto a ‘nerd‘ quería darle la vuelta a la connotación de algo negativo a algo positivo. Quiero aludir a la inteligencia, a tener múltiples niveles en lo que uno hace. Como artista quiero que mi música tenga muchas dimensiones. Ya tiene muchas influencias: jazz, funk, soul, pop, clásica.

También se nutre de mi formación como intérprete y lingüista. Eso me da más entendimiento y me deja conectarme con más personas. Hablo español, inglés, francés, creole y alemán. Siento que cada vez que uno aprende un idioma, no solo aprende palabras, trae un estilo de vida, una historia conectado a quienes hablan la lengua. Es como abrir la puerta a otra realidad.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.