Peña ha sido director ejecutivo de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Foto cortesía BLAA.

Un año para no olvidar (a nivel musical)

Empezamos una serie para celebrar la mejor música de 2016. Mauricio Peña, director de la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango, comparte los cinco principales momentos musicales del año que se vivieron en Bogotá.

2016/12/12

Por Mauricio Peña*

El año 2016 quedará en la memoria de muchos como un año de inmensas redefiniciones políticas. El Brexit, la elección a la presidencia de Estados Unidos de Donald Trump y el triunfo del No en el proceso para refrendar el acuerdo de paz entre el gobierno colombiano con las FARC son algunas de las principales noticias de este año. A pesar de los vaivenes políticos, de la inmensa sequía que sufrió el país en los primeros meses del año y de las demás noticias que de alguna u otra manera definieron estos doce meses, 2016 también será recordado como un año con una robusta actividad cultural en Bogotá. A nivel musical, el 2016 continuó definiendo a Bogotá como una de las ciudades latinoamericanas con mayor actividad, ubicándola cada vez más, junto con Sao Paulo, Río de Janeiro, Santiago de Chile y Buenos Aires, en el mapa de destinos obligados para muchos artistas que quieren actuar en Suramérica. Por eso, ante un año tan intenso, no sobra hacer una selección de lo mejor que escuché este año – no solo para recuerdo de los lectores sino también para que quienes por una u otra razón se perdieron de estos grandes conciertos, se preparen para un 2017 que viene con importantes eventos musicales para la capital.

Antes de empezar, creo que es importante hacer dos salvedades. La primera, muy importante, es que yo dirijo la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango y asisto a casi todos los conciertos que presentamos en la sala - que son alrededor de 70 al año. La segunda salvedad es que desde luego no asistí a toda la actividad musical de Bogotá y por eso hay conciertos que, por importantes y buenos que hayan sido, no estuvieron dentro de mi consideración para resaltarlos como los más relevantes de 2016 en la ciudad. Dentro de los conciertos a los que no asistí debo incluir los recitales de Valeriano Lanchas, Gaspar Hoyos, Emmanuel Ceysson y La Ritirata en la Biblioteca Luis Ángel Arango, el lanzamiento del Festival de Música de Cartagena con Vadim Repin en el Teatro Colón, el regreso de la Filarmónica de Israel al Teatro Mayor, toda la actividad desarrollada en Matik Matik, la programación de la Filarmónica de Bogotá en el León de Greiff, gran parte de la programación de la Orquesta Sinfónica Nacional, los conciertos de las orquestas juveniles (Batuta, Filarmónica Joven, ensambles de la Orquesta Filarmónica de Bogotá), los festivales al parque, Fidelio en el Teatro Colón, Tristán e Isolda en el Teatro Mayor, a una buena parte del Festival de Música Sacra, el concierto de Esperanza Spalding en el Teatro Mayor, el Festival de Jazz del Teatro Libre ni varios conciertos de rock incluyendo los del Festival Estéreo Picnic y los de Coldplay, Maroon 5, Aerosmith y The Rolling Stones. Y, aún así, ¡asistí a una gran cantidad de conciertos!

Puede ser odioso hacer listas - pero también es divertido. Sin más preámbulos, aquí van los que, para mí, son los cinco eventos musicales que se deben destacar dentro de la vasta actividad cultural que tuvo Bogotá en 2016.

5. Benito Meza y Alexandre Moutouzkine

Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango, domingo 28 de agosto

Los músicos luchan a lo largo de sus vidas por ejercer un absoluto dominio técnico sobre sus instrumentos. Sin embargo, cuando un artista trasciende esa lucha y puede dedicarse a expresarse musicalmente, de manera virtuosa y, además, en diálogo y colaboración con otro artista, ocurre la magia en el escenario. El clarinetista colombiano Benito Meza y el pianista ruso Alexandre Moutouzkine brindaron uno de los más exquisitos recitales de música de cámara de este año en Bogotá. De este mismo nivel vale pena resaltar, también en la Luis Ángel Arango, los recitales de la violinista Lara St. John acompañada por el pianista Matt Herskowitz y el del joven pianista británico Alexander Ullman.

4. Concierto de aniversario de los 50 años de la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango

Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango, martes 12 de abril

Ya había advertido mi posible imparcialidad a la hora de hacer esta selección pero es imposible no recordar este concierto sencillo pero pleno de símbolos y celebraciones. En el recital participaron artistas jóvenes como la oboísta Viviana Salcedo acompañada del pianista Sergei Sichkov, así como artistas ya establecidos como la pianista Blanca Uribe y el organista Pascal Marsault, además del ascendente cuarteto de cuerdas Q-Arte. Además de marcar la celebración de 50 años de actividad musical ininterrumpida, el concierto fue la ocasión para lanzar el disco Compositores de nuestro tiempo 2 que contiene tres obras comisionadas por el Banco de la República a Andrés Posada, Amparo Ángel y Guillermo Carbó, así como la presentación en sociedad del libro Si las paredes hablaran – 50 años de música en la Biblioteca Luis Ángel Arango. Este concierto demostró para muchos cómo la música genera orgullo, comunidad, comunicación y su papel en mostrar la capacidad creativa y propositiva del ser humano. La sala, a lo largo de cinco de las más duras décadas de la historia nacional, ha brindado al público la posibilidad de apartarse por momentos de la realidad, esconderse en su belleza y apreciar lo que sus importantes invitados tienen que ofrecer.

3. Dos conciertos con ocasión de la visita de Gabriela Ortiz a Colombia

Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango y Auditorio León de Greiff, domingo 25 y jueves 29 de septiembre

En años recientes el Cuarteto Q-Arte se ha abierto paso como uno de los pesos pesados de la música de cámara latinoamericana. Por medio de grabaciones, conciertos, festivales y de colaboraciones con diferentes compositores y ensambles del continente, el cuarteto ha hecho en muy poco tiempo una inmensa labor por recuperar obras escondidas, estrenar nuevas creaciones, crear vínculos entre artistas de diferentes países y poner a Colombia en el mapa de la creación de música actual en Latinoamérica. La visita de Gabriela Ortiz a Bogotá, organizada por el cuarteto, permitió al público de Bogotá escuchar importantes obras de esta genial compositora. El primer recital se realizó en la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango. Además del Cuarteto Q-Arte, actuaron en él el flautista mexicano Alejandro Escuer, la percusionista Diana Melo, el clarinetista Javier Vinasco y el pianista Andrés Gómez. A los cuatro días, en el Auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional, el Cuarteto Q-Arte presentó Altar de muertos, una obra comisionada por el Cuarteto Kronos a la compositora mexicana. La presentación de la obra, que más que un recital fue un evento estético, fue hecha en colaboración con el programa de artes escénicas de la Universidad Nacional, contó con la dirección escénica de Rolf Abderhalden y fue parte de la programación del Festival de Música Sacra de Bogotá.

2.Dos actuaciones de la Orquesta Filarmónica de Bogotá

Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, 20 de febrero y 8 de septiembre

El año inició con un excelente montaje de Salomé, la magnífica ópera de Richard Strauss. El montaje, controvertido para algunos y delicioso para otros (como yo), además de una importante apuesta, fue el proyecto con el que Sandra Meluk, ahora en la gerencia de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, marcó el nivel artístico y la relevancia musical que espera que tenga la orquesta durante su gestión. Hacía mucho tiempo la Filarmónica de Bogotá, dirigida en este montaje por Josep Caballé Domenech, no sonaba tan precisa, delicada y cuidadosa de música tan especial. Pero lo mejor llegaría en septiembre. La apertura del Festival de Música Sacra ofreció a Bogotá un regalo inusual, histórico e inolvidable. Un concierto con la Filarmónica de Bogotá con tres obras del compositor polaco Krzysztof Penderecki, quien dirigió dos de ellas. El concierto, incluyó, además a la elegante y delicada pianista lituana Muza Rubackyte actuando como solista en el Concierto para piano del compositor polaco.

1. Orquesta Filarmónica de Viena

Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, 5 de marzo

En un programa dedicado en su primera parte a obras de Wagner y en su segunda a la Sinfonía Manfred de Tchaikovsky, la Filarmónica de Viena dio cuenta de su reputación como una de las orquestas más importantes de la historia. El refinado sonido vienés del ensamble, bajo la dirección de Valery Gergiev, encantó a quienes tuvimos la fortuna de asistir. No sobra resaltar aquí la fortuna que ha sido en años recientes disfrutar del sonido de importantes orquestas en Bogotá ni dejar de destacar la actuación de la Sinfónica Simón Bolívar que, bajo la dirección de Gustavo Dudamel y la actuación de la pianista Yuja Wang y de Cynthia Millar en las ondas Martenot, presentaron el pasado 28 de junio la Sinfonía Turangalîla de Olivier Messiaen – una oportunidad que (hasta donde recuerdo) solo había tenido la ciudad en 1993 con la Orquesta Filarmónica de Bogotá bajo la dirección de Francisco Rettig.

Así que, si usted es de los gomosos que ya está preparándose para el 2017 o esta columna le ha generado algo de curiosidad, le recomiendo programarse para lo que trae el próximo año: además de la avalancha de programación cultural que traerá el año de colaboración entre Colombia y Francia, Bogotá disfrutará de dos recitales del contratenor británico Iestyn Davies, recitales del clavecinista Jean Rondeau y del ensamble vocal Organum, así como conciertos de los cuartetos Tana, Danés y Béla en la Biblioteca Luis Ángel Arango. El Cuarteto Emerson presentará dos recitales, uno en la Luis Ángel Arango y otro en el Teatro Mayor, escenario en donde también actuarán el pianista Simon Trpceski, la Staatskapelle Dresden y la Orquesta Nacional Rusa en el Festival Bogotá es la Rusia Romántica. En el mismo teatro se presentará también el Cuarteto Kronos. En cuanto a conciertos de rock, destaco las presentaciones de The Strokes y Catfish and the Bottlemen en el Festival Estéreo Picnic, el concierto de The 1975 y el espectáculo de Cirque du Soleil inspirado en la música de Soda Stereo.

¡Bienvenido sea el 2017!

*Ha sido director ejecutivo de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, gerente de los proyectos de música de la Secretaría de Cultura Recreación y Deportes de Bogotá y coordinador artístico y pedagógico de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia. Ha sido profesor en los programas de administración y gestión cultural de las universidades Javeriana y del Rosario en Bogotá, así como jurado de diferentes concursos y audiciones para entidades como el Ministerio de Cultura de Colombia, el Banco de la República, la Filarmónica de Bogotá y el Teatro Colón de la misma ciudad. Actualmente es el director de la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.