Mouse on Mars nació en Colonia, Alemania, en 1993.

Los sonidos dibujados de Mouse on Mars

El dúo alemán, compuesto por Andi Toma y Jan St. Werner, se presentará el viernes 2 de septiembre en el Colón. Sus melodías fragmentadas, fusionadas con la contundencia de la batería de Dodo, templarán las paredes del teatro bogotano. Hablamos con Andi Toma.

2016/09/01

Por Santiago Serna Duque

¿Cómo nace Mouse on Mars?

Cuando estaba viviendo en Colonia fui a un concierto de metal -del que no me acuerdo el nombre- y mi publicista me presentó a Jan St. Werner, mi actual compañero. Desde ese momento, unidos por gustos musicales similares, empezamos a hablar y a reunirnos para intercambiar parte de nuestro trabajo. Después empezamos a producir juntos y encontramos sonidos nuevos que desembocaron en trabajos musicales para la televisión. Finalmente creamos Sonig, nuestro propio sello discográfico. 

Leí en alguna entrevista que eran los tipos más odiados en el estudio, ¿Por qué?

(Risas). Cuando empezamos a grabar música éramos muy molestos para los demás en el estudio porque siempre escuchábamos nuestro material por horas. Lo cortábamos por partes y después lo volvíamos a reorganizar varias veces, buscando sonidos eclécticos. Así que nunca nos quedaba tiempo para escuchar otro tipo de música. Ahora es diferente, pues escuchamos música sinfónica, que es una profunda inspiración para nosotros. Otro género que disfrutamos mucho es el tecno que transita entre lo súperlento y los súperrápido.

A principios de los años noventa eran un dúo de música electrónica. ¿Cómo llega Dodo y su percusión al proyecto?

Recién fundado Mouse on Mars fuimos invitados por MTV para hacer una presentación en Londres. En ese viaje recordé que hace algunos años el multiinstrumentista y vocalista Dodo Nkishi se había mudado a esa ciudad, así que lo llamé para que participara en el show. Dodo aceptó y antes de hacer la presentación nos reunimos en una habitación del hotel, instalamos un sintetizador en el piso, unas congas, y comenzamos una suerte de jam con sonidos electrónicos que incluían timbales. De ese instante resultó un set muy único en el que creamos el extraño concepto que caracteriza a Mouse on Mars y ha funcionado por años. Ese fue un momento épico.

Me hablas de congas, ¿se puede distinguir algún sonido o influencia caribeña en su trabajo?

No, para nada, lo de las congas fue algo fortuito. Simplemente estaba ahí y la adicionamos a la sesión para tener más sonidos. Realmente esa fue la única oportunidad que tuvimos para añadir algún tipo de sonido latino a nuestro set. 

¿Qué se puede sentir en una presentación de Mouse on Mars en vivo?

La música es un lenguaje emocional que se transmite cuando estas en presentaciones en vivo, nosotros queremos que la personalidad de cada asistente se mezcle con la reacción de quienes lo rodean, así formando un gran masa enérgica. En nuestras prestaciones en vivo aspiramos a que el espectador sienta la misma fusión que Dodo, Jan y yo sentimos en escena. Cuando tocamos nos convertimos en un solo personaje. Es una relación indescriptible de armonía entre la audiencia, el artista y los sonidos.

Son 23 años de carrera. ¿Cómo ha sido su evolución artística?

Cuando comenzamos simplemente éramos artistas que creábamos sonidos. Después, a medida que pasaron los años, comenzamos a crear composiciones sonaras. Ahora estamos en una etapa en la que hasta hemos establecido nuestro propio software y app de grabación. Es un gran espectro de oportunidades que aprovechamos, similar a un parque de atracciones que solo crece y crece. Pero mientras nos hacemos viejos esta multifuncionalidad puede confundir a nuestros fans que nos ven apostándole a todo tipo de proyectos con diferentes estéticas. Siempre estamos abiertos a propuestas, aunque en unos momentos es agotador, porque tienes que saltar de un lado a otro mirando lo que el mercado está pidiendo y adaptarte.

¿Cómo surge la idea de dibujar sonidos con su propio software de grabación?

Cuando estábamos creando nuestro set en vivo, había un diseñador gráfico en el estudio que me preguntó: ‘¿crees que es posible utilizar la tableta de ilustración digital para crear música fuera del estudio?’. Su idea me sonó interesante y después de un tiempo intenté conectar una tableta con mi sistema tradicional de secuencia para crear sonidos, pero no funcionó. Él regresó y me dijo: ‘lo que estás haciendo no tiene sentido, deberías crear un programa en el que básicamente dibujas líneas secuenciales con el lapicero digital que se transformen en sonidos’. Así que con la ayuda de Florian Grote trabajamos en un prototipo del programa para Ipad, donde el lapicero es remplazado por el dedo. Finalmente definimos un software democrático en el que se pueden dibujar secuencias para componer un set propio. El 6 de septiembre haremos el lanzamiento del app, llamado fluXpad. 

Su trabajado ha sido un periplo entre sonidos electrónicos y sinfónicos, pasando por la influencia electroacústica de Stockhausen. ¿Cómo ha sido eso?

Trabajar con la Sinfónica de Chicago fue muy impresionante porque ellos desde un principio entendieron nuestra idea de sonido y ritmo. Esa fue nuestra primera oportunidad de trabajar en vivo con instrumentalistas y fue realmente interesante. También hemos creado una estructura compositiva por medio de sonidos eléctricos acompañados de percusión que mezclamos con la voz del mismo Stockhausen, quien ha sido muy influyente en nuestro trabajo.

¿Con que se vienen para el espectáculo en Colombia?

Lo que pueden esperar en Colombia es un compendio de temas que hemos grabado en lo últimos cinco años. Vamos a improvisar en el escenario. Haremos una sesión jam en la que mezclaremos secuencias con partes de varias canciones. Básicamente crearemos sonidos nuevos, muy crudos, con mucho bajo, acompañados por la percusión de Dodo.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com