RevistaArcadia.com

¡Música para todos!

Desde el 5 hasta el 12 de enero del año que viene se llevará a cabo la segunda edición del evento más importante de música culta del país. ¿Qué es lo que no se puede perder?

2010/03/15

Por Andrea Baquero

El Festival Internacional de Música de Cartagena, que se estrenó el año pasado y que convocó a más de veinte mil personas, es uno de los pocos espacios –si no el único– en el que el público colombiano puede apreciar tanta variedad de repertorio interpretada por los mejores músicos del mundo.

La excelencia en cuanto a repertorio e intérpretes se debe a la participación de Charles Wadsworth, director artístico. Este pianista es el fundador y director de la sociedad de música de cámara del Lincoln Center y se ha dedicado a formar audiencias durante veinte temporadas.

Como si fuera poco, el director artístico asociado es el pianista Stephen Prutsman, quien además de haber ganado la medalla en la competencia internacional de piano Tchaikovsky en 1990, es compositor, director y arreglista. Desde 2004, Prutsman trabaja como director artístico asociado de la St. Paul Chamber Orchestra en donde desempeña el mismo papel que para el festival de música de Cartagena: programar conciertos, interpretar música de cámara y escribir repertorio.

Para el 2008, el Festival presentará un programa que resulta llamativo debido a la variedad de formatos y repertorio. El evento ofrecerá música desde el barroco hasta contemporánea, pasando por los grandes compositores de la música del clasicismo y del romanticismo con un énfasis especial en la música brasileña y del impresionismo francés.

La inauguración del Festival se hará en el Teatro Heredia con el estreno mundial de la Obertura Cartagena Palekumbé, una composición que el Festival le comisionó al venezolano Paul Desenne. “Uno de los aspectos que interesan a la organización del Festival es la inclusión de obras, compositores y músicos latinoamericanos porque es importante aprovechar este evento para abrir las puertas a nuevos compositores y nueva música”, aseguró Maria Teresa Mendoza, encargada de prensa.

Esa misma noche se presentará el Concierto para piccolo, cuerdas y continuo de Vivaldi, el Concierto para piano y orquesta en sol mayor de Ravel y la Sinfonía No.5 en do menor de Beethoven, un programa que refleja la versatilidad de I Musici de Montreal, la orquesta anfitriona del Festival que cuenta con 15 músicos y que ha grabado más de 40 discos compactos bajo la batuta del ruso Yuli Turovsky.

Con la Orquesta II Musici de Montreal, también estarán participando David Alonso Arboleda y Giovanni Scarpetta en el trombón, Javier Cáceres en el piccolo, Sandra Duque en el contrafagot, Bibiana Ordóñez en el arpa, Alejandro Ruiz y Mario Alberto Sarmiento en la Ppercusión, siete músicos colombianos invitados por la Fundación Salvi que es la organizadora del Festival.

También participará la violinista bogotana Angélica Gámez quien fue invitada a audicionar para los directores artísticos. Gámez interpretará el 11 de enero la Sonata para dos violines y continuo en sol mayor de Pergolessi junto con la violinista finlandesa Elina Vähälä.

Entre los solistas invitados está el pianista francés Jean Ives Thibaudet, reconocido por sus interpretaciones de la música de Ravel y Debussy, grabaciones con las que ha estado nominado al Premio Grammy y con las que recibió el Premio Diapason D´or. En el pasado, Thibaudet era reconocido por sus medias rojas y por llevar ropa diseñada por Versace. Sin embargo, desde hace dos años, la diseñadora Vivienne Westwood, quien ganó su fama por vestir a los Sex Pistols en los años 70, trabaja para Thibaudet. “No es bueno para la gente joven ver artistas vestidos con atuendos de hace trescientos años. No hay nada mejor que una orquesta bellamente vestida. De otro modo, esa tradición pesada encima alejará a la gente joven”, dijo Thibaudet al Boston Herald.

Además de los solistas invitados habrá cabida para la música de cámara con la participación del cuarteto de cuerdas St. Lawrence. Esta agrupación lleva dieciséis años de trabajo durante los que ha recibido diferentes premios por sus interpretaciones de la obra de Schumann. Este cuarteto, que anualmente ofrece más de cien conciertos alrededor del mundo, es residente del Festival de Spoleto de Estados Unidos y desde 1998 sus integrantes ocupan posiciones como maestros de la Universidad de Stanford.

Además de los conciertos, el Festival ofrecerá conferencias y clases magistrales para el público y para los músicos interesados, por lo que no resulta sorprendente que en este momento del año ya se hayan vendido el 97% de las localidades que están entre los 12.000 y los 103.000 pesos.

El Festival traerá figuras de talla mundial y “quiere consolidarse como uno de los eventos obligados de la música clásica”, como afirmó la encargada de prensa.

Esperamos que esta segunda edición tenga un fuerte impacto social ya que está a cargo de la Fundación Salvi. Una organización que busca “contribuir de manera eficaz a la restauración del tejido social utilizando la música como herramienta principal para la lucha contra la violencia y la pobreza en Colombia”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.