Klein está preparando dos libros sobre la vida y obra de Oreste Sindici.

Cinco conciertos inolvidables de 2016

El periodista Alexander Klein cierra nuestra serie para celebrar los mejores sonidos de 2016 con cinco conciertos que abarcan desde el rock moderno hasta la música clásica.

2016/12/14

Por Alexander Klein*

El año del plebiscito por la paz. El año del Zika. El año del ’Brexit’. O el año de Donald Trump. Cada persona y cada nación tendrá su propia etiqueta para el 2016, año ya casi extinto (para bien o para mal). Para los músicos, el 2016 fue el año de la muerte de Pierre Boulez, David Bowie, Gato Barbieri, Prince, Leonard Cohen, y muchos más. Si bien puede considerarse un año fúnebre en muchos aspectos, el 2016 también debe ser recordado por haber sido testigo de varios eventos musicales que levantaron a Bogotá y la convirtieron, por un breve momento, en la sombra de aquella ‘Atenas de Suramérica’ que alguna vez se imaginaron varios cachacos y viajeros extranjeros al caminar las frías y empedradas calles de la ciudad. 

Resumir en pocas palabras un año que tanto ofreció en materia musical a Bogotá no es nada fácil. Reducirlo a una simple lista de cinco eventos, menos fácil aún. Pero de algo servirá hacerlo, en aras de recordar un año amargo por lo bueno que tuvo, y lo bueno que le dio a una ciudad que tiene mucha vida cultural para el que quiera buscarla.

5. Coldplay

Estadio El Campín, 12 de abril

Dejé de escuchar a la banda después de su segundo álbum. Perdí interés y, en un rincón de mi casa están recogiendo polvo los tres discos que tengo de ellos, como viejas reliquias de mi adolescencia. Aún así, es imposible ignorar a 35.000 personas que asistieron al evento para cantar, saltar, llorar y gritar con los cuatro músicos británicos cuya música se ha convertido en la banda sonora de la vida de miles de personas alrededor del mundo. Por eso, y por eso especialmente, Coldplay merece un puesto en esta lista.

4. Lara St. John (violín) y Matt Herskowitz (piano)

Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango, 15 de junio

El recuerdo más vivo que muchos amantes de la música tienen de Lara St. John es el de una mujer semi-desnuda, con violín y arco en mano, en la portada de un disco con música de Bach. Otros la recordarán por su peculiar pasatiempo de pasear reptiles por su cuerpo. Lo cierto es que esta excéntrica violinista es una de las mejores intérpretes mundiales que vinieron a Bogotá este año para dar un recital que fue inolvidable para todos quienes aprecian lo que es escuchar un violín tocado por manos expertas. El importantísimo taller que la misma intérprete ofreció, y al que solo asistieron pocos jóvenes violinistas, también dice mucho acerca de la vida musical en Bogotá: hay oferta, pero muy poca demanda.

3. Retratos de un compositor: la música de Fabián Roa

Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango, 17 de agosto.

Varios lectores estarán sorprendidos al ver este concierto en la lista. Después de todo, Fabián Roa es un nombre casi completamente desconocido en el mundo y a su concierto solo asistió una audiencia que apenas llenó la mitad – por mucho – de la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango. A pesar de esto, el concierto de Roa tiene una trascendencia que pocas, muy pocas personas son capaces de vislumbrar. Y esa trascendencia radica en el hecho de que la composición académica –quizás el género musical más menospreciado de Colombia– tuvo en ese 17 de agosto dos horas y media para ser escuchada en uno de los mejores auditorios de América Latina, interpretada por varios de los mejores instrumentistas del país. Si no es por eventos como este, los compositores de Colombia –porque los hay, y muy talentosos– morirían como la mayoría han muerto hasta ahora: en completo anonimato.

2. Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, dirigida por Gustavo Dudamel.

Teatro Julio Mario Santo Domingo, 28 de junio al 1 de julio.

Gustavo Dudamel es un nombre que no puede ignorarse por una sencilla razón: es el director orquestal  más carismático y enérgico de la actualidad, aspectos que son sinónimos de buena concurrencia de público. Y no es para menos, porque la música sinfónica todavía necesita de figuras como él para hacerla popular y atractiva a públicos colombianos que poco asisten a conciertos de esta naturaleza.

Como habría de esperarse, los conciertos en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo estuvieron prácticamente impecables y la orquesta venezolana volvió a hacer alarde de la inmensa ventaja que le lleva a Colombia y a gran parte del continente en materia musical. La presencia de la prodigiosa pianista Yuja Wang como solista interpretando la Sinfonía Turangalîla de Olivier Messiaen, y la participación casi desapercibida de Cynthia Millar, quizás la mejor intérprete mundial del Ondes Martenot, le dieron el toque final a una serie de conciertos que se acercaron a la categoría de la perfección.

1. Los Rolling Stones

Estadio El Campín, 10 de marzo

Muchos músicos académicos estarán cerrando esta ventana de internet al ver a una banda de música popular en el primer puesto de mi lista. Pero es inevitable. La música, por sencilla o compleja que pueda ser, vive siempre por el impacto social que pueda causar y ningún evento musical del año causó mayor impacto que la visita de los Rolling Stones a Bogotá. Solo fueron 90 minutos aproximados de música pero al Campín asistieron alrededor de 45.000 personas. Y para el lector que siga creyendo que el rock es solo para los jóvenes, cerca del 70% del público estuvo conformado por personas mayores de 40 años de edad. El suelo del estadio estaba encharcado por un aguacero que empezó en horas de la tarde. No importó. Las decenas de miles de asistentes saltaron, bailaron y gritaron acompañados de una de las bandas más importantes de la historia de la música, y ningún evento del año, por mucho, puede equiparar la sensación, energía y pasión que produce estar en medio de tal multitud de personas que por un breve momento se unen para hacer lo mismo: gozar de la música.

* Tiene pregrados en Composición y Teoría musical de la Universidad de Los Andes, institución donde también cursó estudios de historia. Sus artículos han sido publicados en periódicos colombianos como el diario El Espectador y en revistas estadounidenses como Film Score Monthly. Actualmente está preparando sus dos primeros libros: uno, la primera antología de las obras completas del compositor Oreste Sindici (1828-1904) y el segundo, la biografía exhaustiva del mismo artista.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.