Andrés Ospina nació en Bogotá en 1976

Andrés Ospina: canciones para mi muerte

Con esta 'playlist' fúnebre preparada por el autor de ‘Chapinero’ y ‘Ximénez’, damos inicio a nuestra incursión en el mundo del streaming.

2016/05/27

Por Andrés Ospina

Morirme no está dentro de mi horizonte inmediato de planes. Pero ante lo inevitable, precauciones. O mejor… preproducción. Si en vida he padecido de fobia aguda al silencio, me dolería todavía más que mi funeral —al que de antemano invito a todos los lectores de estas líneas — estuviera mudo.

Así pues, por generosa solicitud de mis amigos de Arcadia, a continuación les comparto una selección con algunas de las canciones que espero mis dolientes, si es que existen, reproduzcan durante tan magna ceremonia. ¿Alguno de ustedes se encargaría?

Aquí voy…

1. End of the Line (Travelling Wilburys)
Si bien la versión disponible vía Deezer es de Paris Music, dudo que exista balance más reflexivo sobre lo que implica la existencia humana. Ruego, de ser posible y llegado el momento, acudir a la original.

2. The End of the End (Paul McCartney)
Injusto sería excluir a sir Paul, alguien que ha acompañado mis días desde siempre, de la fiesta

3. La colina de la vida (León Gieco)
Ambientó y consoló infinidad de tristezas de juventud. De hecho aún hoy lo hace.

4. Golden Slumbers / Carry That Weight / The end (The Beatles)
Mis adorados cuatro y su sabiduría, tan oportuna para un final: “And in the end the love you take is equal to the love you make”.

5. Last train to London (E.L.O)
Por alguna inexplicable razón siempre he profesado una admiración confesa por esta ciudad. Me gustaría despedirme de ella en conformidad con la relevancia que ha tenido para mí

6. Innuendo (Queen)
Una inyección de majestuosidad solemne en la voz e instrumentos de cuatro de los más grandes. Subiría un tanto los ánimos en un momento algo tristón.

7. Shipbuilding (Elvis Costello and the Attractions)
Aunque las Malvinas parecen guardar poca relación con el fallecimiento de un bogotano arquetípico, su forma como describe las paradojas de los conflictos bélicos me parece un buen ‘statement’ de pacifismo. Aparte, amo al intérprete en cuestión.

8. Mi casa en el árbol (Jorge González)
El gran Jorge, en su momento líder y fundador de Los Prisioneros, está entre los pocos que en creaciones como ésta ha conseguido interpretar mucho de lo que siento y añoro.

9. Cuando vuelva a tu lado (Mike Laure)
Una dedicatoria a Marcela, tras partir de la premisa de que existe algo después de esto.

10. Todo tiene música (Donald)
Pocas obras musicales han conseguido animarme tanto como esta. Recomiendo a quienes puedan ver el video correspondiente, sumamente gracioso.

11. Come Sail Away (STYX)
Salvó mi vida tantas veces, que excluirla de mi despedida sería además de aburrido, desconsiderado.

12. Just For Today (George Harrison)
Un llamado del portentoso Hari Georgeson a disfrutar de cada instante de manera serena.

13. Silent Lucidity (Queensyriche)
Marcó el inicio de mi adolescencia y el temor que aún profeso por hacerme adulto. Además es épica.

14. Moonlight Serenade (Glenn Miller)
En mis tiempos de borracho la oí muchas veces, inmerso en un llanto salvador. Sería bueno que los convidados hicieran lo mismo, por una vez.

15. Ice Cream Man (Tom Waits)
Otro de aquellos himnos vitales, en la voz de uno de mis intérpretes predilectos. Haría más divertida la velada.

16. Y por tanto (Charles Aznavour)
Tributo a la gran Beatriz, mi señora madre, y a mi nana, a quienes tanto debo. Siempre fueron fanáticas del galo en mención y sería una manera de reconocer su lugar en lo que… fui.

17. Wanderlust (Paul McCartney)
El único artista que repite en este listado. Dentro del contexto de mi deceso sería una suerte de plegaria para que mi alma vague tranquila, venga cuanto venga.

18. El círculo (Kevin Johansen)
La más nueva del compendio. Representa la circularidad de todo cuanto acontece. Oportuna para despedirse.

19. Las cuarenta (Rolando Laserie): Dado que la ciudad y las vivencias de barrio han sido una de mis pasiones fundamentales, sintetiza lo mucho que ambas cosas me han motivado.

20.From Now On (Supertramp)
Simboliza el sentimiento de desesperanza que acompañó mi vida entre mis 25 y mis 30.

21. Bogotá (Pala)
Una necesaria mención a la ciudad de donde vengo. Sobra explicar más.

22. Ripples (Genesis)
Otra de aquellas con las que lloré en innumerables oportunidades. Aparte, la hace de homenaje a quienes tenemos pelo rizado… una comunidad de discriminados por el mundo.

23. La De Da (Ringo Starr*)
Nadie mejor que don Richard Starkey y su burbujeante optimismo para enseñarnos sobre la simpleza de la vida.

24. I know (John Lennon)
Mis palabras finales para todos mis amigos. Ellos entenderán.

25. Old and Wise (Alan Parsons Project)
Un sereno adiós, que espero suene justo cuando me entierren o incineren. Aclaro que preferiría omitir el saxofón al final del tema, cuya evidente lobería sería suficiente como para morirse dos veces.

*En el momento que se elaboró el playlist, la versión disponible de la canción era la de Done Again

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación