La Orquesta Filarmónica de Bogotá

“La música clásica está al alcance de todos”

Durante esta primera temporada del año, la Orquesta Filarmónica de Bogotá le apunta a múltiples proyectos académicos y sociales.

2015/02/04

Por María Camila Pérez B.

Además de dar inicio al ciclo de conciertos Contrastes del siglo XIX, que inicia este 6 de febrero y finaliza el 30 de mayo, la Orquesta Filarmónica de Bogotá tendrá una primera temporada agitada que demuestra una mayor vinculación con el público colombiano.

 

Con los colegios…

El año pasado, los músicos de la Filarmónica de Bogotá dictaron clases de música a 8.500 estudiantes de colegios públicos en la capital. Este año, según cuenta el director general David García, ese número se duplicará: 19.000 niños recibirán cuatro horas a la semana de enseñanza musical. Este es tan sólo uno de los proyectos que espera desarrollar la Filarmónica, que desde hace unos años se ha vinculado fuertemente con colegios públicos donde antes no se llevaba la enseñanza musical y que, hoy en día, superan el nivel de lo que se ve en colegios privados.

A través de este tipo de proyectos, la Filarmónica planea incentivar a los jóvenes a que participen en la tradición musical del país, sin importar sus preferencias. Aunque a primera vista el principal problema parece ser competir con los géneros de moda, David García opina que lo más importante es que exista un interés por aprender. Después de esto, lo demás llega naturalmente. Según García, es esencial que los alumnos comprendan que un aprendizaje musical les puede brindar los instrumentos para que se desempeñen igual o mejor que el músico que más admiran, ya sea un cantante de reggaetón, de champeta o de cualquier otro género.  

 

Con las regiones…

Otra meta que espera cumplir la Filarmónica es llegar a un público más amplio que se extiende a las afueras de Bogotá en regiones donde normalmente no llega este tipo de música ni de eventos culturales. “A nadie lo van a devolver de un teatro porque viene del campo, nunca ha escuchado una orquesta o no tiene ni idea de quién es Beethoven. Hay que quitar el estigma que tenemos en Colombia de que la música clásica es sólo para una élite”, insiste Leo Marulanda, director asistente de la Filarmónica, “hay que empezar a hacer el lavado de cerebro en la gente”, añade.

 

Con los diálogos de paz…

La Filarmónica también tiene los ojos puestos sobre los diálogos de paz del Gobierno  y las FARC en La Habana, pues su director considera que tienen una responsabilidad y que su papel en el contexto colombiano trasciende de la mera presentación de conciertos de música clásica. Con el respaldo del Gobierno, espera tener la posibilidad de organizar programas de enseñanza y apreciación musical para todo aquel que ha sido participe en el conflicto que azota al país desde hace tantos años. A través del acompañamiento a víctimas y victimarios, la Filarmónica quiere demostrar que la música es una herramienta esencial de expresión.

 

 

Lea también:

 El reto juvenil de la Filarmónica.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com