La Filarmónica en una de sus presentaciones de fin de año en Compensar. Foto: Cortesía de La Orquesta Filarmónica de Bogotá.

David García: "Se acabaría el sueño de tener un auditorio para la Filarmónica"

La semana pasada se conoció la renuncia del que hasta hace unos días era el Director General de la Filarmónica de Bogotá. En una entrevista con Arcadia, David García expresó que los recursos para proyectos pedagógicos, centros orquestales en cada localidad y un monto de al menos de 15.000 millones de pesos que se dejaron para construir el primer auditorio de la Filarmónica, podrían destinarse a otros proyectos.

2016/01/07

Por Mónica Jaramillo Arias

David García tiene historia con la Orquesta Filarmónica de Bogotá. No solo fue su director desde marzo de 2013 hasta hace algunas semanas, sino que su padre, Raúl García, fue quién la fundó en 1967 y la dirigió hasta 1990. Durante casi 24 años, creció y aprendió a amar la música de la Orquesta tras bambalinas, y hace dos años, bajo la alcaldía de Gustavo Petro, llegó a su dirección.

Durante su administración como director de la Filarmónica, García implementó diferentes proyectos culturales a través de la música. La pedagogía y el sueño de contruir una sede para la Filarmónica de Bogotá fueron la punta de lanza de su gestión. Sin embargo, durante una conversación con Arcadia, el ex director expresó que su mayor preocupación es que con el nuevo cambio de gobierno, las inversiones y adelantos que ya se habían logrado, se supendan.

Esta inquietud tiene sus fundamentos, pues en una entrevista a Caracol Radio, la nueva directora encargada de la Filarmónica, María Catalina Prieto, expresó que el gobierno de Peñalosa “tiene prioridades diferentes”. Según esto, prevalecerán “la seguridad, la construcción de vivienda y la movilidad”. Aunque en ningún momento la nueva directora afirma que no se construirá el auditorio, la pregunta es, ¿Qué pasará con los proyectos que se venían desarrollando?

¿Bajo qué términos se dio su renuncia y qué pasará con la Filarmónica?

Desde un principio nos entendimos con el alcalde Gustavo Petro en que presentaríamos nuestra renuncia al finalizar el mandato. Era obvio que con el nuevo gobierno iban a cambiar a toda la gente independientemente de su gestión. Además, es casi un protocolo. Desde ahora, la Filarmónica funcionará bajo la dirección provisional de María Catalina Prieto. Una persona que prestaba apoyo administrativo en la Orquesta y estaba dentro de la planta temporal.

¿Cómo recibió la Orquesta al principio de su gestión?

Yo me vinculé en marzo de 2013. Esto obedeció a que tengo una historia larga con la Filarmónica. Primero, estudié música cuando niño, y mi padre fue el fundador y director durante al menos 24 años. Por esta razón recibí la invitación a ser director. Cuando la acepté, la Filarmónica ya tenía el prestigio de ser la mejor del país, pero básicamente se dedicaba a gestionar los conciertos de la Filarmónica y nada más. Lo que yo hice fue comenzar a crear nuevas orquestas con los jóvenes de gran talento y alta calidad. En estos dos años logramos atraer a muchos jóvenes y niños.

¿Cómo la entrega?

El resultado de mi gestión es un proceso a largo plazo que hoy se ve reflejado en 25 orquestas más La Orquesta principal de Bogotá, que es la vitrina de toda la entidad. Además, durante estos últimos años abrimos diferentes programas musicales para niños de forma gratuita. Hoy por hoy, la Filarmónica de Bogotá da clases a 16.121 niños y para este año estaba proyectado que se ampliara a 17.600. De esos procesos de formación en las instituciones educativas, es importante, además, que se crearon orquestas, coros y bandas de viento en los colegios públicos. 

Lo importante de todo eso, es que ese plan de formación musical es algo novedoso. Se está garantizando a los niños desde su temprana edad hasta que son adultos, toda la cadena evolutiva musical. Un proyecto que países como Venezuela ya han implementado y ha dado buenos frutos.

A parte de la pedagogía musical, ¿Qué otros programas tenía?

Bueno, otro programa que creamos son los centros orquestales. Un convenio con diferentes localidades que pretende crear una filarmónica para cada localidad. Hasta el momento se desarrollaron en Usaquén, Chapinero, Tunjuelito, Teusaquillo y la candelaria. Y para 2016 debería crecer el número de convenios.

43 coros y 8 bandas de viento se han abierto. Aparte de esto, un resultado importante es que a través de las orquestas se ha multiplicado la oferta musical para la ciudad, pasando de 90 conciertos a un promedio de 620 al año. Esto es algo trascendente para Bogotá, porque La Filarmónica entró a la vida cotidiana de los ciudadanos. Hemos creado nuevos públicos para la música en colegios, iglesias, barrios y parques. Esto está garantizando que existan conciertos didácticos, de carácter popular, que haya un vínculo con la sociedad y que se ‘democratice’ la alta cultura.

¿Y en cuanto al proyecto de construir el primer auditorio para la Filarmónica?

En los dos últimos años logramos conseguir un terreno. Después de 48 años de búsqueda y de una necesidad evidente de la ciudad, logramos comprar un terreno cerca del complejo deportivo el Campín. Abarca cerca de 9.400 metros cuadrados y además conseguimos que el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional desarrollara el proyecto de diseño arquitectónico estructural. En la última sesión del Concejo de Bogotá, que fue en noviembre, quedó aprobado un presupuesto para que se comience a construir.

Dejamos 15.000 millones de pesos para implementarlo, lo único que tendría que hacer el nuevo alcalde es solicitar al Concejo de Bogotá las vigencias futuras para que se garantice el inicio del auditorio, la futura sede de La Filarmónica de Bogotá.

Lo que pasa es que, como acabo de enterarme, eso no es una prioridad para la nueva administración, cosa ante la cual creo que el mundo de la cultura debe pronunciarse, pues es una necesidad. La información ya es oficial y la nueva directora encargada de la Filarmónica hizo la declaración públicamente.

Según esto, se acabaría el sueño de tener un auditorio. Uno que esté ubicado en el corazón de la ciudad, donde tanto la zona norte y sur, que son quienes más lo necesitan porque no tiene auditorios de música cerca, podrían acceder fácilmente.

Teniendo en cuenta eso, ¿Qué tanto cree que podría afectar el cambio de un gobierno de izquierda a uno de derecha, específicamente, al ámbito cultural?

Desde mi experiencia personal, que viví en Viena durante muchos años, aprendí algo muy importante: las políticas culturales no deben estar sujetas a cambios de gobierno, deben ser políticas de Estado. Por esa razón, lo subrayo, en nuestro país vecino [Venezuela] existe un sistema nacional de orquestas tan exitoso. Ellos en este momento dan clases, según un informe que leí ayer, a 783.000 niños. Por eso tienen un [Gustavo] Dudamel y han logrado producir grandes músicos. Es un proyecto que nació con el presidente Carlos Andrés Pérez en la década de los setenta, y continuó vigente con todos los presidentes hasta Chávez y Maduro.

Eso es un ejemplo de que no debería haber diferencias entre derecha e izquierda en la cultura, pues es para las dos igual de importante. Evidentemente, los resultados de cuidar esos procesos se ven solo a largo plazo. Cambiarlos cada dos, tres o cuatro años, crea mucha inestabilidad. Tenemos que ser conscientes de que Colombia se avecina a la firma de la paz, y en esto, el Ministerio Cultura y La Orquesta Filarmónica deben jugar un rol importante. Los procesos de formación a través de las artes para las víctimas y los futuros desmovilizados, son esenciales.

Esa es la magia de las artes: además de ser una catarsis, son un instrumento que permitirá reconstruir los tejidos sociales que se han roto en nuestra sociedad. Por eso debe ser pensada a largo plazo.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com