RevistaArcadia.com

Llegó el futuro

Desde 1960, el pianista colombiano ha estado vinculado al latin jazz. Es uno de los músicos con más recorrido en la escena musical latina. Mentor de Ángel Canales, instrumentista de los grandes de la Fania en los setenta, hace unos meses lanzó su nuevo disco en Nueva York y dentro de poco saldrá en Colombia.

2010/03/15

Por Andrea Baquero

En 1973, la revista de jazz Downbeat calificó el disco del percusionista Ray Barreto The Other Road con el mejor puntaje (cinco estrellas), y pronosticó que esta sería la música del futuro. En ese trabajo participó el pianista y percusionista colombiano Edy Martínez, quien lanzará a mediados de febrero su nueva producción discográfica, Midnight Jazz Affair, un disco que le costó dos años de trabajo con dieciocho músicos y que ya fue lanzado en Nueva York.

La música del futuro aparece catorce años después de los pronósticos de Downbeat en Midnight Jazz Affair, una producción que ha recibido varias propuestas de grandes disqueras de jazz, pero que se grabó de manera independiente en Nueva York bajo la dirección musical de Edy Martínez y la producción ejecutiva de José Gallegos.

Martínez nació en Nariño en 1942 y a los doce años ya tocaba la batería para Radio Nacional T.V. con la orquesta de Consuelo Velásquez, la reconocida cantante que llevó a la fama el tema “Bésame mucho”. La idea de sus padres era que estudiara medicina. Ellos, músicos, no se dieron cuenta de que Martínez, a los seis años, ya tocaba vallenatos en el acordeón. Cuando tenía ocho, su padre se ganó una rifa que hizo la Banda Nacional de Bogotá para la que trabajaba en ese entonces, y con la plata del premio, que era un Ford, compraron un piano.

Después de dos años de clases en el conservatorio de Bogotá y de recibir golpes en las manos por parte de su maestra extranjera, Martínez decidió convertirse en un músico autodidacta: estudiaba con los libros de armonía y aprendía solos de los discos de Max Roach, Count Basie, Mongo Santamaría y los grandes músicos del jazz, de la música cubana y de la música clásica.

Salsa prehistórica

En 1959, Hernando Becerra, un músico boyacense radicado en Miami, estaba de visita en Bogotá. Al oír la versatilidad que tenía Martínez para tocar jazz y música latina, decidió incluirlo en su banda a pesar de que fuera menor de edad. Edy Martínez se vinculó a la escena mundial de la salsa y el jazz desde 1960, participando en grabaciones del pianista Eddie Palmieri, el timbalero Tito Puente, los saxofonistas Gato Barbieri y David Sanborn, el bajista Ron Carter y el músico Larry Harlow, grabaciones que han recibido reconocimiento a nivel mundial y premios Grammy.

Los arreglos de Martínez y sus interpretaciones del piano y la batería muestran la habilidad de este músico autodidacta que sigue en espera del honoris causa de la Universidad de Nariño que desde hace ocho años fue solicitado por el anterior gobernador del departamento, Eduardo Zúñiga, pero que hasta hoy no ha recibido respuesta. Sin embargo, con el prelanzamiento de Midnight Jazz Affair, el pasado 19 de octubre en Estados Unidos, Martínez recibió el premio de Lifetime Achievement otorgado por la organización Jazz U.S.A., premio que le reconoce su sobresaliente contribución en el desarrollo y la conservación del género musical afrocubano y de jazz latino.

Actualmente Edy Martínez vive en Nueva York y dice que su “música nunca se conserva en su estado primario”. En Midnight Jazz Affair, Martínez sustenta una vez más su argumento, en especial en un tema, “La Guaneña”, una pieza del folclor colombiano en ritmo de 6/8 que arregló para este disco en 4/4 y con la cual logra un sonido de son montuno y cha cha chá. “Es un tema histórico pero con un nuevo concepto”, afirma Martínez, quien logra el enlace perfecto entre la cultura latina y el jazz norteamericano.

La sección rítmica de Midnight Jazz Affair cuenta con músicos reconocidos en la escena mundial del jazz latino como el percusionista colombiano Samuel Torres, el baterista cubano Ernesto Simpson, el bajista puertorriqueño Mike Viñas, el percusionista puertorriqueño Jimmy Delgado y el piano y los arreglos del maestro Edy Martínez. La sección de vientos está a cargo de músicos norteamericanos que completan la tradicional big-band: cuatro trompetas, cuatro trombones y cinco saxofones que interpretan diez temas en este proyecto. Ocho compuestos por Martínez y dos tradicionales: “La Guaneña” y “Disappear” de Marty Scheller. Aunque la música de Martínez está catalogada dentro del jazz latino, se puede entender como música contemporánea, o quizá la música del futuro que pronosticó hace catorce años la revista Downbeat. Este sonido lo podrán apreciar los neoyorquinos a mediados de noviembre cuando se lance oficialmente Midnight Jazz Affair y los colombianos en vivo en septiembre de 2008.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.