García y Prieto en el barrio de Getsemaní de Cartagena. Crédito: José Guiot.

Monsieur Periné: “Somos una colombianidad extraña”

El jueves 12 de enero, el grupo se presenta junto a grandes artistas colombianos como Antonio Arnedo y Jorge Velosa en el Festival Internacional de Música de Cartagena para rendir homenaje a la música del país. Hablamos con su vocalista, Catalina García, y su guitarrista, Santiago Prieto.

2017/01/12

Por Ana Gutiérrez

Monsieur Periné es una banda dedicada al “suin a lo colombiano” con influencias del jazz francés y la música swing de los años treintaen Estados Unidos. Algunos de sus miembros están en Cartagena para tocar en ‘La copla, la canta y la juglaría‘, un concierto a las 7:00 pm del jueves 12 de enero que celebra la tradición musical en Colombia en el Festival Internacional de Música de Cartagena. El evento también cuenta con la participación del rey de la carranga Jorge Velosa y el magistral jazzista colombiano Antonio Arnedo. Antes del evento hablamos con dos integrantes de Monsieur Periné: su vocalista, Catalina García, y su charanguero, violinista y guitarrista, Santiago Prieto.

¿Nos pueden contar más sobre el concierto?

Catalina García: Va a ser en un formato acústico, es mucho más reducido que nuestro formato normal de banda, de hecho solo vinimos cinco músicos de los ocho que conforman el grupo. No vamos a tocar ni con batería ni con nuestros vientos. Pero vamos a tocar con un cuarteto de cuerdas conformado por dos mujeres y dos hombres de diferentes regiones de Colombia.

Santiago Prieto: Además van a estar tres becarios y un profesor de viola. Montamos un arreglo que hicimos para La piragua. Es un homenaje que hacemos porque es un concierto dedicado a la música colombiana, además de nosotros se presentan dos grandes: Antonio Arnedo y Jorge Velosa cantando coplas. También vamos a cantar nuestras canciones.

Catalina, usted estudió antropología en la Universidad Javeriana. ¿Qué puede decir sobre el concierto desde esa óptica?

C.G.: A mí lo que me parece importante es que dentro del festival se destaque la identidad colombiana en todos los escenarios posibles. La música del país es muy diversa y estamos celebrando y dando a conocer esa variedad. El invitado este año es Francia y es interesante ver cuáles son los puentes que hay entre Colombia y otras culturas del mundo, nosotros estamos haciendo parte de este festival gracias a eso, para poner en dialogo esas dos culturas.

¿Cómo llegaron a participar en el Festival?

S.P.: Aunque obviamente es un festival dedicado bastante a la música clásica creo que este año se está abriendo más a otras cosas, como nosotros y otras músicas, como acordeonistas, músicos de jazz brasilero, la musette y así, que tampoco se alejan tanto de la música ‘erudita’. Hacemos parte de la cuota colombiana y eso que somos una colombianidad extraña, es musical mundial hecha desde acá.

Ustedes también participaron en un taller de lutería del festival…

C.G.: Hay un montón de contenidos académicos en el festival. El taller es uno y es uno de los eventos icónicos del festival, cada año se reúnen muchos lutieres y estos espacios son muy bonitos porque son para todos, para las personas que se enteran y que tiene gusto por la música y quieren aprender de ella. Nosotros vinimos porque nos interesa aprender en especial sobre este tipo de instrumentos que son de aquí. Lo nativo es importante.

S.P.: El de hoy era de un maestro gaitero pero hay talleres de luteria de cuerdas y también de construcción de violines, guitarras, vientos…

C.G.: Vienen personas que viven acá en Cartagena, pelados que están aprendiendo y pueden encontrar la manera de vivir de la música no solamente tocándola sino haciendo instrumentos y conociendo su origen.

SP: Y toda la tradición. Vale la pena decir que a uno le da la impresión que es un festival un poco elitista, visto desde afuera. Este año me di cuenta que es todo lo contrario: es muy dirigido a la gente, hay conciertos en pueblos, está muy abierto a enseñar y difundir saberes. La música clásica la disponen a todo el mundo, las boletas son accesibles y hay muchos conciertos gratis.

¿Qué planes tienen para el 2017?

C.G.: Para nosotros es un gran año. Tenemos muchas expectativas porque estamos abordando un reto muy grande en nuestra carrera: hacer un tercer disco. Hemos estado en un proceso muy diferente dentro de nuestra experiencia de componer con otros artistas que hacen música para géneros distintos al nuestro. También nos queremos acercar más al oficio de componer que es diferente al de parase en un escenario a cantar. Este año arrancó con toda desde muy temprano: estamos haciendo conciertos en lugares que no habíamos visitado. por ejemplo Puerto Gaitán en el Meta. Tenemos muchos planes.

Es un año que en general para el mundo es como un reto, ¿no? Estamos ante crisis complejas pero con unas posibilidades de transformarlas en oportunidades creativas. El arte siempre va a ser una herramienta para transformar. Ahora que estamos en este proceso de construir la paz en Colombia, tenemos estos espacios donde a través de la música, de las artes vivas, de la danza del teatro y de cualquier expresión artística se nos permite la cohesión y la creación para la evolución social. Entonces para nosotros es importante estar presentes.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.